Los ingresos crecieron menos que los gastos y enero cerró con déficit primario

1
419

Por: Esteban Lafuente

En enero los gastos del sector público nacional crecieron por encima de los ingresos y llevaron al resultado fiscal al sendero negativo. Así lo reflejan los números oficiales difundidos hoy por el Ministerio de Economía, que marcan que el primer mes del año cerró con un déficit primario de $3766 millones.

El pago de bonos para los jubilados y beneficiarios de programas sociales y el incremento en los subsidios por el congelamiento de las tarifas de servicios públicos y el transporte explican gran parte de un resultado que enciende luces amarillas, mientras el Gobierno prepara su propuesta de quita para los acreedores de la deuda argentina.

Las planillas oficiales marcan que los ingresos llegaron a $395.225 millones, con un incremento nominal del 40,3% respecto de un año atrás. Esto implica una caída en términos reales, al compararse con una inflación del 52,9% acumulada en el período, según el Indec.

Menor aún fue el incremento de los ingresos tributarios (39,2%) y de los aportes y contribuciones a la seguridad social (37,6%), rubro que refleja el menor dinamismo del empleo.

En tanto, los gastos se incrementaron un 50,6%, para totalizar $398.990 millones. En el Gobierno plantean que el 80% del aumento del gasto se vincula con las prestaciones a la seguridad social (bonos para jubilados y programas como la AUH) y las transferencias corrientes, que registraron una suba interanual del 88,7%.

Con estos números, enero resulta el tercer mes consecutivo que arroja un saldo negativo para las cuentas del sector público nacional. En diciembre de 2019, el déficit primario fue de $120.143 millones, mientras que noviembre había cerrado con un rojo de $6397 millones. Octubre, en tanto, había arrojado un superávit de $8527 millones, mientras que septiembre había sido nuevamente deficitario en $25.368 millones. En tanto, enero de 2019 había concluido con un superavit de $16.658 millones.

“Es una señal de alarma”, opinó Federico Furiase, director ejecutivo de Eco Go. “Los ingresos vuelven a crecer por debajo del gasto en un contexto de recesión y donde los impuestos ligados al comercio exterior se empiezan a desinflar por el adelantamiento de cosecha que tuvimos frente a la expectativa de aumento en retenciones”, sostuvo el economista.

El ingreso por derechos de exportación (retenciones) totalizó $23.502 millones en enero, con un incremento del 59,8% con respecto a igual mes de 2019. También subió la recaudación por Ganancias (57,4%) y Bienes Personales (113,9%), aunque este último representó apenas $343 millones.

Por el lado del gasto, uno de los rubros que mayor incremento mostró fue el de los subsidios económicos. Con el congelamiento en los precios del boleto del transporte metropolitano hasta el 30 de abril y las tarifas de servicios públicos hasta julio, el Estado enfrenta mayor presión para cubrir esos montos. Según las planillas oficiales , estas partidas crecieron un 76,4% interanual (34% para transporte, 125% para la energía), para totalizar $30.987 millones.

En cambio, los números muestran un fuerte ajuste en las inversiones. En enero, los gastos de capital cayeron a $11.481 millones, con un desplome nominal del 35,2%. En este apartado, los segmentos más afectados fueron los desembolsos en transporte, que se redujeron un 63,6%; agua potable y alcantarillado (bajó 76,6%); energía (40,7%) y vivienda (48,8%).

A su vez, los gastos de funcionamiento subieron 33,6%, casi 20 puntos por debajo de la inflación acumulada en el período. El gasto en salarios del sector público subió 34,7%.

“Esas son las cuestiones donde el Gobierno muestra que está ajustando o repriorizando gasto, y es parte de lo que se viene diciendo desde el Ministerio de Economía de no intentar llegar a un equilibrio fiscal este año, atendiendo a que el país todavía está en recesión”, afirmó Martín Kalos, economista jefe de Elypsis.

“En ese sentido, no veo que sea una noticia que complique la reestructuración de la deuda. Es un elemento que abona a lo que el Gobierno decía que iba a hacer y a su postura en la negociación”, agregó.

Los números oficiales muestran que el pago de intereses de deuda demandó en enero desembolsos por $87.057 millones. De esta forma, el resultado financiero neto acumulado en el primer mes de 2020 asciende a $90.818 millones, monto que refleja un incremento nominal del 51,3% en comparación con igual mes de 2019. (La Nación)

1 Comentario

  1. Mas pobres, histéricos fabricantes de pobres, y bueno seguiran en el poder por mucho tiempo, ya que a la mayoría le encanta el populismo, no trabajar y vivir sin esfuerzo, culo pa arriba.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí