viernes, octubre 30, 2020
14 C
Río Gallegos

Los reveses que podría tener para los gremios provinciales, la Emergencia Económica dispuesta por el gobierno

Los reveses que podría tener para los gremios provinciales, la Emergencia Económica dispuesta por el gobierno

11:00 – El gobierno provincial decretó la Emergencia Económica y Comercial por 180 días (Dec 314/20) con una serie de medidas adecuadas para la circunstancias que van desde prórrogas en los vencimientos impositivos, suspensiones de embargos, líneas de créditos blandos, suspensión de corte de servicios, hasta las suspensiones de las ejecuciones fiscales por parte de la Fiscalía de Estado. Hasta ahí todo es acorde al momento en que se vive en la provincia, con un detenimiento total de las actividades comerciales, económicas y financieras y el enorme impacto que ya tiene en la vida cotidiana.

Sin embargo, la Emergencia guarda para el estado provincial una serie de prerrogativas que no están claras ni establecidas en ningún escrito, pero de hecho si algo tienen estos estados de excepcionalidad, es la facultad para disponer libremente de fondos y  tomar decisiones ejecutivas de acuerdo a las necesidades que el propio gobierno considere prioritarias.

En este marco aparece en el horizonte de las negociaciones salariales de los gremios del Estado, la sombra que seguramente acompañará los próximos meses a los paritarios de uno y otro lado que se sienten a discutir en plena crisis y en este contexto los sindicatos colisionarán con un gran argumento: la provincia no puede hacer frente a ningún tipo de aumento salarial, por la emergencia que vivimos y el colapso de la economía que padece el país y la provincia.

No es casualidad que el viernes 27 el gobierno haya suspendido las negociaciones salariales con los gremios estatales (ATE,UPCN, APAP), luego que el sector docente (ADOSAC) logró acordar un 12% sobre el salario de marzo.

En esta oportunidad, los que han quedado relegados de las negociaciones salariales son los gremios que han sido utilizados para marcar agenda salarial a los otros. Paradójicamente, quienes han ayudado al gobierno a establecer techos de aumentos, hoy son las principales víctimas de las medidas implementadas por el Ejecutivo, entre ellas las restricciones de fondos para aumento salarial.

La otra paradoja del gobierno es que cerró todo tipo de negociación salarial con quienes están en la primera trinchera de la pandemia: el sector de la salud. A partir de la notificación oficial sobre la suspensión de las negociaciones salariales, ATE ha expresado que no le parece admisible que sorpresivamente se hayan suspendido las paritarias, dado que los estatales del sector Salud, son los que están “poniendo el hombro” tanto en Santa Cruz como en otros lugares del país.

Al respecto el gremio señaló “el cierre de la mesa de negociación nos pone en un lugar de absoluta indefensión y desánimo para el combate que todos los santacruceños estamos dando sobre el virus, algunos quedándose en casa y otros trabajando en centros de salud, hogares de ancianos, hospitales, distintas áreas de desarrollo social como los comedores o los servicios convivenciales y áreas esenciales, en un momento excepcional para la vida de todos”.

Y esto se extiende a los trabajadores municipales de toda la provincia que ante la emergencia sanitaria, sus labores esenciales los mantienen activos, fuera de sus hogares y que anualmente están obligados a sentarse en paritarias para mantener sus sueldos más o menos acordes a los desajustes inflacionarios.

ATE consideró que la medida tomada por el gobierno es un virtual “congelamiento salarial” y está a las claras que el Ejecutivo no está dispuesto a hacer concesiones a ningún sector, porque la premisa es no generar diferencias que luego generen problemas. Sin embargo, la falta de defensa irrestricta a los trabajadores en todos estos años por parte de los tres gremios citados, los cuales fueron transformados en test de las paritarias centrales para fijar porcentajes ante otros gremios como ADOSAC, AMET, Judiciales, Viales, etc, hoy muestra toda su crudeza porque los mismos gremios estatales que fueron complacientes estos años con lo que ordenaba el Ejecutivo, mantuvieron a un gran porcentaje de los afiliados por debajo de la línea de pobreza y hoy, además de estar sumidos en la peor crisis salarial, el gobierno les suspende las paritarias, les dice que no habrá aumento de salario y las dirigencias quedan expuestas ante sus afiliados de la peor manera.

Es casi seguro que si la crisis arrecia, el gobierno (tal como es su forma de operar) asigne una partida para darle algún pagó mínimo en negro y “por única vez”, especialmente a los del área de Salud. Sin embargo, lo más probable es que además de quedar todo como está hoy, los problemas del trabajador estatal se profundicen con la decisión del gobierno de volver al escalonamiento de los pagos, los límites hasta dónde y cuánto pagar y tampoco sería extraño, porque puede estar en las potestades de las “Emergencias” auto-otorgadas por el gobierno, la posibilidad que decidan descontar un porcentaje de los salarios y las jubilaciones a partir de un cierto monto, disfrazándolas de “aportes solidarios”, que de solidario no tiene nada porque son medidas compulsivas, impunes y autoritarias, tomadas en virtud de las prerrogativas que se autoimpusieron la gobernadora y sus ministros, como lo hicieron a principio de año Alberto Fernández y su gabinete. (Agencia OPI Santa Cruz)

Más Artículos

5 Comentarios

  1. BIEN AHI OPI LES VUELVEN A PONER LOS PUNTOS SOBRE LA IES JAJAJA YA SABEN LO QUE VAN A HACER LOS KKS Y LOS GRMEIOS MISERABLES NI SIQUIERA SON CAPACES DE LEVANTAR LA VOZ—¡¡¡¡JODANSE MUCHACHOS!!!!

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -