Carlos Rosenkrantz pide que se investigue la “falsa denuncia” sobre supuestas cuentas en paraísos fiscales

0
502

El titular de la Corte Suprema requirió al juez Lijo que avance con medidas, tras un WhatsApp anónimo donde se acusa al miembro del máximo tribunal de tener cuentas en Panamá.

El titular de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, solicitó al juez federal Ariel Lijo que avance con medidas, tras un WhatsApp anónimo donde se acusa al miembro del máximo tribunal de tener cuentas en Panamá y otros países, considerados paraísos fiscales.

El integrante del máximo tribunal de justicia se presentó, en el marco de la causa nro. 9347/2019 del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal nro. 4, Secretaría nro. 8, tras tomar “conocimiento de la existencia de esta denuncia en la que se me acusa, con absoluta falsedad y ninguna evidencia que lo avale, por la (supuesta) utilización de sociedades off-shore y por la titularidad de cuentas bancarias en paraísos fiscales, en las que, se alega, habría canalizado sobornos judiciales procurados desde octubre de 2018 tras asumir como Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación”.

Según reza la presentación de Rosenkrantz, “en noviembre y diciembre de 2019 lo denunciado se comunicó masivamente de modo anónimo vía Whatsapp y mensajes de texto con un link a una página Web que sigue operativa”.

El presidente de la Corte asegura que “la acusación también fue enviada de modo anónimo y difamatorio a distintos medios de comunicación y a todas las fiscalías federales desde la casilla de correo justicia-leaks44@protonmail.com”.

Rosenkrantz requirió a Lijo que avance con la investigación pues “la denuncia que se formula es absolutamente falsa. No tengo cuentas bancarias ni sociedades en paraísos fiscales. No soy el propietario ni el beneficiario de las cuentas que falsamente se me atribuyen. Nunca intenté cobrar ni cobré soborno alguno. Todo mi patrimonio está íntegramente declarado”, indicó el miembro de la Corte.

Además, formuló que “la denuncia tiene el solo propósito de afectar mi reputación y de hacerlo durante el tiempo más largo posible. En efecto, el atribuirme el burdo hecho de haber abierto a nombre propio 71 cuentas en distintas jurisdicciones seguramente responde a la aspiración del anónimo denunciante de mantener abierta esta causa durante un tiempo prolongado”.

Según el presidente del máximo tribunal de justicia, “es importante destacar que la denuncia que se formula no fue realizada por quien pueda ser identificado (la denuncia es anónima) y contra quien eventualmente se pueda accionar por el delito de falsa denuncia (artículo 245 del Código Penal)”.

El escrito fue presentado en la mañana de este viernes en el juzgado Federal 4. Consultado Rosenkrantz, el magistrado afirmó: “Esta denuncia, aunque infundada y maliciosa, como todas las demás denuncias debe ser investigada. Pero también oportunamente deberá investigarse quiénes la pergeñaron por poderosos que puedan ser. En cuanto al origen, tengo una sola conjetura y no involucra al gobierno”, dijo el titular de la Corte. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí