Aerolíneas Argentinas. Se fusiona con Austral y ajusta sus números por la crisis

0
369

Con el objetivo de generar un ahorro en un contexto de fuerte crisis para el sector, el Gobierno anunció hoy la decisión de fusionar Aerolíneas Argentinas y Austral en una sola compañía aérea. “La duplicación de estructuras en este contexto no tienen razón de ser”, explicó el presidente de la compañía de bandera, Pablo Ceriani.

Aerolíneas Argentinas absorberá a Austral y será continuadora de todos los derechos y obligaciones que la segunda firma posee al momento efectivo de la fusión, que concluirá a fin de este año.

Ceriani explicó su decisión en redes sociales. Sostuvo que le otorgará a la firma “mayor eficiencia operativa, permitirá un crecimiento más ordenado y generará un ahorro de millones de dólares”.

Se estima que la medida le permitirá a Aerolíneas Argentinas mejorar sus números en US$100 millones aproximadamente, como producto de la reorganización de las estructuras internas, un aumento de la eficiencia operativa y un incremento de la facturación.

Por otro lado, la empresa anunció la creación de dos nuevas unidades de negocios. Una de cargas, generada a partir de la experiencia de los vuelos a Shanghai para buscar insumos, y otra de mantenimiento y reparación de aviones, para prestar servicios a terceros. “Ambas permitirán incrementar la facturación y abrir nuevos mercados”, aseguró Ceriani.

El presidente de la compañía enmarcó esta decisión en la crisis sanitaria mundial generada por el Covid-19. “La situación es muy complicada, aviones en tierra sin operaciones regulares y caída total de los ingresos por tiempo indeterminado. Un tremendo impacto del que Aerolíneas Argentinas no está ajena”, explicó.

El ejecutivo sostuvo además que el Estado “invierte” en la aerolínea de bandera “porque genera beneficios económicos y sociales que multiplican la inversión realizada”, pero que en un contexto de crisis como el actual “aun las inversiones beneficiosas se ajustan a prioridades”.

En este sentido, apuntó que esta crisis generada por la pandemia hará que “muchas aerolíneas del mundo desaparezcan” y que es necesario adaptarse para intentar sobrevivir. “Si no logramos adoptar las mejores prácticas de la industria no tiene sentido crecer. Las compañías que no se adaptan a las necesidades de sus tiempos desaparecen”, apuntó.

Antes de confirmar públicamente la decisión, Ceriani la había adelantado en una carta a los empleados de las compañías. En el texto se detalla la “delicada” situación de la compañía y se remarca que “todo indica que aún quedan varios meses críticos por delante, meses sin ingresos, ni operaciones regulares”.

En la carta se señala que las pérdidas del año 2019 ascendieron a US$680 millones y que este año “serán aún mayores”, lo que deberá cubrirse en parte con “aumento de la deuda con proveedores e instituciones financieras y en su gran mayoría con aportes del Tesoro Nacional”. “El esfuerzo que el Estado Nacional realiza para sostener la compañía está al borde de ser imposible”, detalla el texto. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí