La Cámara de Comercio estima un piso de 100 mil negocios cerrados por la cuarentena: “Va a ser muy difícil el día después”

0
301
344 personas fallecieron por COVID-19 en nuestro país - Foto: Telam

Lo afirmó el secretario de la cámara, Mario Grinman. “Hay que entender que una empresa que quiebra es una empresa que fallece”, aseguró.

Mientras el Gobierno se prepara para endurecer la cuarentena por el coronavirus​ en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), el sector empresario advierte por las consecuencias que las restricciones van a generar en la economía argentina, que ya tuvo una caída del 5,4% en los tres primeros meses del año, antes del aislamiento.

En ese contexto, la Cámara Argentina de Comercio estimó un piso de 100 mil negocios cerrados a causa de la caída de la actividad por la cuarentena, y pidió entender las consecuencias de esa situación.

“Podemos hablar de 100.000 comercios cerrados como piso en los próximos meses, y todo depende de la duración de toda esta tragedia. En realidad va a ser muy difícil el día después porque, así como nosotros siempre dijimos desde el 25 de marzo que había que proteger tantas vidas como sea necesario, en ese proceso había que ser muy cuidadosos de que no se destruya la economía”, afirmó Mario Grinman, secretario de esa Cámara, con datos recabados a partir de las encuestas mensuales que realizan.

“Somos respetuosos del dolor de los familiares de la gente que falleció, pero también hay que entender que una empresa que quiebra es una empresa que fallece, no se vuelve a abrir y son puestos de trabajo que no se vuelven a generar”, aseguró.

Según informó, las proyecciones en cuanto a la desocupación son alarmantes. “Hay un estudio de la Universidad de Chicago que dice que el 42 por ciento de los despidos vinculados a la pandemia serán permanentes. Probablemente hoy tenemos 1,2 millón de desocupados según el Indec, pero cuando termine esto estaremos en los 2 millones de desocupados”.

Así, Grinman pidió fortalecer la ayuda del Estado para los comercios. “Es necesario no solo que el Gobierno no deje de ayudar, sino incrementar la ayuda para evitar el cierre de los comercios. Es más fácil poder salir de la crisis con un empresariado pujante”.

En este sentido, pidió un “paraguas” del Congreso o del mismo Gobierno para evitar problemas mayores. “Prevemos una catarata de juicios, embargos, ejecuciones por deudas producto de esta pandemia. Porque además el comerciante que no pudo juntar el dinero no es que se fue de vacaciones sino porque el Gobierno le dijo que no podía abrir el negocio. Que el Congreso le cubra las espaldas al comerciante”.

Por último, Grinman recordó que la ONU esta haciendo una proyección de una caída del 8 ó 10 por ciento del PBI: “Nos va a llevar al 58% de pobres a fin de año. Es terrible”. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí