Advertencia de la OCDE: la expansión del virus frena el crecimiento global

0
362
Coronavirus: hay menos contagios pero la epidemia sigue creciendo

Para la organización, la economía mundial debería crecer el 2,4% en 2020, su nivel más débil desde la crisis de 2008

Por: Luisa Corradini

La epidemia de coronavirus tendrá serias consecuencias sobre la economía mundial, que debería conocer este año su crecimiento más débil desde la crisis financiera de 2008, advirtió ayer la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), intimando a gobiernos y bancos centrales a actuar lo antes posible para evitar un mayor impacto. Esa alarma se produce cuando el mundo parece incapaz de contener el avance del virus que ya provocó más de 3000 muertos.

“El planeta se encuentra en territorio desconocido frente a la emergencia del coronavirus”, reconoció ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS). Su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, agregó, sin embargo, que el planeta nunca vio un patógeno capaz de transmitirse con tanta rapidez, “pero que también pueda ser contenido con las medidas adecuadas”. “No hay otra opción que actuar ya mismo”, insistió Tedros.

Su llamado coincidió con la advertencia lanzada pocas horas antes por la OCDE desde su sede en París. Según la organización, la economía mundial debería progresar solo 2,4% en 2020, su nivel más débil desde 2009. Hasta que comenzó la crisis sanitaria, el organismo -que reúne a las 36 economías más desarrolladas del planeta- preveía una progresión del 2,9% para este año.

Si la epidemia de coronavirus llegara a extenderse por Asia, Europa y América del Norte, el crecimiento mundial podría caer incluso al 1,5% en 2020, informó la organización.

“El mensaje principal de esas proyecciones es la recesión que se producirá en numerosos países. Por eso llamamos a gobiernos y bancos centrales a tomar medidas en las regiones más afectadas lo más rápidamente posible”, afirmó la economista jefa de la OCDE, Laurence Boone.

Para la organización, los gobiernos deben apoyar sus sistemas de salud, acordando salarios suplementarios o excepciones fiscales a los empleados que hacen horas adicionales, incluso creando programas de desempleo parcial para las empresas confrontadas a una reducción de la demanda.

Para la OCDE, China será el país más afectado por la crisis actual, con una estimación de expansión del PBI de 4,9%, en vez del 5,7% previsto en noviembre. La segunda economía mundial podría recuperarse en 2021 y alcanzar una tasa de crecimiento de 6,4%, idéntica a la que tenía antes de la epidemia.

La enfermedad debería pesar menos en el crecimiento de Estados Unidos, con una cifra de 1,9% en 2020, contra el 2% previsto en noviembre, estima la organización.

En la eurozona, donde el número de personas contaminadas no cesa de progresar, el avance económico esperado es ahora de 0,8%, contra una previsión anterior de 1,1%. La Unión Europea (UE) anunció que estudia todas las medidas para proteger su economía de la crisis. Según las estadísticas del bloque, hay cerca de 2100 casos de contaminación registrados, repartidos en 18 de los 27 países de la UE, con un total de 40 muertos.

El comisario europeo del Mercado Interno, Thierry Breton, estimó ayer que, desde enero, la industria del turismo del bloque perdió cerca de 1000 millones de euros por mes debido a la epidemia.

Bruselas controla con particular atención a Alemania e Italia. Ambos países podrían entrar en recesión en los dos primeros trimestres de 2020, “aunque es muy temprano para confirmarlo”, precisó Breton.

Según la OMS, ayer había un total de 90.000 casos en 70 países, aunque la gran mayoría -casi el 90%- se encuentran en China. De los 8800 casos registrados en el resto del mundo, 81% se centralizan en Irán, Corea del Sur, Italia y Japón.

En las últimas 48 horas se produjeron casi nueve veces más casos fuera de China que adentro. Italia registró ayer 18 muertos más, con 1835 casos confirmados, la mayoría en las regiones de Lombardía y el Véneto.

Irán comunicó otros 12 decesos y elevó el número total a 66. Una de esas víctimas fue Mohamed Mirmohammadi, uno de los principales asesores del líder supremo Ali Khamenei. Por su parte, las autoridades sanitarias de Estados Unidos confirmaron la muerte de cuatro personas y en total son seis los fallecidos en ese del país. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí