sábado, agosto 15, 2020
3 C
Río Gallegos

El gran samaritano Pablo Grasso. No puede ni sabe controlar un minúsculo grupo de habitantes contaminados y pretende “ayudar humanitariamente” a Chile

Destacadas

El Intendente de Río Gallegos Pablo Grasso - Foto

(Por: Rubén Lasagno) – El Intendente de Río Gallegos sigue dando claras muestras de que el cargo le queda demasiado grande. Pablo Grasso va de papelón en papelón; el último fue cuando después de instalar el obrador para empezar a construir la Oficina de Monitoreo en la ría local, tuvo que levantar todo y renunciar al proyecto en ese lugar, por estar viciado de ilegalidad y haberlo realizado de manera inconsulta y sobre terrenos vedados por leyes y Ordenanzas municipales.

Pero tras otros papelones previos como el impuesto a los combustibles, el peaje a los camiones de carga en tránsito por Río Gallegos, la “repatriación” en masa sin el mínimo control ni aislamientos, el horario instalado para que los abuelos vayan al supermercado (de 8 a 9 de la mañana) en épocas donde a esa hora está de noche (el sol sale 09:45)  y a las 8 de la mañana se generan temperaturas de 4º bajo cero con térmicas de -10º,  Grasso no se rinde y vuelve a transformarse en el hazmerreir de muchos y en objeto de la bronca de la mayoría.

El Intendente de esta capital no se cansa de decir en los medios donde todos lo escuchan  y nadie le pregunta, que está de acuerdo con asistir a Chile para que desde el país vecino se traigan a los enfermos de COVID-19 a los hospitales de la provincia y por ende de esta ciudad.

Si bien cabe aclarar que esta decisión política y sanitaria no es del Intendente sino de la gobernadora, siendo que son corresponsables de la aplicación del kirchnerismo/cristinismo en Santa Cruz, la opinión de Grasso es una suerte de “tire la bola y espere a ver qué recoge” del Frente Para La Victoria, algo usual y costumbrista del régimen tanto a nivel provincial como nacional. Por lo tanto, no es solo una opinión, como algunos dejan trascender, es un testeo de la opinión pública como la Conadep de los periodistas  la expropiación de Grabous o la diputada K, el avance hacia la justicia, etc.

- Publicidad -

Papelón municipal: sin argumentos válidos (iguales a los usados para la construcción) Pablo Grasso desistió de hacer la obra en la ría local

Pablo Grasso, siempre tan atento a ser solidario con la plata, la tranquilidad y la salud de los otros, tal como lo ha hecho desde el IDUV y ahora desde municipio con las tierras fiscales, intentó explicar en esas entrevistas que es xenófobo rechazar el pedido de auxilio que hizo un diputado chileno, para traer los enfermos de sus sistema de salud colapsados, a las provincias limítrofes, como si nuestro sistema de salud estuviera óptimo, más aún en Santa Cruz donde los pacientes deben llevarse los insumos porque los centros asistenciales no tienen presupuesto.

Justamente él” pretende oficiar de buen samaritano, quien es parte de una política oficial que ha demostrado ser un desastre en materia sanitaria, en una ciudad donde ya no se respetan los protocolos, no hay más controles en las calles, los supermercados atiborrados de públicos hay olvidado obligar a los clientes a guardar las distancias y el municipio no controla y castiga, etc. Un intendente que dejó entrar a más de 2000 personas (y aún entran hoy en micros y vuelos de AA) sin ningún tipo de control desde las mineras, por vuelos de “repatriados” y hasta recibió contingentes desde chile, con personas que bajaron de micros y se fueron a sus casas, sin la mínima revisión ni aislamiento en un gimnasio u hotel como exigen las normas creadas para enfrentar a la pandemia y que ningún gobierno la respeta; es casi ridículo que el mismo funcionario, quien allá por el inicio de la cuarentena dijo que esperaba no le tocara decidir a quién le ponían los respiradores y a quién no, ese mismo intendente, está pensando en importar enfermos del COVID-19 desde Chile.

Como ocurriera cuando el gobierno nacional decidió liberar a los delincuentes de las cárceles, alguien con buen tino y total lógica, les pidió a Pietragalla, Alberto Fernández, Zafaroni y los “liberadores” seriales del gobierno nacional, que si estaban tan preocupados “por la salud” de criminales y violadores “los llevaran a sus casas y allí los protegieran del contagio”. Una metáfora parecida, estaría bien aplicada en este caso, si le pidiéramos a Pablo Grasso y eventualmente a la gobernadora, en caso de acceder a transformarse en el alma caritativa de los enfermos chilenos, que se los lleven a sus casas y les prodiguen cuidados personales, en vez de exponer a toda la provincia a un contagio masivo de una enfermedad que no pueden ni saben controlar.

Pablo Grasso el dueño de la vida y la muerte

Tendremos que pensar entonces qué negocio hay detrás de este posible acuerdo binacional, en caso de llevarse a cabo, para que el jefe comunal de una ciudad en estado sanitario endeble (como el resto de la provincia) apoye una idea ridícula de ser solidario en términos de salud, siendo que Río Gallegos es un potencial foco de contagio, cosa que desconocemos porcentualmente, teniendo en cuenta la falacia de las estadísticas del gobierno provincial, para quien los números de contagios hace meses que no se modifican, según los informes diario que emite el Ministerio de Salud de Santa Cruz. (Agencia OPI Santa Cruz)

- Publicidad -

10 Comentarios

  1. Es justamente lo que pienso, ya que es tan solidario con sus compatriotas chilenos, porque este debe tener sangre chilena, que se los lleve a su casa y los cuide, así como los chilenos cuidaron nuestros soldados en Malvinas ayudando a los ingleses para que los maten por la colaboración de los chilotes hdp traidores, enfermate en chile a ver como te atienden sin poner un peso

    • Tal cual. Los políticos viven en campaña y son especialistas en decir estupideces. A veces pienso que no miden las barbaridades que dicen y además creen que toda la sociedad es analfabeta. Impresentables.

  2. Propongo un cambio sanitario, en lugar de usar barbijo, el petrimetre este debería usar mordaza, cada vez que abre la boca o adhiere a una idea (Ajena) la caga. No se le cae una idea propia ni por casualidad, es de terror.

  3. los comentarios son muy acertados !! Especialmente el de escorpión!! A mi no me importan un carajo los chilenos, que se manejen, que se jodan!! Ayudaron al invasor inglés contra Nuestros soldados en Malvinas!! Viva Argentina! Viva Perú ! Viva la Patria Carajo!!..

    • Amigo, me parece que se fue a la banquina, por no decir a la mierda, ya que confunde al pueblo chileno con el gobierno militar chileno. El pueblo nada tuvo que ver. En todo caso putee a Pinochet

  4. Pinochet bien muerto está, ese represor hijo de un camión de p….y no me fui a la banquina, voy bien,pensando cómo muchísimos argentinos, de nuestros vecinos !! Al pueblo que si saludo es al peruano, que nos apoyo en en el conflicto de Malvinas.. Porque creen que generalmente nadie insulta ni silba el himno peruano en las canchas de muchísimos paises? Porque Perú se la jugó, fue noble, un hermano latinoamericano de verdad y el mundo lo sabe..Y los shilenos no son muy queridos que digamos, con pinocho o sin pinocho!!

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Santa Cruz

Se viene un aumento de las naftas: estacioneros calculan que el atraso es del 13%

Desde la Cámara aseguran que la suba podría aplicarse en los próximos días, con fecha a definir....

Por la crisis, Venezuela vuelve a quedarse sin combustible y deberá recurrir otra vez a Irán

Desde hace varios días, en distintos estados del país hay reportes de que falta nafta en las...

Explosión en Beirut: mientras el mundo ofrece ayuda, miles de manifestantes vuelven a protestar en la capital del Líbano

Una conferencia mundial coordinada por Francia se comprometió a reunir 250 millones de euros. En la Plaza...

Santiago Cafiero, sobre la cuarentena: “Si hay que ir para atrás o ser más rígidos, se va a hacer”

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, no descartó esta mañana la posibilidad de que el Gobierno vuelva...
- Publicidad -

Más Noticias

- Publicidad -