América Latina siente con fuerza la pandemia: superó los 300.000 casos

0
311
Coronavirus en nuestro país - Foto: Telam

Con Brasil como epicentro del brote, sufre un fuerte crecimiento de los contagios en varios países, como México, Ecuador y Chile; hay más de 16.300 muertos por Covid-19; la OPS pidió cautela en los planes de desconfinamiento

Relativamente a salvo durante algunas semanas del desborde de contagios y muertes de las regiones más golpeadas del mundo, América Latina ahora escaló posiciones y superó ayer los 300.000 casos del nuevo coronavirus (con más de 17.000 muertos), una inquietante cifra que tiene a Brasil -principal foco regional- y otros países en una curva ascendente.

El alto número de casos se concretó la misma semana que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió sobre el crecimiento exponencial de los contagios en varios países, donde las medidas de prevención y los sistemas de salud fueron superados por la velocidad de la pandemia.

La OPS -que pidió “cautela” en los desconfinamientos- advirtió que en Brasil, Ecuador, Perú, Chile y México “se están viendo casos que se duplican en cuatro días o menos”. Esa constatación se reforzó en los últimos dos días, con el ascenso de Brasil al sexto lugar de países con más muertes del mundo y con un nuevo récord de casos en Chile.

La progresión es especialmente peligrosa en Brasil, que sumaba hasta ayer 135.106 casos y 9146 muertos; México, con 27.634 casos y 2704 muertos, y Ecuador, con 30.298 casos y 1654 muertos. Con menos fallecidos (1533), Perú suma de todos modos 54.817 casos, la segunda cifra más alta de la región.

La situación en Brasil genera preocupación entre sus vecinos, ya que comparte frontera con casi todos los países de América del Sur, y el gobierno del presidente Jair Bolsonaro se muestra reacio a admitir la gravedad de la situación y encarar una lucha frontal con medidas nacionales.

Belem, la capital del estado amazónico de Pará, se convirtió ayer en la segunda capital brasileña (después de San Luis) en adoptar una cuarentena para frenar el avance del coronavirus. En otras nueve ciudades de ese estado también rige desde ayer el aislamiento obligatorio, que se extenderá por diez días.

Al mismo tiempo, Bolsonaro afirmó ante el Supremo Tribunal Federal que Brasil podría tener una crisis económica “como la de Venezuela” en caso de que no se escuche el “clamor de los empresarios” para flexibilizar las cuarentenas de los gobiernos estaduales y municipales. Y afirmó que “la libertad es más importante que la propia vida”, una declaración de principios que lo hizo darles la espalda a las medidas de contención desde los primeros casos registrados.

Por su parte, el gobierno chileno, de Sebastián Piñera, anunció ayer otro número revelador, el récord de casos confirmados en un solo día: 1533. El total asciende a 24.581 desde el comienzo del brote, que es uno de los que realiza más pruebas por millón de habitantes en la región.

“Tenemos que seguir tomando todas las medidas y precauciones sanitarias que sean necesarias en forma colectiva, a través de la política de cuarentenas, de cordones o aduanas sanitarias, toques de queda, cierre de fronteras y muchas más”, dijo el mandatario.

Piñera reveló una conversación que sostuvo con su par estadounidense, Donald Trump, para tener una “posición de privilegio” cuando se logre desarrollar una vacuna.

“Hemos tomado contacto con los principales proyectos que están avanzando en una vacuna para que cuando esté, Chile esté en la pole position , como se dice en deportes, y eso lo conversamos con Trump”, dijo Piñera, que se refirió a una “carrera” por los insumos sanitarios.

Crecimiento

México, donde el presidente Andrés Manuel López Obrador tardó largas semanas en reaccionar a la pandemia, y Ecuador, que hizo de la ciudad de Guayaquil una vidriera de lo mal que se puede gestionar una crisis sanitaria, siguen viviendo un alto crecimiento en el número de casos, pese a lo cual intentan llevar adelante una salida parcial del confinamiento.

López Obrador dijo que espera que el 17 de mayo se reanuden las clases y otras actividades no esenciales en municipios con pocos o sin casos de coronavirus. La fecha para reabrir negocios no esenciales y regresar a clases se había dado a conocer hace un par de semanas, pero el aumento en el ritmo de contagio en los últimos días sembró las dudas.

El propio López Obrador dijo que tras un comienzo del brote donde siete estados tenían concentrado el mayor número de casos, en los últimos días se unieron otros seis: Morelos, Guerrero, Oaxaca, Veracruz, Puebla y Tlaxcala.

“Sobre esos se va a dar atención especial, ahí tenemos crecimiento de contagios, pero en el resto del país no ha habido el mismo avance de la pandemia”, señaló.

Ecuador, también complicado por el alto número de casos y de muertes y el desborde del sistema sanitario en Guayaquil, comenzó el martes el sistema de “semáforo” epidemiológico, pensado como estrategia para el levantamiento paulatino y regulado de las restricciones de confinamiento.

Pero especialistas y autoridades regionales tienen sus dudas de la eficacia de los “semáforos”, mientras el coronavirus no esté bajo control. Con mucho realismo, la mayoría de los cantones de Ecuador decidieron mantener el semáforo en rojo. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí