Anses: el presidente Alberto Fernández echó a Alejandro Vanoli

0
425
El Gobierno vuelca $32.000 millones para contener a los sectores más pobres

Por: Gabriel Sued

La decisión se la comunicó esta noche el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en su despacho del primer piso de la Casa Rosada, por instrucción del Presidente. El nombre del reemplazante aún no se conoce. “Va a ser una primicia del Presidente”, dijo uno de sus colaboradores más estrechos.

Alberto Fernández decidió echar a Alejandro Vanoli por “una gestión lenta e ineficaz”, y por “problemas en las designaciones de los representantes estatales en las empresas privadas” con acciones de la Anses, según detalló uno de los funcionarios que más visita la residencia de Olivos.

En Casa de Gobierno enumeran las fallas de organización del “viernes negro”, que expuso a miles de jubilados a largas colas frente a los bancos, y las demoras para que se pague el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

El hecho desencadenante, contó a LA NACION un dirigente de peso del oficialismo, fue la continuidad en los directorios de empresas privadas de 50 directores en representación del Estado que habían sido designados durante el gobierno de Mauricio Macri. Integran esa lista el extitular de Anses Emilio Basavilbaso y el exjefe de la AFI Miguel Ángel Toma.

Hasta el momento, no se conoce el nombre del nuevo titular del organismo, que tiene como segundo a Santiago Fraschina, integrante de La Cámpora. Aunque fue presidente del Banco Central durante el último gobierno de Cristina Kirchner, Vanoli estaba enfrentado con la agrupación que conduce Máximo Kirchner. En especial desde diciembre, cuando relegó a La Cámpora del manejo de las UDAI, las unidades de atención de la Anses en todo el territorio.

Más allá de ese tironeo, el kircherismo le atribuye a Vanoli poca actitud para asegurar que las políticas para paliar los efectos económicos de la pandemia lleguen al territorio. “Tenía la Anses funcionando a media máquina”, detalló un diputado del Frente de Todos. Su salida también fue celebrada por algunos intendentes del conurbano, que lo acusaban de tener un “manejo político torpe”.

Por el enfrentamiento con La Cámpora, Vanoli quedó muy lejos de Cristina Kirchner. En el Gabinete, ministros cercanos al Presidente lo respaldaron en esa disputa política, pero finalmente lo dejaron caer. Cafiero lo defendió en público ante la lluvia de críticas después del “viernes negro”, pero en privado le hizo un fuerte reproche por lo sucedido, al igual que a Miguel Ángel Pesce, presidente del Banco Central.

Sin respaldo político y con una serie de errores acumulados en la gestión, la salida de Vanoli podía ocurrir en cualquier momento, analizaron dirigentes del oficialismo, en una suerte de autopsia política. El momento lo eligió el Presidente.Una figura que llegó a lo más alto del poder de la mano de Néstor Kirchner. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí