En siete provincias no comenzaron las clases con normalidad

0
403

Aunque desde la Casa Rosada destacaron que fue el mejor inicio de un ciclo lectivo en la última década, en total siete provincias no comenzaron ayer las clases con normalidad.

Con mayor o menor impacto, las medidas de fuerza afectaron las aulas en Santa Fe, Entre Ríos, Tucumán, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Jujuy. En Tucumán, Neuquén y Santa Cruz, además, el reclamo docente se trasladó con fuerza a las calles.

En Tucumán, miles de docentes autoconvocados marcharon hasta la Plaza Independencia en rechazo de la conciliación obligatoria dictada por el gobierno de Juan Manzur. El conflicto se desató porque los docentes exigen la aplicación de la cláusula gatillo, para resguardar los salarios de la inflación. Manzur podría revisar la medida, según fuentes gremiales y del gobierno tucumano.

El paro se extendió a las escuelas públicas y privadas de Santa Fe, donde la ministra de Educación, Adriana Cantero, señaló que el aumento ofrecido por el gobierno de Omar Perotti es igual o superior al de otras provincias que no fueron al paro. De todos modos, señaló que prepara una nueva propuesta para los maestros, que también reclamaron por el retraso en el pago de los haberes.

En Entre Ríos se inició ayer el paro de 72 horas decidido por la asociación gremial Agmer, que informó un acatamiento del 95%. Está previsto que mañana los gremios marchen hasta la Casa de Gobierno, que encabeza Gustavo Bordet.

“Santa Fe y Entre Ríos son dos provincias con las que estamos dialogando y tenemos mucha confianza que en las próximas horas se pueda resolver el conflicto”, dijo el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, que ayer visitó Formosa, Santiago del Estero y Tucumán.

En la capital neuquina, los docentes nucleados en el gremio de ATEN marcharon por las calles céntricas en el primer día del paro de 48 horas. Reclamaron que el gobierno de Omar Guitérrez presente una nueva propuesta salarial que contemple la inflación. El gobierno provincial ya había advertido que no considera viable la cláusula gatillo.

En Jujuy, los gremios ADEP y Cedems convocaron un paro de 24 horas, pero el acatamiento habría sido menor luego de que el gobierno del radical Gerardo Morales advirtiera que iba a descontar el día.

En Santa Cruz, la Asociación de Docentes Santacruceños (Adosac) comenzó ayer un paro por 48 horas, con marchas y asambleas, tras señalar que no fueron notificados de la conciliación obligatoria que el gobierno de Alicia Kirchner dictó el sábado a última hora, al filo del inicio del ciclo lectivo.

Aunque el gobernador Mariano Arcioni encabezó un acto para inaugurar el ciclo lectivo la semana pasada, las clases en Chubut se vieron afectadas por un paro de 72 horas decretado por los gremios docentes. La provincia viene de un extenso conflicto, que afectó un total de 17 semanas en 2019. Los gremios desafiaron con no acatar la conciliación y complicaron más al mandatario. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí