viernes, octubre 30, 2020
11 C
Río Gallegos

Hasta 100 camiones esperando en la Aduana local. Administradores regionales cerraron dos balanzas y vulneraron todos los protocolos sanitarios

Hasta 100 camiones esperando en la Aduana local. Administradores regionales cerraron dos balanzas y vulneraron todos los protocolos sanitarios
Camiones a la espera de ingresar al predio para pesar y precintar los camiones – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

Entre 80 y 100 camiones provenientes y hacia la isla de Tierra del Fuego y Chile están aparcados a la vera de la ruta nacional Nº 3 y Autovía de acceso a la ciudad de Río Gallegos, por cuanto una decisión del Jefe Regional de Aduanas de Comodoro Rivadavia y su implementación por parte del Administrador local Daniel Segovia, han impedido el funcionamiento de las balanzas de las empresas Patagonia Sur y CRIASUR y concentraron todo el flujo de trámites aduaneros y permisos de carga a través del depósito Fiscal de la empresa Fiscales del Sur.

OPI entrevistó a varios camioneros visiblemente disgustados por la medida, indicando “Llego acá y resulta que tenemos no menos de 12 horas o más para poder pesar, precintar y salir a la ruta con temperaturas que van entre lo 8 y 20 grados bajo cero. Es inhumano esto, realmente las autoridades nacionales no saben qué hacer con el transporte de carga. No tienen conciencia de la importancia que tiene que nos faciliten el tránsito para llegar con nuestra carga a la gente que lo necesita y encima tampoco se dan cuenta cómo nos exponen en tiempos de pandemia porque estamos todos amontonados, funcionarios, choferes, gente de aduana…”, expresó claramente Alejo Martín Gianola quien dijo pasar por Río Gallegos no menos de seis veces al mes en los últimos 20 años.

De acuerdo a las fuentes consultadas, se ha podido determinar que el problema surgió con motivo de la falta de extensión de las habilitaciones a estas balanzas, a las cuales el Administrador local de Aduana las dio de baja con fecha 30 de junio cuando existe una resolución nacional por la cual Aduana nacional prorrogó esas habilitaciones hasta el 30 de septiembre del corriente año, debido a que por motivos de la pandemia y la restricción administrativa de los entes nacionales, dichos permisos no se pueden tramitar normalmente

Ante esa situación especial, las autoridades concedieron una extensión de los permisos hasta fines septiembre, pero como regionalmente todo queda en la decisión de cada Administrador, en la zona patagónica decidieron darle de baja a estas dos balanzas, técnicamente denominadas Plantas exportadoras de Aduana, donde concurren los camiones con carga para el pesaje, la inspección aduanera y los trámites correspondientes para la exportación de los productos que acarrean.

Hasta 100 camiones esperando en la Aduana local. Administradores regionales cerraron dos balanzas y vulneraron todos los protocolos sanitarios
Camiones a la espera de ingresar al predio para pesar y precintar los camiones – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

El proceso de concentración del tráfico en un solo lugar, en este caso en el Depósito Fiscal, sobre el acceso a la ciudad, trajo como consecuencia el aglomeramiento de equipos al costado de las rutas y la concentración humana en un solo recinto, teniendo en cuenta que la playa de camiones del Depósito Fiscal tiene capacidad solo para 6 camiones y hay más de 70 a la espera.

Imagínate que en cada barcaza (la que cruza el canal de Beagle entre Chile en TDF y Chile continental) – explicó una de nuestras fuentes – vienen no menos de 10 camiones y a esos les tenés que sumar los que provienen del norte, de Punta Arenas y los que van a esos destinos. En un día normal el Depósito Fiscal tiene que atender entre 70 y 80 camiones. Es imposible pensar que se puede agilizar un trámite que por sí mismo lleva mucho tiempo como es el pesaje de la unidad o el equipo, la inspección, los papeles que hay que llenar hasta que lo despachan. Esto, magnificado por la lentitud con que se está llevando a cabo todo, debido a la concentración del trabajo en un solo punto de atención, genera una complicación incalculable en tiempo y dinero”, concluyó.

Todas las fuentes a las cuales recurrimos coincidieron en un punto: es indispensables que durante la pandemia las licencias no se caigan, porque hay un impedimento fáctico de tramitarla debido a la restricciones impuestas en la administración públicas y por ese motivo y una decisión atinada, desde Aduana decidieron prorrogar los permisos hasta el 30 de septiembre de este año, a las licencias que vencieron este primero de Junio. Nadie entiende, por lo tanto, cuál es el motivo y la argumentación que esgrimen los Administradores de Aduana regional y local (Comodoro Rivadavia y Río Gallegos) para aplicar una medida de este tipo, bajar las balanzas de Patagonia Sur y Criasur y concentrar todo en el Depósito Fiscal de Río Gallegos.

Lea:Unifican Depósito Fiscales en Río Gallegos, el personal protesta por riesgos de contaminación y corre peligro el abastecimiento a TDF

Aduana no respeta protocolos

En base a los testimonios recolectados entre empleados y choferes de camiones, en el Depósito Fiscal de Río Gallegos, se incumplen todos los protocolos de la AFIP en relación a la pandemia del COVID-19.

La queja permanente es que, mientras se ordena distanciamiento social en un pequeño recinto se hacinan personas sin ningún tipo de cuidado en el contacto, excepto aquellos que cada uno personalmente tome.

No puede ser que toda la operativa  de carga (precintados que van y vienen de la isla) se atiendan en un solo punto operativo, en este caso el Depósito Fiscal de Río Gallegos, teniendo que convivir en un mismo lugar, personal de Aduana, Jefes de Aduana, personal de Depósito Fiscal, despachantes y Agentes aduaneros, camioneros, choferes, acompañantes en algunos casos y personal administrativo”, fue la queja más común que encontramos.

Se incumplen todos los protocolos de Aduana, por cuanto, como sabemos, los camioneros transitan de norte a sur el país, pasan a Chile y vienen de Tierra del Fuego, constituyéndose en vectores asintomáticos del coronavirus, generando un peligro constante para todos los que estamos trabajando aquí, pero también para la población de Río Gallegos y de Santa Cruz en general, en virtud de la posibilidad de que desde este lugar se produzca la generación de un contagio que luego migre hacia la población”, advirtieron desde el organismo.

Tras llovido, mojado

Algo que está ocurriendo actualmente en el Depósito Fiscal de Aduanas en Río Gallegos, es la descarga de “frutas y verduras”, infringiendo ordenanzas municipales que prohiben la manipulación, carga o descarga de esta mercadería, por cuanto ese punto Fiscal no está habilitado para esta actividad y el municipio local no controla. Las fuentes indican que el SENASA ha dado aviso de esta grave infracción pero hasta el momento ninguna autoridad local y regional de Aduana /Afip (ni municipal) ha tomado en sus manos la solución de esta irregularidad.

Hasta 100 camiones esperando en la Aduana local. Administradores regionales cerraron dos balanzas y vulneraron todos los protocolos sanitarios
Descarga de “frutas y verduras”, infringiendo ordenanzas municipales – Foto: OPI Santa Cruz

AFIP/ADUANA

El Ministerio de Transporte, el Ministerio del Interior y Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, el Ministerio de Seguridad, el Ministerio de Salud y la Dirección Nacional de Migraciones, el 10/06/20 firmaron conjuntamente la Resolución Nº 4/2020 y en cumplimiento del DNU presidencial Nº 260 emitieron un protocolo de cumplimiento efectivo en las distintas áreas a sus cargo en cuyos fundamentos advierten  sobre “… las medidas a adoptar respecto de la situación epidemiológica, a fin de mitigar el impacto sanitario, y a coordinar con las distintas jurisdicciones la adopción de medidas de salud pública que resulten necesarias a fin de mitigar los efectos de la referida pandemia”.

Por estas medidas  “… se minimiza el ingreso al territorio nacional, exceptuándose de la prohibición de ingreso a nuestro país a las personas que están afectadas al traslado de mercaderías por operaciones de comercio internacional, de transporte de cargas de mercaderías, por medios aéreos, terrestres, marítimos, fluviales y lacustres, siempre que estuvieran asintomáticas y den cumplimiento a las recomendaciones e instrucciones que disponga la autoridad sanitaria nacional tanto dentro como fuera del país” indica en otro párrafo y continúa “…manifestándose en sus considerandos que las medidas de aislamiento y distanciamiento social revisten un rol de vital importancia para hacer frente a la situación epidemiológica y mitigar el impacto sanitario del Coronavirus (COVID-19)” y en párrafo seguido expresa “Que, ante la necesidad de satisfacer la demanda y el normal abastecimiento de insumos imprescindibles para la población y garantizar el flujo de los bienes, tanto nuestro país como los países de la región han permitido el normal funcionamiento a los operadores del transporte de cargas nacionales e internacionales, a los que se les requirió el cumplimiento de medidas sanitarias y de las acciones preventivas que establezca la autoridad de aplicación nacional de cada caso”.

Y finalmente, atendiendo a la observancia de todo el protocolo sanitario especial, aplicado desde el inicio de la pandemia, la resolución ministerial señala expresamente: “Que el transporte de carga por carretera es una actividad esencial que tiene como fin satisfacer la demanda y normal abastecimiento de insumos imprescindibles para la población, participando en la logística desde el tránsito de los insumos hasta el producto terminado en los distribuidores, razón por la cual resulta imperativo mantener el normal flujo de productos indispensables a través de operaciones de comercio nacional e internacional, dando cumplimiento a las medidas sanitarias que tienen por objeto de velar por la salud y prevención del personal involucrado en ella”. (Agencia OPI Santa Cruz)

Más Artículos

5 Comentarios

  1. Una vergüenza, una vergüenza el administrador, el director regional, todo en contra de lo que dice la nación, asilámiento y concentran todo en un solo lugar, les dice que prorroguen y ellos dan de baja las plantas exportadoras.
    Se cagan en loa choferes , en los empleados y en sus propios empleados!
    Cachivaches son

  2. La falta de idoneidad de muchos funcionarios nacionales y provinciales colkaboran para que el Covid-19 campee por todos lados,el transporte de mercaderias debe se agil y eficiente,sabran los funcionarios que es la eficiencia ?

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -