Cristóbal López dice que la AFIP buscó hacer quebrar a su petrolera y le reclama $2.000 millones

1
425

El organismo recaudador dijo que el empresario que le alquiló departamentos a Cristina Kirchner debe $10.000 millones en impuestos.

Por: Lucía Salinas

La petrolera Oil Combustibles, de Cristóbal López, acusó a la AFIP de “hacerla quebrar” y le reclama al Estado una indemnización de $ 2.000 millones. Los abogados de Inversora M&S -controladora de la petrolera- hicieron la presentación en la causa en que se tramita la quiebra de la empresa, que acumuló durante el gobierno de Cristina Kirchner una deuda con el fisco por el Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC) y otros tributos que supera los $10.000 millones. La AFIP sostiene que la petrolera de López le cobró a los clientes de su empresa ese impuesto, y que se quedó el dinero en lugar de girarlo al Estado.

Ahora, la compañía de López planteó que fue el fisco el que condujo a Oil a quebrar, y lo acusó de ser un “acreedor hostil” que no buscó “cobrar los créditos sino quebrar a la empresa”. Por ello, se niegan a pagar lo reclamado por la AFIP. Hasta tanto el juez defina la situación, se suspendieron por 90 días los remates de bienes.

El 11 de mayo se cumplieron dos años desde que la justicia comercial decretó la quiebra de Oil Combustibles SA (OCSA), la petrolera de Cristóbal López y Fabián De Sousa, juzgados en el fuero penal por defraudación junto a Ricardo Echegaray​ por no haber pagado el Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC) durante el último gobierno de Cristina Kirchner. La causa  se inició por una deuda que en ese momento era de $ 8.000 millones y derivó en la crisis financiera de la empresa.

Pese a los planes de facilidades de pago obtenidos durante el último período de Cristina Kirchner frente a la Casa Rosada y con Ricardo Echegaray frente a la AFIP, desde el año pasado hay un planteo que busca invertir las responsabilidades que investiga la justicia.

Los abogados de López y De Souza consideran que el organismo recaudador no es el principal acreedor de la petrolera, como indica el proceso de quiebra y la causa en el fuero penal que se encuentra actualmente en juicio oral. Ellos argumentan que la deuda mayor es con Inversora M&S, integrante del mismo conglomerado.

El juez a cargo de la quiebra analiza el planteo y, por lo tanto, suspendió por 90 días el remate de bienes de Oil Combustibles SA. Si llega a determinar que la AFIP fue, como dicen López y De Sousa, “un acreedor hostil”, esto le quita al ente recaudador cualquier posibilidad de reclamar deudas, porque así lo establece la ley de quiebras y concursos.

A raíz de este argumento, realizaron una demanda por daños y perjuicios contra el organismo estatal, por considerarlo responsable de la quiebra. Con esta medida López busca excluir a la AFIP de la posibilidad de “recuperar su crédito del producido de la liquidación de la empresa”, sostuvo una fuente judicial.

En su demanda, los empresarios pidieron que todos los remates de bienes que se estaban realizando en el marco de la quiebra, queden suspendidos. “Entendemos que con la refinería que se remató (comprada por YPF) alcanza para pagarle a los acreedores, menos al fisco”, explicaron desde la defensa del empresario K.

El reclamo se hizo a través de la controlante de Oil, que es Inversora M&S. Esta firma en la que trabajó Romina Mercado (hija de Alicia Kirchner), fue la que utilizó Cristóbal López para pagarle 1.727.500 dólares a Cristina Kirchner en concepto de alquiler de un dúplex en Puerto Madero desde 2012 hasta mediados de 2017, cuando fue desalojado.

Además del juicio comercial, se inició un expediente en la Justicia penal con una deuda multimillonaria de $ 8.000 millones, que contemplaba el período 2011-2015. Sin embargo, la acusación de la Fiscalía, que se leyó al inicio del juicio, se basa en el período fiscal de mayo de 2013 a agosto de 2015, dos años más breve.

La pericia realizada por los técnicos de la Corte Suprema de Justicia ordenada por el Tribunal Oral Federal 3 (TOF 3) a cargo del caso, estudió cómo se comportó la empresa ante sus obligaciones fiscales. En el informe se detalla que al 10 de diciembre de 2015 “la deuda por el ITC de Oil ascendía a 6.240.663.823 pesos”. Esta cifra no contempla los intereses, y ese aspecto se retoma en la pericia en el punto 8, “Resumen de saldos al 10/12/2015”, donde se pidió que se detallen las deudas devengadas impagas, que arrojan la misma cifra, es decir más de 6.200 millones de pesos.

Cuando la pericia se refiere a las deudas con el fisco, habla de aquellas “no exigibles” en su mayoría: esto se debe a que son deudas ingresadas a planes de pago otorgados por el organismo recaudador. Esto es justamente lo que se investiga en el juicio penal: los motivos por los cuales se otorgaron esos planes y el rol de la AFIP al momento de exigir el pago del tributo.

Durante la gestión de Mauricio Macri, la AFIP le agregó al reclamo los intereses por la deuda, con lo cual le reclamó a Oil en la demanda civil que es parte del juicio penal, más de 10.000 millones de pesos. Ante esta cifra, la defensa de López y De Sousa sostiene que a diciembre de 2015 sólo debían 600 millones de pesos. Sin embargo, “no incluye los demás planes que son objetos de la investigación”, explicaron fuentes judiciales. (Clarín)

1 Comentario

  1. Con rason Pali Anavalon y Santiyan recivieron 500 luca cada uno de hiveroamerica. E cierto el audio. Todo lo saven y nadie izo nada. estan ahorrando para la campaña. Tremenda pateadura en el ojete merecen. Echarlos a eyos que venden a los puestos de trabajo de sus cumpas. Deben andar todo en lo mismo

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí