El kirchnerismo dio el primer paso para cerrar las denuncias contra Canicoba Corral en el Consejo

0
325

Por: Iván Ruiz

El Consejo de la Magistratura dio esta mañana el primer paso para cerrar las investigaciones contra el juez federal Rodolfo Canicoba Corral. Después de una polémica sesión que incluyó discusiones acaloradas, el kirchnerismo aprobó el dictamen que propone la desestimación de las denuncias acumuladas contra el magistrado en la Comisión de Disciplina y Acusación. El oficialismo intentó la aprobación definitiva en el plenario, pero no consiguió los votos y, finalmente, el tema será tratado en la próxima sesión virtual.

No fue una sesión más. Juan Pablo Más Vélez, el consejero que había presentado la desestimación hace siete meses -y que hoy fue aprobada en comisión-, había pedido ayer, a través de una nota, que se retirara dicho proyecto. Un hecho inédito. Pero el consejero Diego Molea, que preside la comisión, dijo que la nota había ingresado “fuera de término”, hizo suyo el proyecto de desestimación y convocó a la votación del proyecto.

Más Vélez aseguró en su nota -a la que accedió LA NACION – que su dictamen no debía ser tratado porque había “perdido toda virtualidad jurídica”, porque él ya no era parte de la comisión en cuestión y, además, porque la consejera Marina Sánchez Herrero , que había heredado los expedientes, ya había pedido prórroga para analizar dichos expedientes. Más Vélez nunca se conectó al encuentro virtual de la comisión.

En su ausencia, Molea leyó transcripciones del discurso que había pronunciado su colega Más Vélez en noviembre, cuando defendió ese mismo proyecto que ahora pedía que fuera retirado del temario y destacó el “árido estudio técnico” que había hecho el consejero radical para promover que las denuncias contra Canicoba Corral fueran rechazadas. Molea acusó a los medios de comunicación de “operar” y “presionar” para que la desestimación no sea aprobada y, finalmente, pidió que se votara de todas maneras.

Los votos para cerrar las investigaciones en contra de Canicoba Corral fueron todos del kirchnerismo: levantaron la mano Molea, el juez Alberto Lugones, la diputada Vanesa Siley, la senadora María Inés Pilatti Vergara y Gerónimo Ustarroz, representante del Poder Ejecutivo.

Del otro lado, Sánchez Herrero, la abogada que había heredado los expedientes que acusaban al histórico juez federal, reclamó una nueva postergación (ya se la habían concedido la sesión anterior) porque -sostuvo- el tema continuaba en estudio. Cuando su reclamo no prosperó, se abstuvo. La siguieron el juez Juan Manuel Culotta y la diputada Silvia Giacoppo. El diputado Pablo Tonelli fue el único que votó en contra.

El proyecto para desestimar las denuncias contra Canicoba Corral que redactó Más Vélez, sin embargo, deja abierta una de las acusaciones que se abrió después de que LA NACION publicara que el magistrado usaba aviones privados de empresarios que eran investigados por corrupción y otros delitos para viajar los fines de semana a Uruguay.

El ambiente se puso especialmente tenso cuando, terminada la reunión de comisión, se incorporaron el resto de los consejeros para el comienzo del plenario. El kirchnerismo, a través de Molea y Lugones, introdujo el tratamiento del proyecto aprobado una rato antes en la comisión, que no estaba incorporado en el temario del plenario. Más Vélez, entre otros, se opuso: “Es un capricho”, le espetó a Molea. El consejero le respondió: “No es ningún capricho. Es una práctica habitual”.

El kirchnerismo, que necesitaba una mayoría especial para incorporarlo al expediente, reclamó que se pusiera a votación. No le alcanzaron los votos, pero la puerta quedó abierta para aprobar, con apenas siete votos (mayoría simple), el cierre de las acusaciones contra Canicoba Corral en la próxima reunión. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí