viernes, octubre 30, 2020
9 C
Río Gallegos

Una orden judicial (nunca exhibida) obliga a que una mujer de 80 años esté retenida ilegalmente en su domicilio por parte de la policía

Una orden judicial (nunca exhibida) obliga a que una mujer de 80 años esté retenida ilegalmente en su domicilio por parte de la policía

Desde hace unos días se viene desarrollando en Río Gallegos una investigación debido a la balacera producida sobre la casa de un empresario del transporte público de las Represas, que, según las denuncias judiciales y públicas presentadas, involucraría a gente de la UTA (Unión Tranviario Automotor) y en ese marco, la juez Marcela Quintana a cargo de la investigación, ordenó una serie de allanamientos, detenciones, liberaciones y prosigue adelante con la recopilación de pruebas que lleven a dilucidar los hechos.

Hasta acá el hecho meramente objetivo y procedimental de la investigación que lleva adelante la justicia. Lo que nos ocupa en este caso, desde lo metodológico, es cómo la propia jueza y las autoridades policiales han manejado la situación relacionado con el hecho puntual de incluir dentro de la investigación a la Armería Artesanal Raimondi y particularmente el destrato injustificado e ilegal del cual fueron objeto Alberto Raimondi, propietario del negocio con más de 30 años de trayectoria en el medio y su señora madre Isabel Spuhr, quien tiene su casa en un terreno lindante con el taller y comercio de armas, pero independiente de éste. 

El hecho ilegal

El día sábado a la 01:30hs de la madrugada, la señora Spuhr de 80 años, quien vive sola en su casa, llamó a su hijo Alberto para decirle (asustada y con preocupaciónque delante de su casa había un patrullero y un agente de la policía parado en la puerta, sin saber lo que ocurría. El efectivo declinó en darle explicaciones a la mujer.

Alertado el comerciante, llegó a los pocos minutos intentado entrar al domicilio de su madre, hecho que le fue impedido por el efectivo de consigna. Ante esta situación Raimondi le requirió los motivos y el policía le dijo que por órdenes recibida, no podía informarle nada más. Raimondi, entonces, le requirió el oficio en el cual constara la medida: el efectivo no lo tenía

Es decir, la justicia envió a bloquear el ingreso de una vivienda particular, sin ningún medio fehaciente de notificación.

En esta instancia Raimondi le explicó a los policías que su preocupación en realidad era la salud de su mamá, una mujer de 80 años con problemas de salud, quien se había manifestado muy ansiosa y asustada en la conversación telefónica, donde le dijo que “estaba temblando”. Aún así, la policía no permitió que accediera a ver si su madre se encontraba bien.

Sin embargo no todo terminaría allí. La policía le comunicó a Raimondi que estaba en condición de “demorado”, una figura legalmente inexistente. Sin haberle exhibido ningún oficio, ni comunicación judicial y/o policial, los agentes retuvieron al propietario del comercio, no permitiéndole ingresar al domicilio ni irse de allí. Inclusive le prohibieron llamar por celular, cuando Raimondi quiso comunicarse con su madre. De acuerdo a las declaraciones del propietario de la armería, vivió situaciones insólitas, mientras estaba “demorado”. Cuando les manifestó a  los policías la intención de refugiarse en su camioneta para encender la calefacción, dado que hacía frío en la madrugada del sábado, los policías le dijeron que podía hacerlo, pero le atravesaron el patrullero atrás, previniendo que se fuera del lugar. Todo esto, sin exhibir ningún tipo de notificación ni orden escrita. Pero más absurdo aún fue el hecho de que al quedarse sin cigarrillos, les preguntó a los policías si podía llamar a un amigo para que le alcanzara un atado y le dijeron que si venía alguien, “también quedaría demorado” (¿?).

OPI consultó a un abogado, respecto de la situación planteada y la respuesta fue la siguiente: Lo que estipulan los Códigos de Procedimientos son tres situaciones: el arrestado, el aprehendido y el detenido. El arresto (en argentina) es retener a las personas por un tiempo acotado donde, a instancia de haberse cometido un ilícito, se sospecha que esa persona puede saber algo al respecto, lo cual no significa que esté imputado de algún delito. El arresto tiene que ser ordenado por el Fiscal, avalado por el Juez de Instrucción, en el caso de este procedimiento. Si la policía retiene a una persona sin una orden de hacerlo lo está privando ilegítimamente de la libertad. El “demorado” no existe, no es una figura legal que esté  establecida en ninguna legislación”, concluyó.

Teniendo en cuenta lo expuesto por el letrado, la retención de Raimondi, la prohibición del ingreso a su casa y la permanencia de su madre dentro de la casa con prohibición de salir, hace que las autoridades hayan incurrido en varios delitos graves, entre ellos el de privación ilegítima de la libertad.

La palabra de una víctima

OPI habló telefónicamente con Alberto Raimondi quien se consideró “víctima de las circunstancias, de alguna autoridad sin criterio y de un sistema donde la presunción de inocencia no existe. El hecho es que a nosotros (a mi mamá y yo) nos restringieron la libertad sin ningún hecho concreto que lo justificara y encima sin sustento legal escrito por el cual nos impusieran de una medida restrictiva como la que tomaron en el domicilio de mi madre, que, además, no tiene nada que ver con el negocio que está lindante ”, señaló el armero.

Yo tengo total tranquilidad en cuanto a lo que me toca desde lo comercial y profesional. Inclusive le manifesté a las autoridades de la Comisaría Tercera que si querían yo les daba la llaves para que entraran a la armería, les mostraba mis libros, que registren todas las armas para venta, en arreglo o las que están en guarda, que nadie les iba a impedir ni obstaculizar nada, pero ellos se limitaron a decir que estaban cumpliendo órdenes”, señaló, aclarando “Yo quiero dejar bien en claro que no tengo nada contra de los efectivos que están frente al negocio y la casa de mi madre cumpliendo órdenes, mi problema es con las autoridades de arriba, las que bajan las órdenes; allí está la falla principal de estos procedimientos, que en nuestro caso son ilegales o al menos irregulares, porque nadie nos muestra un papel, una notificación, un oficio judicial o una orden policial y tienen desde hace dos días a mi mamá de 80 años retenida dentro de su casa”.

Raimondi explicó que hasta ayer domingo a las 13:30 la policía impedía que su madre saliera y que él entrara a su casa. Debido a la intervención de un vecino, quien salió a hablar con la policía defendiendo a la familia Raimondi quien vive en el barrio hace tantos años y haciéndoles ver la inconveniencia de mantener sin libertad a una mujer de 80 años, la misma policía cambió su actitud y le permitió ingresar al comerciante a ver a su mamá, previo cacheo al ingreso y egreso y de la misma manera, le comunicaron que si su madre quería salir sería palpada de armas y revisado bolsos y carteras, al entrar y salir de la casa.

A todo esto pasó un día en el cual mi mamá de 80 años podría haberse descompensado sola dentro de la casa, amedrentada por la presencia policial en la puerta, sin explicación por parte de la policía y sin posibilidades de estar con ella para calmarla”, reflexionó Raimondi respecto de la ilegal retención de su madre que continúa hasta ese momento, en el cual la policía permanece allí sin actuar, pero sin abandonar la consigna. La pregunta es si la “flexibilización” de la medida necesitó de la intervención de un vecino, en vez de la orden judicial?.

El día domingo Raimondi, trató de buscar información en la Comisaría Tercera por cuanto el oficial de servicio le había manifestado que desde allí procedía la instalación de la consigna. Nadie se lo pudo confirmar. Por el contrario desde la policía le dijeron que no tenían consignas  en el lugar, solo estaban “cuidando la cuadra”.

Desmoralizado, contrariado y enojado

El título es la síntesis de cómo se siente Alberto Raimondi ante esta situación que le toca vivir. Su impacto anímico lo llevó a declarar ante nuestro cronista “Ya tengo una decisión tomada: cierro la armería”, dijo lacónicamente, enterrando con esa frase más de 30 años de existencia de este comercio artesanal de armas fundado por su padre Enrique.

El negocio lo he continuado porque era de mi padre y era su vida. Yo le di continuidad con muchísimo esfuerzo, porque no deja ganancia. No tiene sentido tener abierto, contribuir con impuestos y llenarse de deudas para mantener un comercio, cuando desde el Estado nadie valora nada, solo persisten y se mantienen quienes viven de ese estado al cual los que trabajamos, ayudamos a sostener con nuestra contribuciones y esfuerzos”, dijo y agregó “no quiero seguir manteniendo ineficiencia y corrupción. No quiero mantener a los que me maltratan, a los que no les importa que mi madre de 80 esté encerrada por decisión y capricho de un burócrata que decide ponerla presa en su casa sin tener nada que ver con la firma o que me impida entrar a mi propia casa para atenderla y resguardarla, por decisión afiebrada de alguien… me cansé, nadie merece que haga el esfuerzo que hago ni merece ser beneficiario de mi sacrificio”, indicó el comerciante.

Finalmente, le preguntamos cómo funciona el comercio de armería y resumidamente nos indicó “Armería Raimondi tiene todo legalmente habilitado. Estoy habilitado como vendedor de armas, mecánico armero y legalmente constituido como guarda de armas, es decir, poseo instalaciones adecuadas con la seguridad necesaria para que clientes o cualquier persona que desee guardar un arma por viaje, turismo, seguridad o lo que sea, la deje en mi bóveda, previa inscripción de todos lo datos del declarante, con LU vigente, cédula del arma, anotación de hora y día en que la ingresa, estado, numeración, etc. Todo queda registrado y además, de la misma forma se registran los egresos. Es todo claro, transparente y legal; no hay otra forma de llevar adelante una armería abierta al público. Funcionamos como cualquier comercio, solo que por el tipo de mercadería que manejamos, se nos exigen determinadas condiciones de seguridad edilicias y de alojamiento de las armas que, además de ser costosas en términos económicos, son exigentes en términos de inviolabilidad (Cámaras de seguridad, enrejados especiales, bóvedas, puertas blindadas, etc) y además hay un protocolo especial donde nada se mueve (ni armas ni munición ni elementos de recarga) sin que sean anotados y la ANMAC pueda constatar en cualquier momento, cuánto y qué material hay en guarda, en existencia y cuál o cuánto de ese material se vendió y ha sido descargado del stock. Nada puede ser más claro que un comercio como el nuestro, el cual está bajo una estricta ley de control de armas y explosivos y cualquier desobediencia a ella implican graves cargos penales, el cierre del comercio y hasta puede llevarnos a prisión. Es decir, estamos todo el tiempo bajo la lupa de la ANMAC y otros organismos de control provincial, policial o el propio Ministerio de Seguridad” y concluyó: “ahora aparecen impidiéndonos ejercer nuestros derechos, privando a mi madre de estar libremente en su casa y aún no sabemos en el marco de qué causa, por qué motivos y de qué se nos acusa. Nadie da la cara y están empecinados en hacernos pasar estos malos momentos, como si fuéramos ciudadanos sin derechos.”

Esta nota se cierra a las 14:00hs del día lunes 11 de mayo 2020. Han pasado 60 horas desde que la policía, por orden judicial, estableció una consigna frente a la casa de la señora Isabel Spuhr, de 80 años, con problema de salud y madre de Alberto Raimondi, dueño de la armería artesanal homónima.

La justicia no ha ordenado ninguna diligencia posterior, no ha presentado ningún oficio, orden o comunicación legal al propietario. La casa sigue vigilada, el tránsito restringido y dentro de la vivienda particular (que no tiene nada que ver con la armería) hay una mujer mayor pasando por un cuadro de estrés y angustia que ni a la policía y mucho menos a la jueza Marcela Quintana, parece importarle. (Agencia OPI Santa Cruz)

Más Artículos

10 Comentarios

  1. CONOSCO A CATO RAIMONDI Y NO SE MERECE QUE LE HAGAN ESTO. NO SE METE CON NADIE Y NI HABLAR DOÑA ISABEL
    DEJENSE DE JODER
    SON DE CUARTA

  2. Si esto tiene que ver con los tiros de la UTA que investiguen rapido y se dejen de joder a la gente que no tiene nada que ver SON INUTILES ESTOS VIEJOS….

  3. Yo pregunto quién controla el accionar de esta jueza y de la policía ya que en varias ocasiones libra allanamientos solo por un comentario sin investigación previa destruyendo todo sin motivo, quienes se creen que son para hacer una privación ilegítima de la libertad como lo hicieron? Saben quiénes son los delincuentes y joden a gente de laburo, por qué no investigan a esos empresarios que no son nenes de pecho y que de papeles están flojos y porque el seguro no le cubre las camionetas al amigo polke??? Empiecen por ahí y después vemos

  4. Por qué no lo investigan a polke que anda en todas y las camionetas que se le quemaron no estaban aseguradas????, Seguro que el estado provincial le repone esos vehículos con toyotas Okm

  5. Está es una familia de trabajo, yo lo conozco muy bien a cato Raimondi y a toda la familia y son gente de bien, y les recuerdo que esto es ilegal desde todo punto de vista y doble ponemos más este procedimiento es una actitud de Lesa humanidad privar de su libertad a una mujer mayor y “demorar” a cato sin una orden judicial ni notificación, loco son una burla que los delincuentes acá sean los que aplican la ley.

  6. La opinión austral dice: EMPRESARIOS SATISFECHOS POR LA DETENCIÓN DE LOS SOSPECHOSOS y ponen foto del negocio, que tiene que ver el culo con la velocidad?????.
    Esto es tipificable como una calumnia jurídica, están dando por sentado un hecho que no tiene ninguna vinculación con este negocio, de que hablamos entonces??? No hay orden, la policía omite información, seamos sensatos, por mal desempeño de la función jurídica que ya es un delito corresponde un jury y un procesamiento a los jefes de la fuerza interviniente por la misma causal de mal desempeño.

  7. Y adonde están los que se llenan la boca hablando de lo bello que es Río Gallegos la “Ciudad Cordial” ?? No les da verguenza a los policías custodiar a una Señora de 80 años?.. Y acá , como la policía no investiga un carajo, especialmente los inútiles de Investigaciones que son muy boludos, primero te dejan como el orto ante la Sociedad, te allanan , secuestran celulares y calzado, y después el Juez te tiene que soltar porque sos inocente. Pero el garrón, los tratos denigrantes e irrespetuosos, las pérdidas económicas, y el mal momento no te lo paga nadie…

  8. Osvalder, es río gallegos, acá la justicia se pasa todo por el culo y se manejan por presunciones, es el ejercicio más patético de la justicia en todas las provincias de argentina, imagínate que la tuvimos a RR ORDENANDO SECUESTROS DE PIBES PARA ARMAR CAUSAS EN FAMILIA que podemos esperar de esta señora que se siente como Stallone en el juez Dredd????

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -