sábado, octubre 24, 2020
6 C
Río Gallegos

Coronavirus-19: Dra. karina Iribas “los pacientes pueden o no, tener un quebrantamiento general”

Coronavirus en Argentina - Foto: Telam

Karina Iribas es médica recibida en la UBA, de veinte años de trayectoria en la región; Especialista Universitaria en Neumología y es la primera experta  que apostó a sostener en Caleta Olivia un Centro Respiratorio con tecnología especializada en vías respiratorias, “Ser Salud”. Recibe consultas de pacientes de Pico Truncado, Puerto Deseado, Perito Moreno, Los Antiguos, Río Turbio, Las Heras, entre otros.  

Entrevistamos a la doctora para saber si en este tiempo de pandemia aumentaron las consultas, teniendo en cuenta que en la región hay personas con enfermedades respiratorias, obesidad mórbida, cáncer y que ante un posible contagio ubica a esos pacientes,  en una situación diferenciada de vulnerabilidad. Además, como facultativo nos relató su experiencia con el COE local y su comunicación con el 190 habilitado para probables casos de COVID -19.

Nos explicaba que “fueron muchas las consultas de pacientes con enfermedades crónicas o con tos o con asma que suelen tener crisis o reaparecen los mismos síntomas; también vienen pacientes que empiezan con síntomas inespecíficos, les falta el aire, se ahogan y tienen un cuadro de ansiedad pero para llegar a esa conclusión realizamos varios estudios para ir descartando otros síntomas”.

Le consultamos sí concurrieron pacientes con síntomas que podrían asemejarse con el coronavirus, nos comentaba que “se nos presentó un caso particular de una mujer joven y trabajamos en conjunto con el Hospital Zonal. Se llamó al 190 y se explicó el caso clínico, ellos evalúan, estudian al paciente. El coronavirus tiene múltiples formas de presentación y hay que estar atentos porque además estamos conociendo cómo es la enfermedad”. Resalto que “hablé con las doctoras Aguilar y Páez, tuvieron una gran predisposición ante las consultas del Centro Respiratorio. Incluso preventivamente, en una oportunidad vinieron a buscar a un paciente y uno como profesional se siente contenido”

Queríamos escuchar sus observaciones sobre los pacientes leves, moderados y severos. Nos decía que “los pacientes con síntomas leves no tendrán deteriorado el estado general; incluso al sintomático leve le puede doler un poco la garganta, tener falta de olfato, perder el gusto o tener un poco de tos. El síntoma principal de los pacientes leves es que no tienen un quebrantamiento general”.

Mientras que el cuadro moderado tiene que ver con la fiebre y el quebrantamiento general y con la aparición de la neumonía”.

Los casos graves son aquellos en qué ese proceso que afecta al pulmón altera el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono y aparece la dificultad respiratoria”.

Sostener el aislamiento social, preventivo y obligatorio es prioritario para evitar que los sistemas de salud puedan verse sobrepasados por la cantidad de pacientes que requieren hospitalización y ante esta posibilidad algunos médicos expresan que el uso de respiradores artificiales en enfermos severos es innecesario. ¿Es así?

Explica que “1º es fundamental saber que de todos los que nos vamos a enfermar, el 80 % lo va a pasar como un cuadro leve, lo van a pasar generalmente en su casa. Un 20 % van a hacer un cuadro neumónico qué puede necesitar internación o un seguimiento más estricto. De ese grupo, un porcentaje mucho menor del 5 por ciento va a ir a terapia, ese subgrupo son pacientes que tienen debilitado su estado general por otros motivos previos como: diabetes, hipertensión, insuficiencia renal crónica, obesidad mórbida, pacientes inmunodeprimidos o cualquier enfermedad previa que pueda necesitar asistencia ventilatoria mecánica. El COVID -19 puede provocar en pocos pacientes un fenómeno en el sistema inmunológico que provoca una respuesta exagerada y se inflaman los pulmones frente a la agresión del virus. Lo real es que si nos enfermamos todo juntos, ese pequeño porcentaje es un montón de gente y entonces ahí se necesitan respiradores para ayudar al paciente a respirar”.

En la región hay gran cantidad de personas con tratamiento oncológico y con obesidad por ello, le consultamos sí, alguna de ellas agrava el cuadro médico ante un posible contagio.

Nos decía que “se observa que los pacientes con una obesidad mórbida tienen mayor deterioro, aun así, son pacientes qué ante muchas situaciones van a tener un riesgo mayor. La grasa no es solamente un tejido que ocupa espacio, sino que produce sustancias que irritan y generan un estado de inflamación que deteriora un sistema que tendría que funcionar con cierto equilibrio”. 

Mientras que “los pacientes oncológicos son pacientes de alto riesgo, más los que están con quimioterapia o inmunodeprimidos, eso significa que tienen las defensas bajas y son más vulnerables”.

Finalmente le consultamos a la doctora, Karina Iribas su opinión profesional sobre la circulación comunitaria del virus, atentos a que, los únicos casos de la localidad son pacientes que ingresaron ya enfermos.

Nos vamos a dar cuenta que hay circulación comunitaria del virus cuándo alguien de la comunidad que no tenga ningún nexo con gente que vino de otra localidad empiece con síntomas y sea positivo, eso implica que hay circulación viral local y es ahí cuando tenemos que cuidarnos todos porque todos estamos en riesgo” concluyó la médica.

(Nota publicada en el sitio web El Gorosito de Caleta Olivia). (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Noticias