En el Gobierno dicen que no volverán a negociar con el campo por las retenciones: “Ellos quieren ganar siempre”

0
454
La Mesa de Enlace posterga un paro y negocia con el Gobierno sobre las retenciones

La Casa Rosada no reabrirá las negociaciones con las entidades por la suba en las retenciones a la soja, a pesar de la convocatoria a un paro de cuatro días.

Por: Pablo Ibáñez

El Gobierno reaccionó con dureza ante la decisión de la Mesa de Enlace de convocar a un paro de cuatro días en contra del aumento de las retenciones a la soja, que pasaron de 30 a 33 puntos.

En Casa Rosada, el planteo inmediato fue que no hay margen para reabrir las conversaciones con las entidades. Así lo confiaron a Clarín fuentes del entorno presidencial. “Ya negociamos. Solo que ellos quieren ganar siempre”, fue la respuesta de una fuente oficial.

La determinación del gobierno es de no reabrir las negociaciones con las entidades por los cambios en las retenciones, aumento -que detallan los funcionarios- se produjo en solo uno de los 25 renglones del sector.

“En las conversaciones con los dirigentes nunca estuvo presente ese clima”, dicen en Casa Rosada. Luis Basterra, el ministro de Agricultura que estuvo al frente de las charlas, fue quien avisó de la medida de fuerza al jefe de Gabinete Santiago Cafiero.

Según el gobierno, se atendieron varios planteos acercados por las entidades: la segmentación para la soja y la baja para sectores de las economías regionales.

De hecho, según un informe que circula en Casa Rosada, la suba a 33% para la soja, tiene impacto fiscal neutro para las cuentas públicas porque lo que se recauda por ese aumento se destinará a compensar a pequeños productores y a economías regionales como el arroz o la pesca, entre otros.

El esquema que Basterra le notificó el martes a los dirigentes rurales establece, de hecho, un esquema donde se sube a 33% las retenciones para los grandes productores de soja -con los producen más de 1001 toneladas- se mantienen igual para los medianos -entre 501 y 1000- y se compensa a los que producen menos de esa cantidad.

La segmentación es la palabra clave: a diferencia de la suba de 2008, la de la famosa resolución 125, en este caso se establece un esquema con distinta escala de presión tributaria según el volumen de producción.

En el gobierno se analizó el margen para reabrir la discusión. “Ya fue discutido. Oímos sus preocupaciones y cumplimos con la ley. Los que no quieren cumplirla son ellos”, indicó un funcionario clave en diálogo con Clarín.

Ese es otro factor que invocan el oficialismo. Que la soja a 33% para la soja fue establecido en la Ley de Emergencia Económica que fijo como tope para las Retenciones los 33 puntos.

El proyecto original, propuesto por Cafiero y Basterra, establecía un techo de 35 puntos pero Fernández pidió bajarlo a 33. Así, finalmente, se votó en diciembre con apoyo del oficialismo y de la oposición. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí