Vicentín: Cómo fue la polémica sesión del Senado en la que el kirchnerismo aprobó una comisión investigadora

0
317
Vicentín: Cómo fue la polémica sesión del Senado en la que el kirchnerismo aprobó una comisión investigadora

Por: Gustavo Ybarra

En un anticipo de lo que podría ser el debate en el Congreso de una eventual expropiación de Vicentín, oficialismo y oposición se trenzaron en una sesión virtual del Senado cargada de acusaciones cruzadas por la intención del kirchnerismo de crear una comisión bicameral para investigar la relación crediticia entre el Banco Nación y la cerealera en el gobierno de Mauricio Macri.

La sesión terminó con polémica porque Cristina Kirchner le impidió al presidente de Juntos por el Cambios, Luis Naidenoff (UCR-Formosa), dejar asentado que el proyecto no reunió los dos tercios. El episodio ocurrió después de la votación, que terminó aprobado por simple mayoría (41 votos a favor y 29 en contra) con el voto del Frente de Todos y sus aliados. La oposición, además de rechazar la iniciativa, cuestionaron la legalidad del procedimiento, argumentando que la votación no alcanzó la mayoría de dos tercios que exige el reglamento del Senado para la creación de comisiones investigadoras.

En un comunicado que difundió anoche , el interbloque opositor denunció “atropellos, autoritarismo y un apagón de micrófonos ” durante la sesión virtual del Senado. Y advirtió que “el atropello del kirchnerismo demuestra que el sistema de sesiones virtuales fracasó”. Consideró además que la aprobación de la comisión bicameral “no reunió los dos tercios necesarios como lo establecen los artículos 87 y 88 del reglamento de la Cámara “.

El bloque de Juntos por el Cambio planea reunirse este mediodía para definir si adoptará algún tipo de decisión judicial por lo que entiende, fue una irregular sanción legislativa.

La propuesta kirchnerista busca habilitar una pesquisa sobre las líneas de crédito otorgadas por el Banco Nación a la empresa Vicentín, en particular las cedidas en el final del mandato de Macri. Con ese fin, le otorga a la comisión bicameral amplias facultades para realizar allanamientos, secuestrar documentación, acceder a las causas judiciales y citar a testigos, llegando incluso a hacerlo por la fuerza pública, para tomarle declaración.

El proyecto fue impulsado por Oscar Parrilli (Neuquén), uno de los brazos ejecutores de las movidas políticas de Cristina Kirchner en el Senado, con el objetivo de investigar si la ayuda financiera a Vicentín fue otorgada de manera irregular y si pudieron haber servido para ocultar maniobras de lavado de dinero.

Así lo afirmó la presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales, María de los Angeles Sacnun (Santa Fe), quien justificó la creación de la comisión “no sólo por el perjuicio a los pequeños productores” que provocó la crisis del grupo empresario, “sino por la evasión y triangulación que pudo haberse llevado adelante” con esos fondos. Destacó, además, que la intención es “conocer cuestiones atinentes a (la actuación de) organismos de control”, entre los que mencionó a la UIF y al Banco Central.

En la misma línea se manifestó el oficialista Dalmacio Mera (Catamarca), quien reclamó conocer cómo se otorgaron esas ayudas bancarias y si “el destino del crédito, si esos 18.000 millones, fueron a asistir a la producción de los pequeños y medianos productores o si fueron vaya a saber dónde”.

Desde la oposición se objetó la constitucionalidad y el oportunismo político de la iniciativa. “No es serio que estemos tratando este proyecto, no es serio que seamos una cámara que sólo se usa para la venganza, la revancha y los sentimientos y los problemas de rencor de dos o tres personas de este cuerpo”, se quejó Esteban Bullrich (Pro-Buenos Aires) en alusión a Parrilli y Cristina Kirchner.

Por su parte, Laura Rodríguez Machado (Pro-Córdoba) destacó que el endeudamiento del grupo Vicentín “se incrementó en un 260%” durante el último mandato de Cristina Kirchner, tras lo cual se preguntó: “¿Qué piola que justo este proyecto sobre ése período no dice nada o no va a investigar?”

La oposición cuestionó también la constitucionalidad del proyecto. Lo hizo Silvia Giacoppo (UCR-Jujuy), quien le recordó al oficialismo que “una comisión del Congreso no puede tener funciones judiciales”, tras lo cual destacó que varios de los artículos del proyecto consagran “una clara violación de la zona de reserva y facultades exclusivas del Poder Judicial”.

En el cierre del debate, los jefes de los dos principales bloques se trenzaron en un duro cruce dialéctico, con acusaciones y críticas cruzadas sobre la situación del país.

El radical Naidenoff convirtió el final de su discurso en una interpelación a Cristina Kirchner, a la que responsabilizó por la falta de respuesta del presidente que ella eligió como candidato.

En ese sentido, y tras asegurar que “en estos seis meses la economía se desplomó” y que “todos los días hay una industria que cierra”, Naidenoff afirmó que “la única noticia que da el Presidente cada quince días es la prórroga de la cuarentena”.

“No tiene propuestas para salir de la crisis”, agregó el senador radical, antes de rematar su discurso acusando al Gobierno “de recortar salarios a los jubilados” mientras “no se le movió un pelo para pedir que se le otorgue una pensión vitalicia a Amado Boudou”.

La réplica de José Mayans (Frente de Todos-Formosa) no le fue en zaga. “Ahora se preguntan qué está pasando con la deuda y con la economía después de que dejaron el país destruido”, contraatacó el líder de la mayoría oficialista.

“Tienen miedo de constituir comisiones investigadoras porque ¿qué puede salir de una comisión investigadora? Hechos”, continuó Mayans, quien calificó de “cara de piedra” a los dirigentes de Juntos por el Cambio. “Fracasaron de forma contundente dejando al país en la ruina”, concluyó. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí