El fiscal apela a la Casación por la prisión domiciliaria otorgada a Amado Boudou

0
258

El acusador ante el Tribunal Oral Federal 4, Marcelo Colombo, reclama que el juez Obligado no lo notificó de la sorpresiva decisión de enviar a su casa al ex vice, que estaba preso por el caso Ciccone.

Por: Lucía Salinas

Amado Boudou dejó la cárcel hace 48 horas y por tercera vez, después que el juez de ejecución Penal Daniel Obligado le concedió la prisión domiciliaria “por cuestiones familiares” sintetizó el magistrado a grades rasgos. La decisión, que se tomó en carácter unipersonal, no contó con la vista previa al fiscal Marcelo Colombo, que intervino en el juicio por el Caso Ciccone, por lo cual -según fuentes judiciales-  reclamará con ese y otros argumentos a la Cámara Federal de Casación Penal, en oposición al beneficio concedido al ex vicepresidente.

- Publicidad -

Por tercera vez, el ex vicepresidente dejó la cárcel de Ezeiza, donde cumplía la condena que recibió por las maniobras corruptas con la imprenta Ciccone. Pese a que días atrás había rechazado concederle la excarcelación, el mismo juez, Daniel Obligado, este lunes consideró que debía otorgarle la prisión domiciliaria con monitoreo electrónico.

Ante esa decisión, el fiscal Marcelo Colombo recurrirá a la Cámara de Casación. Los argumentos centrales de su apelación serán tres: el primero de ellos responde a la falta de consulta por parte de Obligado, para que se pronuncie al respecto. “El juez ya había solicitado la opinión de la Fiscalía en otros casos, y el artículo 491 del Código Procesal Penal incluye este procedimiento en cuestiones de ejecución penal”, explicaron fuentes judiciales a Clarín.

​El 25 de marzo, cuando la defensa de Boudou había planteado que a raíz del COVID19 debía morigerarse la situación de detención del ex vice, el fiscal había recibido la consulta del juez y había dictaminado en consecuencia. A raíz de ese pronunciamiento de Colombo, Obligado requirió un informe al Servicio Penitenciario Federal (SPF) para conocer el estado de salud de Boudou, y si integraba o no el grupo de riesgo que se contempla frente a la pandemia del coronavirus. Después de recibir la documentación -según la cual el estado de salud del ex vicepresidente es óptimo- Obligado no volvió a solicitar la opinión al fiscal antes de decidir la prisión domiciliaria.

No será el único planteo a formular. A su vez, en la apelación ante la Casación, Colombo remarcará que existieron dos resoluciones contradictorias entre sí en en término de una semana: el mismo juez Obligado había rechazado conceder la excarcelación citando un informe del Servicio Penitenciario Federal (SPF) según el cual Boudou se encontraba en buen estado de salud y no corría riesgo de permanecer en prisión frente a la pandemia de coronavirus.

El 27 de marzo, el juez rechazó el pedido de Boudou, basándose en el informe médico remitido por el SPF, según el cual él “no presenta patologías crónicas, ni tratamiento médico actual . No cursa enfermedad infectocontagiosa aguda, no presente enfermedad predisponente en caso de infección de COVID-19, se encuentra compensado hemodinámicamente en buen estado general, a febril, y sin intercurrencias clínicas agudas”.

Como tercer planteo en su apelación, el fiscal hará referencia a los argumentos que sustentan la resolución que permitió que el ex vice deje el penal de Ezeiza: “se fundó por razones epidémicas, arbitrariamente”, explicaron fuentes judiciales a Clarín.

Este lunes, el juez Obligado le otorgó la prisión domiciliaria a Boudou, al sostener que el actual contexto mundial de emergencia sanitaria a causa del Covid 19 “trastoca prácticamente todas las pautas de las relaciones interpersonales, afectando entonces la implementación de los objetivos conductuales que en definitiva logren con éxito la inserción social de quien resulte condenado, una vez recuperada su plena libertad”, escribió.

Explicando más ampliamente este punto, señaló que Boudou se encuentra en pareja con dos hijos pequeños, “siendo que el grupo familiar” de su compañera “reside en México, y tiene dificultades para viajar por la enfermedad de su padre, a lo cual, ahora, cabría adicionar la prácticamente mundial prohibición de viajar”.

El magistrado entendió en este razonamiento que “El único sostén económico y emocional para los niños de dos años, resulta ser su madre”, para justificar la domiciliaria otorgada al ex vice.

Analizando otros aspectos, el juez Obligado también sostuvo que hay “falta de firmeza de la pretendida condena impuesta a Boudou”, tal como reclamaron los abogados del ex vicepresidente, Graciana Peñafort y Alejandro Rúa. Pero el Tribunal Oral Federal 4 (TOF 4) ejecutó la pena contra Boudou después que la Cámara de Casación Penal confirmó la sentencia el año pasado. En esa ocasión, y por unanimidad, la sala IV del tribunal confirmó el fallo del TOF 4 que lo sentenció a 5 años y 10 meses de cárcel por la venta fraudulenta de la imprenta con capacidad de hacer billetes.

Amado Boudou quedó detenido después de haber estado ya dos veces en prisión, luego de la lectura de la sentencia. Este semana, el juez Obligado tuvo en consideración que el ex vice “ya estuvo detenido, fue excarcelado, se le revocó tal beneficio y retornó al encierro penitenciario”. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí