Mauricio Macri busca reafirmarse en la confrontación, ante el embate del Gobierno y el desafío de los moderados a su conducción

0
119
Mauricio Macri y María Eugenia Vidal inauguraron 40 kilómetros de autopista en la Ruta Nacional 7

El ex presidente se subió a las protestas del 9 de Julio y las tomó como un respaldo a la postura opositora más intransigente. Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal limitaron el poder del sector más duro.

Por: Martín Bravo

Mauricio Macri se subió a las protestas del 9 de Julio contra el Gobierno con una foto de personas con banderas argentinas y un breve texto, “libres” y un saludo por el Día de la Independencia, cuando evaluó que había sido numerosa en el contexto de pandemia y en línea con el discurso que reafirmó en su reaparición pública con una charla virtual el día anterior. Otros referentes de Juntos por el Cambio lo atribuyeron a otros motivos y pidieron “no confundirse” con la lectura de que se trató de un respaldo a Juntos por el Cambio. Otra diferencia de miradas, luego de que Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal avanzaran en la disputa por la conducción del espacio.

Macri dejó el silencio en medio del avance de la investigación por presunto espionaje ilegal durante su gobierno, la preocupación por otras causas -principalmente la del Correo Argentino- y en otro pico de la discusión por los liderazgos y el posicionamiento en el PRO y Juntos por el Cambio. En la conferencia con Alvaro Vargas Llosa había endilgado a Alberto Fernández limitar libertades, cuestionó las medidas frente al coronavirus y aludió a Venezuela, y procuró apaciguar las internas. “Mi primera tarea hoy es fortalecer la unidad de Juntos por el Cambio, fortalecer todos los liderazgos que están surgiendo”, buscó ponerse por encima de las disputas.

“Hizo bien en pararse en ese lugar, como mentor, no tiene que estar peleando por un lugar”, devolvió uno de los integrantes de la mesa ejecutiva conformada para equilibrar la preponderancia de Patricia Bullrich, la titular del PRO designada por Macri, en las posturas y la coordinación en la coalición opositora con Alfredo Cornejo por la UCR y Maximiliano Ferraro por la Coalición Cívica. “No es para limitarlos, sino para ordenar y darle otro volumen político al espacio. De manera individual que digan lo que quieran, lo institucional lo revisamos”, plantearon luego de los pases de factura por el pronunciamiento ante el crimen de Fabián Gutiérrez. Ese nuevo mecanismo arrancó con las protestas. Macri y Bullrich las celebraron. El PRO repudió en un comunicado las agresiones a los periodistas de C5N, y tanto Rodríguez Larreta como Vidal únicamente se expresaron por Twitter para condenar ese hecho.

“Es un respaldo a los valores que representa Juntos por el Cambio. Tenemos una base social muy sólida”, dijo a Clarín sobre las marchas uno de los dirigentes de trato habitual con Macri, y las vinculó con la reaparición del ex presidente en la plataforma La otra mirada: “Mauricio definió al gobierno como populista con rasgos autoritarios, en congruencia con nuestro discurso”, en referencia a los pronunciamientos partidarios con tono más duro, en contraposición con el ala conciliadora.

“Hubo mucha gente y muchos reclamos juntos: crisis económica, encierro, la liberación de Lázaro Báez. Estaríamos cayendo en una confusión si pensamos que fue a favor nuestro”, expresó un funcionario porteño la lectura de Rodríguez Larreta. Desde ese sector marcaron la ausencia de autocrítica de Macri en casi una hora de charla. Se trata de uno de los reclamos repetidos de Vidal en las reuniones por Zoom con dirigentes y legisladores, como un paso necesario para afrontar las próximas disputas electorales. “La capacidad de reconocer errores nos hace más fuertes. Cuando volvamos a pedir una oportunidad tenemos que decir que aprendimos a ser mejores. Y refundarnos como espacio”, venía planteando.

El Gobierno hizo su parte desde la previa a las manifestaciones. El trato de “amigo” de Alberto Fernández a Rodríguez Larreta reforzó los reproches del ala dura al jefe de Gobierno. “¿Hacía falta otra foto?”, le hicieron llegar a Jorge Macri reclamos en esa línea después de su visita con Néstor Grindetti al Presidente. “Claro que hace falta, por la pandemia, la obra pública, la cantidad de testeos, cómo vamos armando la salida…”, replicó el intendente de Vicente López.

“Mauricio es el líder del espacio a nivel nacional, producto de haber sido el fundador y ex presidente”, buscó el equilibrio Grindetti, más cerca de Rodríguez Larreta y Vidal, y luego de su paso por la Quinta de Olivos. Otro referente de ese sector evaluó que las disputas con el Frente de Todos en parte aglutinan: “Desde el Gobierno siempre hay un intento de ver si nos rompen, pero más allá de las diferencias la estamos llevando. Por eso armamos la mesa también”.

En un momento en Juntos por el Cambio hacían la distinción entre Alberto F. y Cristina Kirchner, aunque el Presidente volvió a apuntarle a Macri para ubicarlo como adversario y la dicotomía quedó diluida. “Es un moderado que llama al diálogo y a los cinco minutos se enoja. Nosotros tenemos distintos posicionamientos, pero en su caso esa misma tensión está en él mismo”, comparó uno de los miembros de la nueva mesa ejecutiva. Con nueve integrantes, ese nuevo ámbito de discusión tendrá su primera reunión esta semana. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí