Nicolás Maduro suspende los vuelos de TAP y abre otro frente diplomático con Portugal

0
409
Nicolás Maduro prometió en Cuba inversiones chavistas para los astilleros de la provincia

Es en represalia por la llegada a Caracas de Guaidó en un avión de la aerolínea portuguesa, la semana pasada

Por: Daniel Lozano

La revolución bolivariana abrió un nuevo frente diplomático al sancionar ayer a la aerolínea portuguesa TAP. Y no solo frontalmente con el gobierno socialista de Lisboa, sino también, de forma automática, con la Unión Europea ( UE), que actualmente debate en su seno aumentar las sanciones contra los jerarcas del chavismo ante la certeza de que Nicolás Maduro no llamará a elecciones presidenciales.

“Debido a las graves irregularidades cometidas en el vuelo TP173 y en apego a la normativa aeronáutica civil nacional, se suspende por 90 días sus operaciones”, anunció ayer el ministro de Transporte, Hipólito Abreu. Las graves irregularidades no son otra cosa que la vuelta de Juan Guaidó de su gira internacional. El presidente interino voló desde Lisboa hasta Caracas la semana pasada a bordo de un avión de la aerolínea.

El castigo consiste en tres meses de sanción, “sin menoscabo de las multas y procedimientos administrativos a que hubiese lugar. ¡ Venezuela se respeta!”, según añadió la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, que en una entrevista televisiva del domingo acusó al presidente legítimo del Parlamento de ser un “traidor a la patria”.

Agentes gubernamentales detuvieron hace una semana a Juan José Márquez, tío materno de Guaidó, al aterrizar en el aeropuerto de Maiquetía, en el mismo momento en que una turba de dirigentes chavistas intentaba linchar al presidente encargado. El gobierno de Maduro acusó a Márquez de portar explosivos sintéticos y lo encarceló en su centro de torturas en la Dirección Militar de Contrainteligencia (Dgcim).

La firmeza demostrada por TAP para sustentar que en su vuelo no había ningún explosivo determinó la consiguiente reacción del chavismo.

“TAP no comprende las razones de esta suspensión, ya que cumple todos los requisitos legales y de seguridad exigidos por las autoridades de ambos países. Se trata de una medida gravosa que perjudica a nuestros pasajeros”, señaló ayer una fuente oficial de la compañía, tras conocer la sanción.

TAP cuenta con el apoyo total del gobierno socialista de Lisboa. “La Unión Europea y Portugal tienen controles férreos para detectar explosivos, esa acusación no tiene sentido. El arresto del tío de Juan Guaidó es un intento de intimidar al presidente (encargado)”, argumentó la semana pasada Augusto Santos, canciller portugués, apenas se conoció la acusación bolivariana.

Otras de las imputaciones contra TAP es que no fumiga sus aviones y que Guaidó viajó hace una semana con una identidad falsa.

No se trata de la primera desavenencia diplomática entre ambos gobiernos, pese a que Portugal es uno de los países europeos con los que el chavismo mantiene mejores relaciones.

En 2017, el gabinete luso desmintió de forma tajante la acusación de que había participado en una conspiración internacional para que los perniles de cerdo, tan tradicionales en Navidad, no llegaran hasta los hogares venezolanos.

El año pasado, el gobierno de Maduro castigó a la aerolínea panameña Copa por trasladar al líder opositor desde Ciudad de Panamá hasta Caracas, tras su primera gira internacional.

“Es imposible colocar material explosivo en una línea comercial europea”, se defendió Guaidó tras conocer la detención de su tío, uno de sus familiares más cercanos, a quien el chavismo convirtió en su preso político de oro.

Márquez viajó desde Boston hasta Lisboa y desde la capital lusa hasta Caracas para acompañar a su sobrino, ya que imaginaba que el chavismo preparaba una bienvenida violenta. Su abogado defensor acusa a los agentes chavistas de colocar el explosivo sintético en el equipaje de Márquez, que jamás podría haber eludido los controles en Estados Unidos, Portugal y la propia Venezuela. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí