Fuertes aumentos y escasez de frutas y verduras

1
471
Fuertes aumentos y escasez de frutas y verduras

Subieron el doble o triple en relación a los días anteriores a la cuarentena. Hay escasez de lechuga, espinaca y zanahoria. El Mercado Central publicará precios de referencia.

Por: Martín Bidegaray

La cuarentena comenzó a sentirse en el abastecimiento de frutas, verduras y carnes. En los últimos días, los precios de tomates, papas, cebollas, zapallitos y naranjas, solo por mencionar algunos casos, se duplicó en supermercados. Y, en verdulerías, esos importes triplican a los vigentes en los días anteriores al aislamiento. Varios comercios consultados también indican que falta lechuga, espinaca y zanahoria.

La situación preocupa al Gobierno. El Mercado Central lanzará el martes por la tarde un “compromiso social de abastecimiento”. Allí estarán definidos los precios mayoristas de algunos productos y habrá sugerencias para verdulerías de barrio. “Se trabaja con la idea que  los minoristas tengan un margen razonable. Y queremos que la gente tenga información sobre los precios de referencia”, detalla Nahuel Levaggi, presidente del Mercado Central. Así creen que ayudarán a los consumidores a tomar mejor sus decisiones de compra.

El kilo de zapallitos trepó de $ 35 en la primera semana de marzo a $ 120 por estos días. Los tomates se despachan a $ 30 en los canales mayoristas, pero es casi imposible encontrarlos a menos de $ 60 en verdulerías. Las naranjas estaban a $ 43 en un supermercado líder hasta el sábado pasado, pero ahora se venden a $ 79 en esa misma superficie. Un kilo de papa cotiza a $ 20 en despacho mayorista, pero en las calles tiene un piso de $ 35.

A diferencia de alimentos envasados o artículos de higiene y limpieza, no hay precios máximos en frutas y verduras. El Poder Ejecutivo ordenó que los importes de alimentos, bebidas y productos de higiene y limpieza se retrotraigan a los informados al 6 de marzo por supermercados y mayoristas.

Desde el sector frutihortícola se defienden. “Desde Chajarí (que posee producción de naranjas) salen 40 camiones con naranjas, por ejemplo. Esos camiones, antes, volvían llenos. Ahora vuelven vacíos. Entonces, los costos del transporte son muy diferentes”, dice Mariano Winograd,  presidente de 5 Al Día Argentina y especialista en el sector. Dos mayoristas de ese rubro que pidieron no ser identificados avalaron esas expresiones.

“Antes, los camiones llevaban naranjas y volvían con otros alimentos, cemento, ladrillos, acero, autopartes, lo necesario para la actividad económica en su conjunto. Ahora, solo se necesitan alimentos, medicamentos y artículos de limpieza. Todo el resto no cuenta. Entonces, se despachan menos camiones y  los costos crecen”, detalla un productor del interior, que pidió no ser identificado.

Las verduras de hoja -lechuga, espinaca- se cosechan en quintas del conurbano. Sus productores no cuentan con permiso de circulación para entrar en la ciudad de Buenos Aires. Aunque el Gobierno definió a la alimentación como un sector “estratégico”, ese acceso es para trabajadores registrados. Pero la mayoría de los vegetales “verdes” provienen de la informalidad.

Para el Mercado Central, el valor mayorista del kilo de papa es de $ 17. Cebolla a $ 21, lechuga a $ 45 y tomate a $ 50. La información corresponde al kilo salido del Central y otros mercados abastecedores vinculados. El kilo de pero y mandarina se ubicará a $ 35, y el de manzana, a $ 42.

En carne, los valores de la hacienda crecieron entre un 10% y 12% y luego, esa suba se trasladó parcialmente a los mostradores. Los cortes que más subieron fueron los que se cocinan a la olla o al horno (como osobuco, carne picada, colita de cuadril) por la mayor demanda de consumidores que viven en departamentos mientras que los cortes para la parrilla (asado, vacío, tapa de asado) cayeron por la menor demanda, sobre todo de los restaurants.

Los motivos del aumento de los valores de la carne vacuna se debieron tanto al efecto del cese de comercialización por parte del campo en la segunda semana de marzo, como también a cuestiones climáticas con fuertes lluvias que se dieron una vez que finalizó el paro del campo y la sobredemanda en los días a que el Gobierno decretó la cuarentena por el coronavirus.

Además, y desde la semana pasada se sumó que las curtiembres no retiran el cuero por lo que generan costos extras a la industria frigorífica que se trasladaron al mostrador.

Inspectores de AFIP y secretaría de Comercio fueron a mayoristas y supermercados durante el fin de semana. En un local porteño del mayorista Yaguar, encontraron que los importes de aceite, arroz y yerba (por ejemplo) estaban entre 30% y 50% más caros con respecto a lo que había informado esa cadena para el 6 de marzo, que es la fecha tomada como referencia por el Poder Ejecutivo. Lo mismo les pasó en una sucursal de Diarco con aceite, yerba y puré de tomates, según fuentes de AFIP, También encontraron inconsistencias en relación a los precios declarados en 8 de cada 10 supermercados. El martes irán a las carnicerías. (Clarín)

1 Comentario

  1. Esta bueno que se digan los precios de los productos en el Mercado Central, pero mas me gustaria que se haga un relevamiento de los costos en los mercados o mercaditos de la Provincia, o por lo menos en Rio Gallegos. Gracias

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí