En mayo, la recaudación cayó 22% en términos reales

0
306
Las alternativas del Gobierno para que las empresas puedan pagar sueldos

Por: Sofía Diamante

El dato era esperado. Las proyecciones ya anticipaban un desplome en la recaudación. La AFIP anunció hoy que los ingresos del fisco crecieron solo 12,4% interanual, muy por debajo de la inflación esperada para el mismo periodo, en torno al 45%. Esto significa una caída real del 22%, según cálculos de analistas económicos.

En concreto, se recaudaron $499.535 millones el mes pasado. A lo largo de los primeros cinco meses del año, los ingresos tributarios ascendieron hasta $2,3 billones, un incremento del 28,3% en relación al mismo periodo de 2019, y una caída real mayor al 13%.

Los ingresos del Estado caen en el momento que más es necesario el aumento del gasto fiscal para paliar la crisis por la pandemia. Esto presume un incremento del déficit que, ante la imposibilidad de acceder al crédito, deberá ser financiado casi en su totalidad por emisión monetaria. La inyección de liquidez deberá ser luego controlada por el Banco Central, para no generar mayor presión a una economía ya inflacionaria

“Uno podría esperar que el piso de la recaudación sea en mayo y que en los próximos meses, las variaciones interanuales empiecen a ser un poco más altas de las que estamos viendo hoy. Obviamente tenemos una economía que está completamente deprimida, con una caída en el nivel de actividad brutal, pero algo se empezará a recuperar en línea con los sectores que empiezan a flexibilizarse”, indicó Juan Ignacio Paolicchi, de la consultora EcoGo.

El economista señaló que entre mayo y julio, el gasto público crecerá a tasas muy altas. “La velocidad del crecimiento para controlar los costos económicos de la pandemia es muy abrupta. En julio, además, está el pago del aguinaldo. Hacia adelante, dado que pensamos el mayor gasto como transitorio, se espera que vaya mermando a medida que la cuarentena se levanta. Igualmente, será clave que se cierre el tema de la deuda, porque de esa manera se pueden minimizar los costos asociados a la emisión monetaria que está llevando adelante el Banco Central para financiar al Tesoro. Pero si no se cierra la deuda en este contexto de emisión monetaria y caída en la recaudación, hay un problema adicional que puede generar muchos inconvenientes en el plano monetario inflacionario”, indicó.

Gabriel Caamaño, de la consultora Ledesma, por su parte, advirtió sobre la caída en los ingresos por retenciones, que cayeron 35% de forma nominal, a pesar de las suba de alícuotas y del ajuste del tipo de cambio. “La caída real es más significativa. Esos son ingresos que van 100% a la Nación; es decir que la caída en los ingresos tributarios de la Nación es mayor a la caída en la recaudación. Todavía falta ver si los gastos se aceleraron o se estabilizaron en mayo, sino vamos a ver que el déficit crece todavía más en relación a abril”, indicó.

Para el economista, las proyecciones de déficit fiscal anual son de entre 5 y 6 puntos del PBI. “Esto es financiado 100% con emisión. Vamos a exigir al máximo al Banco Central. Ojalá no haya que inventar nada nuevo a lo que ya hay, porque el balance ya da pie para un financiamiento monetario de 7 puntos”, comentó.

En el Iaraf agregaron también que, a la hora de explicar la caída real, se destacan el derrumbe de IVA Neto, Ganancias y Aportes y Contribuciones, por la magnitud de sus caídas y su participación en la recaudación total. “Con la inflación considerada, las caídas en tales impuestos fueron del 28%, 24% y 23% respectivamente”, indicaron.

En detalle

En detalle, la recaudación del IVA -el tributo vinculado a la actividad- ascendió a los $130.755,9 millones, un aumento de apenas 3,6% en relación con el mismo mes del año pasado. “Los ingresos tributarios por este concepto continúan afectados por el menor dinamismo en la actividad económica asociado al aislamiento social. El mayor acogimiento a planes de Facilidades de Pago por las obligaciones vencidas en el mes a partir de las medidas implementadas por la AFIP para aliviar la situación de las pymes también incidió sobre los ingresos tributarios por IVA”, indicaron en el ente recaudatorio.

La recaudación del IVA Impositivo sumó $89.254,3 millones, con un incremento del 3,7%, mientras que los ingresos generados por el IVA Aduanero alcanzaron los $44.911,6 millones. La cifra representa una caída del 1,1% interanual que, “en un escenario de reducción de las importaciones, refleja la evolución en el tipo de cambio y un día hábil más de recaudación con relación al mismo mes del año pasado”, explicó la AFIP.

Los ingresos vinculados al Sistema de Seguridad Social -vinculado a la generación de empleo y el poder adquisitivo- ascendieron a $101.248,3 millones, con un incremento de 11,6% en 12 meses. Los aportes personales ascendieron hasta $42.532,6 millones, mientras que las contribuciones patronales recaudaron $57.067,4 millones, que representan un aumento del 14,7% y del 19,5%, respectivamente.

“La recaudación de los impuestos vinculados al mercado de trabajo estuvo condicionada por las medidas de política tributaria diseñadas para amortiguar el impacto económico del aislamiento sobre el empleo y los ingresos salariales. Entre las herramientas implementadas en mayo se destacan la prórroga por dos meses del componente SIPA de las contribuciones patronales y la reducción en la alícuota. En la comparación interanual, también incidió en forma negativa el mayor acogimiento a planes de facilidades de pago por las obligaciones vencidas en el mes”, señalaron en el organismo que comanda Mercedes Marcó del Pont.

La recaudación del impuesto a las ganancias alcanzó los $141.320,0 millones, con un incremento de 9,5%. El impuesto sobre los créditos y débitos (más conocido como impuesto al cheque) alcanzó los $35.025,8 millones y tuvo un aumento del 22%. La recaudación del impuesto a los bienes personales, por su parte, fue de $6791 millones, con una variación del 1167,5%, ya que se registraron los ingresos por el pago a cuenta establecido para los contribuyentes con bienes en el exterior por el período fiscal 2019, según explicó la AFIP.

En cuanto a los ingresos por comercio exterior, la recaudaciones por derechos de exportación (retenciones) alcanzaron los $24.752,8, con una caída del 35,6%. La recaudación por derechos de importación ascendió a $13.730,4 millones, con un descenso del 3,4%. Ambas estuvieron condicionadas por la existencia de tres días hábiles menos de recaudación en relación con mayo de 2019.

Finalmente, los ingresos por el impuesto PAIS, que grava la compra de dólares, fueron $11.906,6 millones. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí