Coronavirus: el Gobierno suspende por 30 días los vuelos provenientes de los países afectados

0
459
Alberto Fernández llamó por cadena nacional a estar “unidos” contra el coronavirus y anunció: “Vamos a tomar las medidas que hagan falta”

Por: Delfina Torres Cabreros

El texto del decreto que el presidente Alberto Fernández se dispone a dictar hoy por la emergencia sanitaria vinculada al coronavirus incluye la decisión de suspender por 30 días los vuelos internacionales de los pasajeros provenientes de las zonas afectadas por la pandemia. Según la norma, los países que quedan bajo esa categoría son todos los de Europa, Estados Unidos, Corea del Sur, Japón, China e Irán .

La intención de suspender los vuelos, que confirmaron a LA NACION dos fuentes del Gobierno, se encuentra dentro del mismo Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que instala el “aislamiento obligatorio” por 14 días para las personas que tengan sospechas de estar infectados con el virus covid-19 o arriben al país después de haber estado en zonas comprometidas, entre otros casos.

Se trata del artículo número 9, referido a la “suspensión temporaria de vuelos” y, como todo el decreto, entrará en vigencia el día de su publicación en el Boletín Oficial.

Según pudo saber este diario, el texto contempla la posibilidad de que la autoridad de aplicación prorrogue o abrevie el plazo dispuesto , 30 días, de acuerdo a la evolución de la situación. También podría disponer excepciones a fin de facilitar el regreso de las personas residentes en el país, aplicando todas las medidas preventivas correspondientes, y para atender otras circunstancias de necesidad.

La decisión de Fernández replica la del presidente norteamericano, Donald Trump, que ayer por la noche anunció que para evitar una mayor propagación de la pandemia del coronavirus en Estados Unidos suspenderá los viajes desde Europa para los extranjeros por 30 días.

La medida tomó por sorpresa no solo a las aerolíneas, incluyendo la estatal Aerolíneas Argentinas, sino también a reparticiones internas del propio Gobierno. Hasta bien entrada la tarde, fuentes de ambos sectores aseguraban a LA NACION que, si bien era una posibilidad en caso de que la situación sanitaria se agravara, el Gobierno no tenía previsto tomar una decisión de esta magnitud.

De hecho, ayer hubo una reunión de la que participó el ministro de Transporte, Mario Meoni; el de Turismo, Matías Lammens, representantes del ministerio de Salud, autoridades de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y de las líneas aéreas que operan en el país y, según comentaron a este medio fuentes que participaron, el cierre de la frontera aérea con los países afectados no fue un tema del que se haya hablado específicamente.

Hasta ahora, las reprogramaciones, cancelaciones o suspensiones provisorias de rutas habían corrido por cuenta de las propias aerolíneas que, afectadas por una caída abrupta de reservas, se vieron obligadas a readecuar sus cronogramas. Es decir, la situación se manejaba caso por caso y de acuerdo al criterio de cada empresa.

La reacción de las aerolíneas

Consultados por este medio, y más allá de las enormes pérdidas que anticipan que la medida les generará, los empresarios del sector se mostraron comprensivos. “Como parte de la sociedad debemos entender las limitaciones de nuestro sistema sanitario. Hace un mes Italia tenía la misma cantidad de infectados que nosotros hoy y mirá el resultado al que llegó con las fronteras abiertas. Pertenecer a esta industria es muy doloroso en este momento, pero entiendo a los Gobiernos” , sostuvo el director regional de una importante aerolínea europea.

“A esta altura, no creo que podamos opinar” , dijo otra alta fuente del sector de aerolíneas privadas. “El Ministerio de Salud marca las medidas que considera necesarias y estamos colaborando en todo lo que nos sea posible y esté a nuestro alcance”, añadió.

La medida afectará a miles de pasajeros internacionales. Para tomar dimensión, basta con revisar algunos números de los últimos días. Según datos del mercado a los que accedió este medio, entre el 1 y el 10 de marzo ingresaron al país por el aeropuerto de Ezeiza 17 vuelos directos provenientes de Italia con 3685 pasajeros. Lo hicieron en aeronaves de Aerolíneas Argentinas (7 vuelos) y Alitalia (10).

En el mismo período llegaron a Ezeiza 46 vuelos directos de España, que transportaron a 13.104 pasajeros desde ese país. Los vuelos fueron de Aerolíneas Argentinas (11), Air Europa (10), Iberia (15) y Level (10). También arribaron 803 pasajeros más directo de España al aeropuerto de Córdoba a bordo de cinco vuelos de Air Europa y otros 198 al de Puerto Iguazú, transportados por la misma compañía. Hay que considerar que esos son solo los vuelos que llegan directamente desde los países europeos mencionados. Los que hacen escala en otro país previo al aterrizaje en la Argentina no están contabilizados. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí