domingo, septiembre 27, 2020
6 C
Río Gallegos

De llenarte la heladera y aumentar 20% a los jubilados, a suspender 180 días más la movilidad jubilatoria amparados en la “mayoría electoral”

El Presidente Alberto Fernández -
El Presidente Alberto Fernández –

(Por: Rubén Lasagno) – Ojalá la gente que no corresponde al núcleo duro del kirchnerismo/cristinismo, aproximadamente un 25% del padrón electoral, éstos nada pueden ver, oír ni decir nada, son obtusos e irreconciliables con la democracia, es decir, ese 30% ambivalente que puede recostar su voto a uno u otro además del 35% aproximadamente que está en la oposición política y nunca votaría a los K o a los M, puedan variar la realidad argentina en las elecciones próximas regenerando el tejido político en las urnas, al menos, tratando de desalojar el régimen, poniéndole pausa a los atropellos, reconociendo que se equivocaron apoyando a lo tristemente conocido  y forzando a que la Argentina se saque de encima a los autoritarios, inoperantes y ladrones.

Sin caérsele la cara de vergüenza, de la cual carece obviamente, el presidente Alberto Fernández que llegó prometiendo “volver mejores”, “llenar la heladera” y “aumentado inmediatamente  el 20% a los abuelos”, entre otras falacias que usó para trepar al poder y ser mascarón de proa de la jefa de la banda que no puede dar la cara ante la sociedad, prorrogó hasta el 31 de diciembre de este año la suspensión de la aplicación de la movilidad jubilatoria para ajustar los haberes previsionales, a través del decreto 542/2020 publicado hoy en el Boletín Oficial.

Fiel a la forma de ejercer el gobierno el kirchnerismo/cristinismo, Alberto Fernández se reserva la potestad de determinar el incremento de las jubilaciones por decreto incluyendo, como una burla más hacia una sociedad dormida en la abulia del coronavirus, nos dijo que lo hace “con el fin de preservar el poder adquisitivo de los mismos, atendiendo prioritariamente a los beneficiarios y las beneficiarias de menores ingresos”. Es como si mañana el gobierno decretara que te saca los hijos menores para aliviarte el presupuesto familiar. Una barbaridad total ante una sociedad muda, sin reacción, sin oposición, sin gremios ni organizaciones de DDHH.

La ley 27.541 de Emergencia Pública, de diciembre del año pasado, suspendió por 180 días la aplicación de la movilidad jubilatoria y estableció que dentro del mismo plazo el Poder Ejecutivo debía convocar una comisiónpara que propusiera un proyecto de ley de movilidad de los haberes previsionales que “garantizara una adecuada participación de los ingresos de los beneficiarios y de las beneficiarias del sistema en la riqueza de la Nación”. Nada de eso pasó ni pasará. El gobierno KM estableció las mismas bases intervencionistas de salarios y jubilaciones que en Santa Cruz.

Acá, Alicia Kirchner decide cuánto cobra un jubilado y simula paritarias con los gremios dictándole a la dirigencia el porcentaje de aumento y/o los importes fijos no remunerativos que ella cree que se les debe pagar.

De nada vale estar aislados si el gobierno provincial trae cinco vuelos, micros con gente de Ecuador y no hace los mínimos controles
- Publicidad -

A nivel nacional sucede exactamente lo mismo. Alberto Fernández, colgado de la pandemia, hoy explica y justifica cualquier cosa. El COVID-19 le vino como anillo al dedo para ajustar el cinturón en el cuello social y obtener manos libres para ejerce el poder absoluto, el control social y quitarle a los argentinos el oxígeno necesario para evolucionar. 

La venezuelización de la Argentina, ya no es una utopía; estamos cada vez más cerca de tomar ese camino. El intervencionismo, la destrucción de la clase productiva y la fuga de capitales y empresas, más el cierre de las puertas del mundo a un país inconsistente por donde lo miren: económica, financiera y políticamente pero básicamente imprevisible y sin justicia, transforma a la Argentina en algo inclusive peor a la Venezuela de Maduro y a la Cuba de los Castros, porque allí se encuentra algún atisbo de “ideología”, aunque sea barata y vetusta. En nuestro caso no. Argentina aparece inmanejable y en manos de una banda sin ideología clara y sin ideas probables. Eso y no otra cosa ahuyenta a cualquiera que mire al sur y espanta a quienes tienen la posibilidad de irse a tiempo.

La mentira burda, absurda y permanente de Alberto Fernández no debería sorprender a nadie. Una persona que vivió diciendo una cosa y haciendo otra, con excesivos registros documentales de sus discursos esquizofrénicos y falaces, nunca debería haber sido confiable en las urnas. Y lo votaron.

Ahora, el que iba a llenar la heladera de los pobres, no puede llenar ni su propio discurso devaluado: ya nadie le cree. El que iba a aumentar las jubilaciones ni bien asumirá y ni bien pudo metió un decretazo para congelar los haberes de los abuelos, mucho antes inclusive de que llegar el coronavirus con el cual hoy pretenden explicar todo, decide cuánto, quiénes y cuándo cobran; como en Santa Cruz.

Nada es lo que dijeron iba a ser.

La falacia de los números

El gobierno de Alberto y Cristina se apoya en falacias para justificar la representación mayoritaria de la sociedadque supuestamente aprobaría el accionar político de un gobierno sin rumbo fijo y casi absolutista.

Asunción de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner – Foto:

No es raro escuchar al kirchnerismo/cristinismo decir que “más de la mitad del país apoya al gobierno”. Una mentira tan grande como las promesas previas de Alberto y Macri.

La realidad es que el actual gobierno nacional está en el poder con menos del 30% de los argentinos y acá van los números estadísticos de las últimas elecciones generales del 2019.

Sobre un total de 44.5 millones de habitantes se habilitó un padrón con 33.858.733 electores; es decir aproximadamente un 77% de los argentinos.

De ese 77% de argentinos que estaban empadronados, votaron realmente 26.570.378 electores. Es decir votó el 81,32 % del padrón y el 61% de los habitantes de la Argentina.

De esos 26.570.378 votantes el 48,24% fueron a manos de Alberto Fernández y el 40,24 para Mauricio Macri.

Alberto Fernández recibió 12.942.183 votos y Mauricio Macri 10.805.634.

12.942.138 votantes del FPV corresponde a un 29% de la población del país que es realmente los que votaron a este gobierno

En términos objetivos, el 71% de la población del país no tuvo participación en elegir a las actuales autoridades.La gran falacia populista es decir: “más de la mitad del país nos votó”. Deberían decir “El 29% del país está con nosotros” y con este cambio de enfoque no solo dejarían de engañar a la gente sino, se darían cuenta de que no tienen el mandato de la sociedad argentina, tiene un poder concedido por un porcentaje de ellos, con la obligación de gobernar para todos. (Agencia OPI Santa Cruz)

8 Comentarios

  1. No son los políticos el problema aunque sean mediocres y la mayoría corruptos, la sociedad los sigue votando, una gran parte les gusta vivir de la limosna. Nunca se les demostró que podríamos tener una mejor vida, mejor cultura, sencillamente hemos vajado los brazos y aceptamos lo que tenemos, moriré sin ver un país respetado por el mundo, un país serio, con justicia. Muy triste.

  2. Coman de su propia mierda votantes del FPV
    ahi tienen a Boudou cobrando 400 Lucas por mes y una indemnización de 20 palos
    ¿buen negocio hizo!

    • te pasa un monton de cosas por la cabeza bronca tristeza en fin lo que salio el otro dia en opi lo de los 14 mineros muertos nadie dijo nada se hicieron todos los boludos la estan pasando bien llevan unos cuantos años sin trabajar y piensan seguir igual, total les aumentan el sueldo hay jubilados que cobran muy mal pero eso a ellos no les interesa total creen que nunca les va a pasar y que siga la joda

  3. Sì, el mundo del revés.- Pero alguien vota esto. Yo creo que es por resentimiento.- Osea el cobra un plan se siente pobre y los defiende. La gente aunque no parezca quiere igualar para abajo, que todos vivan como el peor….el resto el lujo. Ja..ja..No importa que después le refrieguen las joyas y euros por la cara….ja..ja..

  4. presidente que se hace el pelotudo , cristina desesperada para quedar impune , cambiando al sistema judicial y buscando las inconstitucionales herramientas para modiicar los tribunales federales superiores y consejo de la magistratura , liberando a funcionarios condenados por corrupcion , liberando a empresarios corruptos , que no se calle el pueblo , salgamos a las calles a defender la republica …vamos argentina !! sin corrupcion ni comunismo

  5. Verlos envueltos en la bandera Argentina a estos sinverguenzas, tenia un viejo profesor de historia en los 70 que tenía un termino que me quedó grabado en la piel…¿¿¿¿ PATRIOTEROS !!!!!…

  6. Espero que maduramos como sociedad y tiremos del carro todos juntos. De esto salimos entre todos. Vasta de golpear cacerolas formemos un partido nuevo y corramos esta manga de chorros. Ya tendremos tiempo de juzgarlos y sacarles lo mal ávido.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí