En las Represas trabajan normalmente y las mineras envían personal a su casa. En Río Gallegos a los de Cerro Vanguardia no les aplican ningún control sanitario

1
559

14:30 – Como reveló OPI a partir del conflicto entre la UTA (Unión Tranviaria Automotor) y la UTE Represas Patagonia, en el obrador de las represas sobre el río Santa Cruz, las operaciones prosiguen sin ningún tipo de obediencia al decreto presidencial de aislamiento total. Los choferes afiliados a la UTA que se fueron del obrador de La Barrancosa hace 48 horas denunciaron que la orden interna de las represas es cumplir la cuarentena “adentro y trabajando”.

El gobierno provincial y el nacional, han hecho un perfecto silencio alrededor de este tema de la Represas donde se vulneran todo tipo de profilaxis pero la orden es seguir adelante, pues el consorcio chino así lo exige, dado que son quienes financian el proyecto.

En virtud de la orden (a medias) de que las mineras hagan cumplir al personal el aislamiento de los trabajadores en sus domicilios, anoche llegaron a Río Gallegos dos micros con personal de Cerro Vanguardia. Otros dos colectivos arribaron a Caleta Olivia y uno más llevó personal de la misma minera a San Julián. 

Los dos micros que venían con destino a la capital, fueron demorados en el destacamento de Guer Aike donde el personal policial procedió a controlar la documentación, tanto de los choferes como del personal minero. Pero en ningún caso se dispuso de personal sanitario que controlara personalmente a cada uno, se le tomara la fiebre y se estableciera algún tipo de control físico para determinar si potencialmente alguno de ellos podría estar infectado o era persona de riesgo.

En los dos ómnibus arribó un total de 45 personas, todas ellas perfectamente identificadas tal como consta en la documentación a la que tuvo acceso OPI y se incluye en este informe.

Por otra parte, toda la situación está debidamente registrada en los videos que mostramos en OPI y aportados por el propio personal de minería, quienes destacan en su llegada a la terminal de ómnibus de Río Gallegos, que no hay ningún tipo de control sanitario, contrariamente a lo que se difunde por los medios digitales oficiales y oficialistas de la provincia y como se expresa en los comunicados del propio gobierno. Los trabajadores bajan, cargan sus mochilas y se van a sus casas, sin ser revisados por personal sanitarista de la provincia o privados.

Los testimonios que pudimos recoger indican que las mineras no han sido prohibidas de seguir trabajando y una de las fuentes consultadas al pie del micro dijo lo siguiente “Vanguardia como otras mineras han bajado el nivel de producción, pero lejos están de parar. A nosotros no mandan a casa pero por otro lado ellos generan un recambio. El trabajo sigue porque el gobierno lo permite y además, no controlan nada en Vanguardia ni en otras locaciones mineras en la provincia”.

El personal también destacó que hubo problemas en las rutas por el desplazamiento de micros llevando gente a varios yacimientos “y en todos los casos hubo un llamado al gobierno (Ministerio de Trabajo, Ministerio de Seguridad o al propio Ministros de Gobierno) y los han dejado seguir. AOMA sabe todo, pero hace silencio. En los yacimientos no hay ningún asilamiento”, indicaron, marcando ciertamente una realidad muy parecida con la generada en las Represas. (Agencia OPI Santa Cruz)

1 Comentario

  1. Que hijos de puta que son los que tienen que controlar, resulta que al ciudadano lo tienen cumpliendo cuarentena que ellos mismo violan. que lindo ejemplo, políticos concha de su madre, ojala les agarre el bicho a alguno de esto mierdas

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí