Juan Guaidó regresó a Venezuela, entre agresiones e insultos de militantes chavistas

0
434
Juan Guaidó regresó a Venezuela, entre agresiones e insultos de militantes chavistas

La policía bloqueó una caravana de legisladores opositores que iban a recibir al líder opositor, que terminó su gira por Europa y Estados Unidos.

Por: Ludmila Vinogradoff

En un ambiente tenso y agresivo el líder opositor venezolano Juan Guaidó​ aterrizó en la tarde de este martes en el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía, en las afueras de Caracas, en un vuelo de la compañía portuguesa TAP procedente de Lisboa, luego de su intensa gira internacional de tres semanas.

La garantía de que no le iba a pasar nada, que le prometió Diosdado Cabello, el número dos del régimen de Nicolás Maduro​, se la llevó el viento pues la bienvenida que le dio el chavismo no fue tan pacífica como se esperaba. Sus gritos e insultos amenazantes hacían temer lo peor.

En efecto, Guaidó y su mujer Fabiana fueron golpeados por un grupo de unos 200 chavistas a la salida del aeropuerto. También varios diputados recibieron sus puñetazos. Algunos periodistas también fueron golpeados y les robaron sus celulares y cámaras.

Si bien el régimen de Maduro permitió la entrada a Guaidó, quien desafió la prohibición de salida el 19 de enero cuando comenzó su intensa gira internacional que lo llevó a Colombia, Estados Unidos y varios países de Europa, también le envió a los grupos de choque para que lo agredieran al salir del aeropuerto.

El aeropuerto de Maiquetía desbordaba de gente entre los chavistas que agredían con violencia y los opositores que se defendían. En esa marea humana el rojo de las camisetas chavistas se distinguían por su furia y violencia.

Varios periodistas también fueron agredidos entre ellos, la corresponsal de ABC, el reportero gráfico de NTN24, un periodista de TV Venezuela fue salvajemente golpeado y otro reportero del portal Punto de Corte.

“Venezuela: ya estamos en Caracas. Traigo el compromiso del mundo libre, dispuesto a ayudarnos a recuperar la democracia y la libertad. Empieza un nuevo momento que no admitirá retrocesos y que nos necesita a todos haciendo lo que nos toca hacer. Llegó el momento. Todo por Venezuela”, anunció Guaidó en su cuenta de twitter mientras pasaba por la ventanilla de inmigración.

Poco después, en la Plaza Bolívar, en el municipio de Chacao, en Caracas, Guaidó hizo un balance de su viaje.

“Fuimos a buscar compromiso y lo tenemos, habrá una recuperación económica pronta, fuimos hablar del futuro para la reconstrucción de la nación”, dijo al anunciar que las agencias multilaterales crearán un Fondo Venezuela para financiar esos planes.

Anunció que aumentarán las presiones contra el régimen mediante los mecanismos de las sanciones. “Tenemos que detener la explotación clandestina del oro de sangre con lo que la dictadura de Maduro financia a los grupos terroristas y la desestabilización en los países de la región”, remarcó.

“Enfrentamos a criminales y no políticos”, dijo al referirse a Maduro y su entorno. “Queremos participar en elecciones libres y justas, Todos debemos empujar juntos en una sola dirección. Es el momento de avanzar”.

Más aún, Guaidó afirmó que Nicolás Maduro es “un cobarde que no enfrentas al pueblo que te quiere sacar de una vez por todas de ahí”.

El recibimiento estuvo salpicado por enfrentamientos entre chavistas y opositores. Un grupo de diputados seguidores de Guaidó debieron llegar a pie hasta el aeropuerto, bajo el sol y con 35 grados, porque la Policía impidió el paso del ómnibus en el que viajaban.

Para ir al aeropuerto de Maiquetía hay que recorrer desde la capital unos 22 kilómetros de autopista en una zona montañosa que atraviesa dos túneles, el Boquerón I y II, que fueron bloqueados por las autoridades militares y policiales según órdenes del régimen.

El bloqueo de la autopista de La Guaira afectó también a muchos embajadores que quedaron varados sin poder llegar al aeropuerto. El cuerpo diplomático fue invitado para recibir a Guaidó luego de su intensa gira internacional, en la que se reunió con los mandatarios de Colombia, Alemania, Francia, Reino Unido, Suiza, Bélgica, Canadá y Estados Unidos.

La llegada de Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente interino de Venezuela, estaba anunciada para las 15, hora local, pero se retrasó más de una hora. Muchos se adelantaron para llegar temprano, entre ellos, la primera dama Fabiana Rosales, y así evitar los obstáculos de la carretera.

En los pasillos del aeropuerto los empleados de Conviasa, la línea aérea nacional, sancionada por el Departamento del Tesoro de los EE.UU., se propusieron sabotear la llegada del presidente interino. Llevaban pancartas amenazantes que decían: “Guaidó, Traidor, Te sale Tocorón (cárcel)”.

La aerolínea Conviasa y su docena de aviones fue sancionada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Tesoro de EE.UU. para impedir que los funcionarios corruptos del régimen las utilicen. Esta medida parece que ha afectado mucho a Maduro pues amenazó con que iba a demandar al gobierno de Donald Trump ante la Corte Penal Internacional.

Varios pasajeros comentaron a la prensa local que el régimen había enviado al aeropuerto al grupo de activistas chavistas para gritar insultos y arremeter contra los opositores bajo el amparo de las autoridades aeroportuarias, en lugar de poner orden en un lugar público como el aeropuerto principal del país. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí