España: desaconsejan el uso de un tipo de máscaras que se reparten para la gente en Madrid

0
162
España: desaconsejan el uso de un tipo de máscaras que se reparten para la gente en Madrid

Se trata de las FFP2, que la comunidad de Madrid distribuyó gratis. Indican que los barbijos higiénicos y quirúrgicos son los recomendados para los ciudadanos.

El ministerio de Consumo de España desaconsejó este jueves el uso de las máscaras del tipo FFP2 por la población general y recordó que estas solo están recomendadas para profesionales en contacto con el coronavirus​ y grupos vulnerables, publicó el diario El País de Madrid.

Este ministerio se sumó así a las objeciones de los profesionales sanitarios, que criticaron que la Comunidad de Madrid reparta siete millones de estas mascaras gratuitamente en las farmacias cuando lo recomendado sería que fueran higiénicas o quirúrgicas, del tipo barbijos.

- Publicidad -

Además, el lote de máscaras repartido incumple la normativa europea y se han repartido también a chicos pequeños, aunque el Gobierno regional madrileño reconoció este jueves que no están recomendadas para ellos.

Una máscara del tipo FFPS (con válvula) se consigue en Argentina por plataformas de venta online a más de 3000 pesos por unidad.

El ministerio español que dirige Alberto Garzón recuerda que las personas sanas y sin contacto con la covid-19 deben utilizar el modelo de barbijo higiénico, sin renunciar a las recomendaciones del Ministerio de Sanidad sobre distanciamiento físico e higiene.

Pueden dificultar la respiración

Según la nota de Consumo, dice El País, es necesario que el usuario sea consciente de que las mascarillas FFP2 puede dificultar la respiración más que higiénicas o quirúrgicas, por lo que personal no especializado puede tender a tocarlas y recolocarlas continuamente, con el consiguiente riesgo de contaminación.

Por otro lado, al ser material principalmente destinado a profesionales, puede generar una falsa sensación de seguridad que relaje el mantenimiento del resto de medidas de seguridad y prevención de imprescindible cumplimiento, como son la distancia física y el lavado de manos.

Por último, también se debe tener en cuenta que las personas que realizan actividades físicas o algunas personas con dificultades respiratorias pueden no tolerar su uso. Por esa razón, su utilización social por quienes no son profesionales debe realizarse con prescripción médica. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí