Los senadores retoman las sesiones con el debate de los decretos de Alberto Fernández

0
299
Los senadores retoman las sesiones con el debate de los decretos de Alberto Fernández

Por: Gustavo Ybarra

El Senado se apresta a realizar hoy la primera sesión remota de su historia para tratar un temario poco conflictivo y que permitirá empezar a poner a prueba el sistema virtual que regirá el funcionamiento del pleno de la Cámara alta hasta tanto dure la crisis por la pandemia de coronavirus.

La reunión está convocada para las 14 y el plato principal de la función será la aprobación los primeros 20 decretos de necesidad y urgencia (DNU) emitidos por el Poder Ejecutivo desde que declaró el distanciamiento social y obligatorio el pasado 20 de marzo.

Tras la polémica inicial, Cristina Kirchner no estará sola en el recinto sino que se permitirá el ingreso de aquellos senadores con cargo en la mesa de conducción de la Cámara. Ellos son la presidenta provisional, Claudia Ledesma (Frente de Todos-Santiago del Estero), y los vicepresidentes Martín Lousteau (Juntos por el Cambio-Capital) y Maurice Closs (Frente de Todos-Misiones).

La oposición rechazará al menos uno de esos DNU. Se trata del 313/20, que instauró el cierre de fronteras incluso para los ciudadanos argentinos. Para Juntos por el Cambio, esta medida es inconstitucional. El interbloque opositor estudiaba también qué camino seguir con el decreto que suspendió los despidos por causa de fuerza mayor.

Desde que se declaró el distanciamiento social preventivo y obligatorio ninguna de las dos cámaras legislativas pudo sesionar. Apenas si lograron concretar videoconferencias con ministros y funcionarios del gobierno nacional.

La última sesión del Senado fue el pasado 12 de marzo, cuando sancionó los cambios impulsados por el Poder Ejecutivo en los regímenes previsionales de jueces y del servicio exterior.

Dudas

Si bien el proceso que utilizará la Cámara alta ya fue sometido a dos pruebas -el viernes y el lunes últimos-, todavía persisten algunas dudas. Es que el sistema nunca fue puesto a prueba de manera pública, lo cual genera incertidumbre sobre si el servidor soportará el estrés de las miles de personas que intentarán ingresar a presenciar el debate.

Además, en la prueba del lunes el proceso de identificación de los legisladores provocó algunas demoras. De hecho, tardaron casi dos horas en ingresar los 69 senadores. Los dos ensayos de votación, por el contrario, fueron exitosos.

Los senadores deberán identificarse a través de una clave que el Registro Nacional de las Personas (Renaper) le otorgará a cada uno, con la cual podrán ingresar al sistema.

Según el protocolo acordado entre Cristina Kirchner, el oficialismo y la oposición, los senadores tendrán que conectarse a la sesión desde un organismo oficial de sus provincias (legislaturas, concejos deliberantes, lo que esté más próximo a su domicilio), aunque “en caso de impedimento” podrán hacerlo desde sus domicilios.

A priori , la sesión podría durar un máximo de seis horas para cumplir “con las garantías de seguridad y calidad técnicas” de la videoconferencia. De este tiempo, se destinará al menos una media hora para las votaciones.

El uso de la palabra “se distribuirá en forma que los sectores políticos estén representados en la misma proporción” que en el Senado. No obstante, ayer ya había diferencias sobre el tiempo que le corresponderá hablar a los de Juntos por el Cambio, primera minoría y principal bancada opositora de la Cámara alta. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí