Solo quedan US$ 510 millones de las reservas del Banco Central para pagar la deuda

0
387
Banco Central - Foto: Marcos Brindicci

A través de la Ley de Solidaridad el Gobierno había separado US$ 4.571 millones para afrontar vencimientos y ya se desembolsaron US$ 4.000 millones.

Por: María Iglesia

De los US$ 4.571 millones que el Gobierno había separado en diciembre de las reservas internacionales para pagar deuda quedan apenas US$ 510 millones. Así surge del registro de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), aunque también un funcionario del Frente de Todos confirmó esta evolución.

Fue el representante de la Argentina ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), Sergio Chodos, el que aseguró en declaraciones radiales que desde diciembre ya desembolsaron US$ 4.000 millones para evitar el default, mientras negocia con los acreedores externos.

La OPC explicitó que “en abril se colocaron US$ 510 millones en letras del Tesoro al Banco Central denominadas en dólares, con vencimiento en 2029. Sumado a las colocaciones desde diciembre de 2019, el stock de este instrumento alcanzó los US$ 4.061 millones”.

¿Qué se pagaron con esos US$ 4.061 millones? Con los últimos datos disponibles, desde la Asociación Argentina de Presupuesto (Asap) detallaron que en enero se afrontaron vencimientos por US$ 1.727 millones, en febrero fueron US$ 704 millones, en marzo US$ 815 millones y en abril, US$ 626 millones, según información desplegada a pedido de Clarín. Así, el total en los primeros cuatro meses de 2020 suman US$ 3.872 millones, a los que se suman US$189 millones de diciembre.

Una parte se trato de obligaciones en pesos (entre letras y bonos) , mientras que en dólares, además de pagar vencimientos en estos tipos de instrumentos, también se afrontó deuda con organismos internacionales.

En plena negociación con los acreedores privados de deuda bajo legislación extranjera, el Gobierno definió no pagar el vencimiento de unos US$ 503 millones de tres bonos Globales. La fecha en cuestión fue el 22 de abril, a lo que se sumó el período de gracia de 30 días, hasta el 22 de mayo.

En la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva que el Gobierno presentó y el Congreso aprobó en diciembre se había dispuesto usar hasta US$ 4.571 millones de las reservas de libre disponibilidad del Banco Central para pagar deuda. Según se instrumentó, a cambio la entidad monetaria a cargo de Miguel Pesce recibe letras a 10 años de plazo.

En el artículo 57 de la norma autorizó “al Gobierno Nacional a emitir letras denominadas en dólares estadounidenses por un monto de hasta US$ 4.571.000.000, a 10 años de plazo, con amortización íntegra al vencimiento, la que devengará una tasa de interés igual a la que devenguen las reservas internacionales del Banco Central, para el mismo período y hasta un máximo de la tasa Libor anual menos un punto porcentual. Los intereses se cancelarán semestralmente”.

A ese agregó otro, el artículo 59, que dispuso que “los dólares autorizados a adquirir mediante esta norma sólo podrán aplicarse al pago de obligaciones de deuda denominadas en moneda extranjera”.

La deuda en juego en esta reestructuración, en la que se buscará evitar caer en el noveno default de la historia argentina, suma unos US$ 66.500 millones: del stock total, es la que corresponde al sector privado y, de ese universo, a los tenedores de bonos bajo legislación extranjera.

A la oferta original que había presentado Martín Guzmán desde Olivos a fines de abril (que implicaba tres años de período de gracia, una quita promedio de capital de 5,4% y de 62% en los intereses), con un valor presente neto de unos 40 dólares, se sumó la segunda, que llevó el VPN a unos 47 dólares. En las próximas horas los bonistas esperan recibir la tercera, con un VPN más cercano a los 50 dólares. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí