El Banco Central le anunció a la UIA nuevas herramientas para financiar la producción

0
335
El titular del Banco Central minimizó el salto del dólar libre y lo vinculó con “maniobras especulativas”

Los bancos podrán usar ON de empresas locales para la constitución de encajes. Esto liberaría mucha liquidez.

El presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce, se reunió con el titular de la UIA, Miguel Acevedo y le anunció que el organismo monetario proyecta lanzar nuevas herramientas para facilitar el financiamiento del sector productivo.

Están en carpeta estas opciones:

– Permitir que los bancos que inviertan en Obligaciones Negociables emitidas por empresas en el mercado de capitales puedan utilizarlas como instrumentos de liquidez para la constitución de encajes ante el BCRA.

– Desarrollar la Factura Conformada como instrumento de crédito para descontar en entidades financieras o el mercado de capitales.

Estos instrumentos junto con el fortalecimiento del FOGAR, se combinan con el crédito a tasa cero para monotributistas y autónomos y el programa de Asistencia de Emergencia Trabajo y Producción (ATP), junto con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

Además, el BCRA lanzó este jueves la nueva línea PYME Plus, que permitirá acceder al crédito bancario a tasa subsidiada de 24% a unas 200 mil empresas que en la actualidad no tienen abierta ninguna línea de crédito.

Además, se mantiene la línea MIPYME, que permitió a más de 92 mil empresas acceder a financiamiento con una tasa subsidiada de 24%. Se llevan aprobados y en proceso créditos por $196.114 millones de los cuales se desembolsaron $152.551 millones al 6 de mayo.

En el encuentro de Pesce y Acevedo, del que también tomaron parte el vicepresidente del BCRA, Sergio Woyecheszen, y el director Ejecutivo de la UIA, Diego Coatz, los representantes industriales destacaron las medidas tomadas para facilitar el acceso al crédito y reducir el costo del financiamiento.

El sistema financiero amplió desde el 20 de marzo sus líneas de financiamiento al conjunto de las empresas sin importar su tamaño por $ 188.500 millones, lo que representó un crecimiento de 20,4% desde las ASPO, y es respecto del último año un incremento de 83,8%.

El sector privado también se vio beneficiado por una baja sustancial del costo del financiamiento, del orden del 50%. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí