El Gobierno lleva gastados US$ 20.000 millones en ayudas por la cuarentena, casi la mitad de lo que prestó el FMI

0
443
El Gobierno lleva gastados US$ 20.000 millones en ayudas por la cuarentena, casi la mitad de lo que prestó el FMI

El bono de la ANSeS de $ 10.000 y el pago de salarios son los desembolsos más importantes.

Hasta el 18 de mayo las medidas del Gobierno anunciadas para afrontar la crisis por el coronavirus implican un gasto de $ 752.374 millones, equivalente a 2,6% del Producto Interno Bruto (PIB) y una disminución de recursos de $ 80.485 millones (0,3% del PIB). Y sumando el monto de facilidades financieras de $ 571.774 millones (2,0% del producto), la cifra total de los recursos asignados para atender los impactos del Covid-19 representan alrededor del 4,9% del PIB.

Los cálculos son de la Oficina de Presupuesto del Congreso Nacional (OPC). En total, es un mayor gasto por $ 1.324.148 millones y una reducción de ingresos de $ 80.485 millones. Equivale a casi US$ 20.000 millones, casi la mitad de los US$ 44.000 millones que el FMI le prestó al gobierno de Mauricio Macri. El PBI fue estimado en $ 28.446.197 millones, unos 410.000 millones de dólares al tipo de cambio oficial.

De estos totales, $ 473.018 millones ya fueron incorporados al Presupuesto Nacional a través de Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU), Decisiones Administrativas del Jefe de Gabinete o Resoluciones ministeriales o se atendieron con créditos vigentes.

El resto son anuncios que, en muchos casos se están efectivizando, y que a través de modificaciones presupuestarias o futuros DNU se agregarán a los gastos del ejercicio.

En relación al anterior Informe (al 28 de abril), el mayor gasto se incrementa en $ 175.482 millones y la reducción de ingresos se amplía en $ 28.980 millones.

La diferencia se explica por la extensión a los salarios de mayo del salario complementario y el pago de una segunda cuota del IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) o bono de $ 10.000.

Aún así, la OPC aclara que “este es un informe dinámico que se irá actualizando permanentemente, en tanto vayan surgiendo nuevas normas por parte del gobierno nacional que se tomen en el marco de la pandemia, o modificaciones presupuestarias que actualicen las partidas del presupuesto con el fin de atender gastos derivados de la emergencia sanitaria”, aclara el Informe de la OPC.

Entre los principales rubros de incremento del gasto, el Informe menciona:

* El bono de la ANSeS o IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) de $ 10.000 suma $ 89.630 millones. Y otro tanto el pago de una segunda cuota.

* El salario complementario para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado de entre uno y dos salarios mínimos, insumiría $ 85.000 millones. Y otros $ 85.000 millones su extensión sobre los salarios de mayo

* La reducción del 95% de las contribuciones patronales al sector privado implica una menor recaudación con un costo de $ 67.083 millones. Y otros $ 5.291 millones por la reducción de las contribuciones patronales por el plazo de 90 días para los trabajadores de la salud.

* El bono de hasta $ 3.000 para los jubilados y pensionados que ganan hasta $ 18.892 incrementó el gasto en $ 10.226 millones. Y otros $ 3.200 del subsidio de $ 3.000 para las pensiones no contributivas.

* La duplicación de la ayuda a los beneficiarios de la AUH agregó otros $ 13.941 millones.

* $ 10.000 millones al PAMI.

* $ 42.788 millones se estima la suba del gasto por el incremento del monto de las tarjetas alimentarias, atención a comedores escolares y compra de alimentos.

* El refuerzo de $ 5.000 para el personal de salud suma $ 12.066 millones.

* Otros $ 30.000 millones al Fondo de Garantías (FoGAr) para otorgar garantías para facilitar el acceso al crédito a las micro, pequeñas y medianas empresas.

* $ 65.730 millones para el Programa de asistencia a las Provincias.

* En $ 1.800 millones el aumento del piso – de $ 3.925,17 a $ 6.000) y del tope ( de $ 6.280,28 a $ 10.000) de las prestación por desempleo que reciben unos 120.000 trabajadores registrados despedidos Por otra parte, entre las medidas sin impacto presupuestario, la OPC menciona los créditos a tasa cero a Monotributistas y autónomos con un costo financiero de $ 220.774 millones. Hay, además $ 350.000 millones en las líneas crediticias, de las cuales $ 320.000 millones corresponden el Banco Central a tasas preferenciales. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí