Sin Juntos por el Cambio, el oficialismo aprobó el recorte a las jubilaciones de privilegio para magistrados y diplomáticos

0
363
Sin Juntos por el Cambio, el oficialismo aprobó el recorte a las jubilaciones de privilegio para magistrados y diplomáticos

Por: Laura Serra

En un escenario de fuerte tensión, el oficialismo dio media sanción hoy en la Cámara de Diputados al proyecto que recorta las jubilaciones de los magistrados y de los diplomáticos. La iniciativa se aprobó en un rápido debate tras la inesperada salida del recinto del bloque de Juntos por el Cambio, que denunció que el quorum se alcanzó de manera irregular con la presencia del embajador designado en Brasil, Daniel Scioli.

“¡Chantas! ¡Vayan a cobrarles a los jueces!”, gritaba desde sus bancas el oficialismo mientras los opositores de Juntos por el Cambio emprendían la retirada y amenazaban con denunciar el hecho en la Justicia. Pese al escándalo, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, ordenó continuar la sesión, que finalizó tres horas después. En un recinto semivacío, la votación arrojó 128 votos positivos frente a 2 abstenciones, correspondientes al bloque de izquierda. Ahora, la discusión continuará en el Senado.

- Publicidad -

El oficialismo logró su objetivo, aunque con el costo de malograr su relación con el principal bloque opositor, con el que mantenía hasta ahora una respetuosa convivencia. La sesión de hoy pareció marcar un punto de inflexión, a tal punto que en Juntos por el Cambio se escuchaban voces que instaban a no participar, el lunes, en la Asamblea Legislativa en la que Alberto Fernández inaugurará las sesiones ordinarias. Es que, para los opositores, el oficialismo cruzó el límite del atropello.

“Nos retiramos porque esta sesión es inválida y vamos a presentar la denuncia respectiva a la Justicia. El Frente de Todos reunió a 128 legisladores y a un embajador”, acusó el jefe del bloque de Pro, Cristian Ritondo. “Scioli no es más legislador, sino embajador argentino en Brasil y no ha renunciado a su cargo -insistió Mario Negri, jefe del interbloque de Juntos por el Cambio-. Nosotros estamos en contra de los privilegios, vinimos a este recinto a debatir con nuestro dictamen en minoría. Pero no podemos tolerar este atropello que nos recuerda a los peores momentos de la década de 90”.

Massa refutó las acusaciones opositoras. “Hasta que el cuerpo no acepte la renuncia del diputado, Scioli sigue siendo diputado. Y este cuerpo no ha tratado la renuncia del diputado Scioli”, enfatizó. El propio exgobernador bonaerense pidió la palabra y aclaró que recién el próximo 3 de marzo se hará cargo de la embajada en Brasil. “El decreto presidencial aún no se publicó en el Boletín Oficial”, justificó.

En rigor, los desacuerdos entre Juntos por el Cambio y el Frente de Todos vienen desde el miércoles pasado, cuando el oficialismo se rehusó a incluir en el proyecto una cláusula que evitara una ola de renuncias en el Poder Judicial y garantizara que los magistrados y funcionarios en condiciones de jubilarse mantendrán los beneficios de la actual ley y no sufrirán los recortes del nuevo régimen. Es que el proyecto del Gobierno establece que los magistrados ya no cobrarán el 82% sobre la base del último sueldo en actividad, sino que ese porcentaje se computará sobre el promedio de las últimas 120 remuneraciones actualizadas. Según las asociaciones de fiscales y magistrados, este cambio redundará en una merma en la jubilación del orden del 20 al 40%.

Para el oficialismo, la cláusula propuesta por la oposición es redundante con la ley 18.037 de previsión social y la rechazó. “Los derechos adquiridos de los magistrados en condiciones de jubilarse están garantizados y no se vulnerarán con el nuevo régimen”, insistieron los voceros del bloque. El bloque de Juntos por el Cambio abonó entonces sus sospechas de que el Gobierno busca colonizar las vacantes en la Justicia con magistrados afines. “El Frente de Todos obturó cualquier posibilidad de negociar”, denunció. El oficialismo tiene otra lectura: a su juicio, el principal bloque opositor armó un “show político” para zafar de un debate que le era incómodo. “Desnuda un pacto entre Juntos por el Cambio y un sector de la Justicia con el objetivo de preservar a los funcionarios de la gestión anterior con causas judiciales pendientes”, indicaron los voceros del bloque que preside Máximo Kirchner. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí