Por los rumores, hubo un mercado sin compradores y con precios en baja

0
401
El Estado se quedaría con más del 53% mientras el productor perdería plata

Por: Dante Rofi

“Desde temprano, cuando comenzó el rumor sobre el aumento de las retenciones, la intención de los compradores (exportadores e industria procesadora) fue no dar precios, pero cuando la confirmación del cierre del registro de ventas externas fue oficial, directamente el mercado se apagó”, contó a la nacion una fuente del sector comercial sobre el impacto en el ámbito de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) de la posible suba de los derechos de exportación de la soja.

Añadió que el único precio que trascendió al cabo de la rueda fue US$130 por tonelada de maíz para entregas entre el jueves y el viernes, un valor que, igualmente, resultó US$10 inferior al vigente el viernes.

En cuanto a la soja, cabe recordar que durante la semana pasada el valor de la mercadería disponible cayó un 6,1% en la BCR, de 245 a 230 dólares por tonelada. Esa caída fue consecuencia de la debilidad externa de los precios, pero, también, de un contexto regional de mucha oferta, con las cosechas de Brasil y de Paraguay en marcha, y ante el inminente inicio de la recolección argentina.

Así, el principal punto de referencia sobre el impacto de la noticia en el mercado de granos local fue el Matba Rofex, la plaza donde se operan los futuros agrícolas. Allí, las posiciones mayo y julio de la soja cayeron un 2,45 y un 2,48%, al cerrar con ajustes de 219 y de 223,80 dólares.

En esa caída estuvo contenido también el fuerte descenso que registraron los precios de la soja el lunes en la Bolsa de Chicago, producto del temor global que genera el coronavirus, que amenaza con demorar de manera indefinida las compras que China se comprometió a hacer en EE.UU. y con afectar las finanzas mundiales. Ayer, mientras el maíz y el trigo se volvieron a cotizar con mayoría de bajas, la soja logró desmarcarse del resto y cerró con leves alzas, por la posibilidad de menores exportaciones argentinas. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí