El Banco Central elevó al 30% la tasa mínima de los plazos fijos

0
329

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) elevó hoy la tasa mínima que los bancos deben pagar por plazos fijos, al definirla como el equivalente al 79% de la tasa de política monetaria que el BCRA les paga a los bancos por invertir en letras de liquidez (Leliq), que hoy se ubica en el 38%. Es decir, que la tasa mínima de los plazos fijos pasó a ser 30%, mientras que hasta ahora se ubicaba en 26,6% (70% de la tasa de Leliq).

El objetivo de la medida es fomentar el ahorro en pesos y evitar que el exceso de liquidez presione sobre el dólar en sus distintas variables. Así, esta decisión se suma al endurecimiento del cepo dispuesto por el BCRA ayer, cuando estableció que las empresas que tienen activos líquidos originados en la formación de activos externos deberán disponer “primeramente de esos recursos para el pago de obligaciones comerciales con el exterior” (básicamente, pago de importaciones y otros compromisos) antes de volver a tener derecho a comprar las divisas en la plaza local. Dicho en sencillo, el objetivo es que para pagar importaciones las empresas usen primero sus ahorros en dólares y tienen que pedir permiso para acceder al Mercado Único y Libre de Cambios (MULC).

La entidad lo informó en la Comunicación “A” 7027 aprobada por el directorio del BCRA y será efectiva a partir del 1 de junio de 2020 (es decir, desde el lunes). Alcanza a las entidades financieras del Grupo A, que representan casi la totalidad del sistema.

Esta medida “significa para los ahorristas, sin importar el volumen o razón social, una Tasa Nominal Anual (TNA) de 30,02% y una Tasa Efectiva Anual (TEA) de 35%”, según informó el Central en el comunicado.

Además, aclaró, que el beneficio de la tasa mínima no estará disponible para las empresas que hayan accedido a las líneas de financiación a una tasa subsidiada del 24%.

La entidad monetaria que conduce Miguel Pesce también amplió la posibilidad a los productores agropecuarios de efectuar depósitos a tasa variable, ligados a la cotización del dólar.

“Esta opción se suma a las ya existentes, atadas a los precios de cereales y oleaginosas. La posibilidad de acceder a estos depósitos a tasa variable es para las personas con actividad agrícola y por un importe de hasta dos veces el valor total de sus ventas de cereales y oleaginosas registradas desde el 1 de noviembre de 2019”, informó el BCRA.

Plazos fijos

A mediados de mayo, el Banco Central ya había dispuesto que la tasa mínima (que entonces era del 26,6% nominal anual) se extendiera a todos los depósitos realizados a plazo fijo y, en paralelo, había generado un incentivo para que los bancos traten de captar Depósitos a Interés Variable (Divas), vinculados con la evolución que tenga el precio de la soja, para intentar que los productores agrícolas adopten esa cobertura y no recurran al dólar como resguardo de valor.

La tasa mínima que los bancos debían pagar por plazos fijos se había establecido semanas atrás en el equivalente al 70% al interés del 38% que el BCRA les paga a los bancos por invertir en letras de liquidez (Leliq). Pero solo regía para colocaciones de personas y por hasta $400.000. Entonces se incluyó a los plazos fijos mayoristas y los realizados por personas jurídicas (empresas), con lo que pasó a tener alcance general para todas las colocaciones a plazo. “Significa una tasa efectiva mensual de 2,22%, superior a la inflación de abril”, destacaron en el ente monetario en su momento. Es tasa hoy se elevó de 70% a 79%. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí