Con un nuevo protocolo, Bolsonaro libera el uso de la cloroquina para tratar a todos los infectados

0
247
Jair Bolsonaro busca evitar una sangría laboral con recortes salariales y suspensiones

Por: Marcelo Silva de Sousa

Tras superar el umbral de los 1000 muertos diarios por coronavirus , el gobierno de Jair Bolsonaro liberó hoy el uso de la cloroquina y la hidroxicloroquina para tratar a todos los pacientes enfermos de Covid-19.

El Ministerio de Salud, que conduce interinamente el general Eduardo Pazuello, divulgó esta mañana un documento que recomienda la prescripción del medicamento, cuya eficacia no ha sido probada científicamente para tratar el virus, desde los primeros síntomas de la enfermedad para todo tipo de pacientes.

De acuerdo con el ministerio, los pacientes que opten por consumir el remedio deberán firmar un consentimiento en el que se informa sobre los posibles efectos secundarios, entre ellos, daños en la retina, disfunción cardíaca y arritmias. Hasta hoy, el Ministerio había autorizado el tratamiento apenas para casos graves.

Más tarde, Bolsonaro tuiteó: “Todavía no hay evidencia científica, pero está siendo monitoreada y utilizada en Brasil y en todo el mundo. Sin embargo, estamos en guerra: ‘Peor que ser derrotado es la vergüenza de no haber luchado'”.

La decisión genera polémica y resistencia de vastos sectores médicos brasileños, debido a que no está comprobada científicamente la efectividad de la droga y a que, en la mayor parte de los casos del Covid-19, un 80%, los cuadros clínicos tienden a mejorar sin necesidad de fármacos ni internación.

“Quien es de derecha, toma cloroquina. Quien es de izquierda toma Tubaína (una marca de gaseosa brasileña)” , bromeó ayer el presidente Jair Bolsonaro en una entrevista con el periodista Magno Martins. “Usted no es obligado a tomarla. Si no quiere, no lo hace”.

Las declaraciones de Bolsonaro sobre la cloroquina, en tono jocoso, llegaron el mismo día en que Brasil batió el récord en el número de muertes por la enfermedad y también en casos de contagio. Sólo el martes se registraron 1179 fallecimientos en un día, llegando a la marca de casi 18.000 muertos. Además, con cerca de 17.400 casos, Brasil, el tercer país del mundo con más de 270.000 contagios.

El protocolo publicado por el gobierno admite que a pesar de que las drogas mostraron actividad contra el coronavirus “in vitro”, todavía no hay ensayos clínicos controlados que “comprueben el beneficio inequívoco para el tratamiento del Covid-19”. El término de consentimiento dice que “investigadores chinos demostraron la capacidad de esas drogas (cloroquina e hidroxicloroquina) de inhibir la replicación del coronavirus en laboratorio” y cita un estudio francés que mostró la eliminación más rápida del virus en la garganta de portadores del Covid-19.

La posibilidad de liberar la cloroquina había decantado en la salida del último ministro de Salud, Nelson Teich, quien dejó el cargo la semana pasada por mostrar resistencias a la medida.

En un entrevista con el diario Folha de San Pablo, el ex ministro de Salud Luiz Mandetta, quien dejó el cargo en medio de la pandemia, advirtió que el uso extendido de la droga puede provocar un efecto adverso. Mandetta dijo que el uso extendido puede repercutir en un aumento de casos de arritmias cardíacas y conllevar a la necesidad de cuidados intensivos para más personas, en momentos en que los sistemas de salud de los estados comienzan a colapsar. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí