El Gobierno repartió 35.000 kits y espera una suba de contagios detectados

0
331
El Instituto Malbrán analiza 300 muestras diarias de casos sospechosos de coronavirus y puede triplicar ese número, ya que no tiene colmada su capacidad operativa, informó el Ministerio de Salud de la Nación - Foto: Telam

Por: Santiago Dapelo

El Gobierno repartió 35.000 reactivos para el estudio de las muestras de coronavirus en 23 provincias, que se entregaron en la mayoría de los 35 laboratorios provinciales que integran la red nacional de vigilancia de virus respiratorios, y se prepara para una suba “significativa” de casos positivos en los próximos días.

El Ministerio de Salud, a cargo de Ginés González García , comenzó a distribuir los tests el sábado, lo que provocará un salto de casos positivos a medida que los laboratorios comiencen a informar sus resultados, algo que está hasta el momento estuvo concentrado en la tarea que desarrolló el Anlis Malbrán, que por día investigó unas 300 muestras.

Los 35.000 reactivos son la primera fase de envíos de las 500.000 pruebas para detectar o descartar la infección mediante el uso de una técnica de biología molecular (PCR en tiempo real) que compró el gobierno nacional y que repartirá cada tres días entre las provincias.

Además de incrementar los estudios, se sumó el cambio en el protocolo ante los casos declarados como sospechosos . A partir de esta semana, según la definición que el Ministerio de Salud va actualizando de acuerdo con la tendencia epidemiológica de la pandemia, todas las personas con síntomas -fiebre, tos y problemas para respirar- que residan en zonas de transmisión local del Covid-19 serán testeados.

Hasta ahora solo se hacían tests a las personas que presentaban estos síntomas pero que además habían viajado a países de riesgo y habían estado en contacto con otros casos confirmados.

“Nuestra definición de caso sospechoso estaba muy ligada a los viajes al exterior. La nueva definición va a incluir también la neumonía o la infección respiratoria aguda baja. Van a aumentar la cantidad de testeos, pero esto no quiere decir que nos vamos a poner en las esquinas y vamos a analizar a cualquier persona que pase”, explicó en declaraciones radiales Ángela Gentile, jefa del departamento de epidemiología del hospital de Niños Ricardo Gutiérrez e integrante del comité de expertos que asesora al jefe del Estado.

La mirada en “la curva”

Si bien en la Casa Rosada esperan un “crecimiento importante” de casos de coronavirus, que ya suman 820, de los cuales 23 fallecieron, la clave para el presidente Alberto Fernández y el equipo de especialistas que lo asesora es que se mantenga el porcentaje de contagios. “Va a haber más contagios, lo importante es que la curva no crezca”, explicaron fuentes oficiales.

Hasta el momento, en la provincia de Buenos Aires se repartieron 4000 kits de diagnóstico y en la Ciudad de Buenos Aires, los dos distritos que concentran el 70% de los contagiados, otros 3000.

En Entre Ríos, Catamarca, Jujuy, La Rioja, Río Negro, Corrientes, Misiones, San Luis, San Juan, Mendoza, Formosa, Neuquén, La Pampa, Salta, Santiago del Estero, Tucumán y Chubut se entregaron 1000 reactivos. En Córdoba, Chaco y Santa Fe, 2000. Además, el Hospital Garrahan y el Hospital Posadas recibieron 1000 cada uno. Resta aún Tierra del Fuego -no hay vuelos a la provincia-, que recibirá otros 2000 en los próximos días.

“Los casos van a seguir subiendo. Es lo esperable. Lo que no queremos es que suba de forma exponencial. El partido no empezó: va a haber más casos, más internaciones. No queremos que todo sea abrupto, sino lento, para poder responder”, describió Gentile.

250.000 o 2,2 millones

Las estimaciones sobre lo que ocurrirá en las próximas semanas con el brote de la enfermedad en nuestro país depende exclusivamente de la cuarentena, así lo aseguraron desde el Gobierno. Según un informe que el ministro de Salud les presentó a los gobernadores horas antes de que el Presidente declarara la cuarentena obligatoria, hace ya 10 días, la Argentina podría “llegar a principios de mes de junio con un total aproximado de 250.000 casos”, lo que podría ser absorbido por el sistema sanitario, siempre que se adopten una serie de “recomendaciones”, en especial el aislamiento obligatorio.

Pero, sin esos lineamientos o “si no se lograra un nivel alto de acatamiento”, la Argentina no lograría “aplanar la curva” de infecciones, que “superaría los 2,2 millones para el mes de junio”, con el inevitable “colapso del sistema de atención” y el consiguiente incremento “exponencial” de muertes.

“Si mañana aparece un número más importante de casos tampoco pensemos que estamos peor, la situación es dinámica”, anticipó hace unos días la secretaria de Acceso a la Salud y virtual viceministra, Carla Vizzotti, la principal vocera del Gobierno. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí