Dos millones de personas aún no cobraron el ingreso de emergencia

0
299

Por: Silvia Stang

Cuando pasaron ya dos meses desde el anuncio de la medida, alrededor de dos millones de personas que calificaron para ser beneficiarias del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $10.000 todavía no lo cobraron. Sí lo hicieron hasta el viernes último, 22 de mayo, un total de 6.288.501 personas, según datos aportados a LA NACION por la Anses. Los pendientes de pago eran, hasta entonces, 2.000.752 casos y el total de prestatarios, según el dato oficial, será, finalmente, de 8.289.253.

El universo de los alcanzados, hayan cobrado o no todavía, está integrado por personas fuertemente impactadas en su actividad laboral -y, por lo tanto, en los ingresos que pueden generar- a partir del inicio mismo de la cuarentena para prevenir contagios del Covid-19, que hoy cumple 69 días.

En la conferencia de prensa del sábado último, en la que se anunció la extensión de la cuarentena hasta el 7 de junio, el presidente Alberto Fernández dijo que el IFE “que está destinado a 9 millones de personas, ya fue cobrado por 6 millones de personas”. Y agregó que se está trabajando para que reciban un segundo pago.

El cronograma total de pagos de la primera ronda, según lo que había anunciado en su momento el organismo, entonces bajo la gestión de Alejandro Vanoli, se extendería en principio hasta iniciado julio, es decir que se tardaría un período de tres meses, salvo que se logre una aceleración de los tiempos. Los últimos en acceder, se señaló, serán quienes cargaron en los últimos días de abril su opción por una de las modalidades habilitadas para el cobro y eligieron (probablemente, a falta de alternativas según el lugar del país donde viven) ir a retirar el dinero a una de las sucursales del Correo Argentino.

El pago del IFE fue anunciado el 23 de marzo pasado y sus destinatarios son los trabajadores de la economía informal o desocupados, quienes hacen tareas de servicio doméstico en casas particulares (ya sea que estén en blanco o en negro), los monotributistas sociales y los monotributistas anotados en las categorías A y B. La prestación es compatible con el cobro de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y, de hecho, a esas familias fue a las que llegó la ayuda en primer lugar, durante los primeros días de abril.

Antes de habilitar los pagos, se cruzaron datos de ingresos de los solicitantes y de los integrantes de su grupo familiar, y también posibles declaraciones patrimoniales, porque se establecieron incompatibilidades con determinadas situaciones (por ejemplo, que en el grupo haya asalariados o jubilados).

Días atrás, la directora ejecutiva de la Anses, Fernanda Raverta, dijo que la segunda ronda del subsidio estatal alcanzará a la misma población que la primera. Todavía no hay precisiones sobre el monto y las fechas de cobro. El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero dijo, por su parte, que esa segunda prestación sea “probablemente del mismo monto” que la primera.

“Estamos evaluando la zona geográfica, porque hay provincias que ya retomaron su actividad”, afirmó el funcionario en declaraciones radiales hechas en los últimos días, dando a entender que habrá una revisión del universo de beneficiarios. Y señaló que está saldrá un decreto estableciendo cómo será la segunda ronda.

Durante esta semana se sigue acreditando el dinero para quienes hicieron su opción por alguno de los medios de pago entre el 16 y el 20 de abril (hay personas que concretaron ese trámite en una etapa posterior). Para conocer cuándo es la fecha de cobro en cada caso, la Anses habilitó un sistema de consultas en www.anses.gob.ar/informacion/cuando-y-donde-cobro-el-ingreso-familiar-de-emergencia-ife al cual se puede acceder ingresando el número de DNI. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí