martes, septiembre 29, 2020
-3 C
Río Gallegos

Facundo Zaeta culpó a Facundo Gómez por el plan para robarle Fabián Gutiérrez y lo acusó de ser el autor material del asesinato

Facundo Zaeta culpó a Facundo Gómez por el plan para robarle Fabián Gutiérrez y lo acusó de ser el autor material del asesinato

OPI tuvo acceso a la declaración escrita que presentó el imputado Facundo Zaeta ante el Juez Carlos Narvarte y en dos líneas se puede resumir el contenido diciendo que Zaeta cargó toda la planificación del robo sobre Facundo Gómez, lo culpó de haber dado muerte a Fabián Gutiérrez y se calificó junto a Pedro Monzón, como dos personas “utilizadas” por Gómez para llevarlos a implicarse en un crimen que en principio no incluía el asesinato de la víctima. Como si esto fuera poco, mezcló a Gómez en el narcomundo, lo acusó de ser vendedor de droga, ser un “pesado”, con relaciones políticas fuertes y dijo haber aceptado la idea de “apretar” a Gutiérrez para sacarle dinero, pero deslindó su responsabilidad en el brutal crimen.

Ayer a las 18:00 hs Facundo Zaeta patrocinado por los abogados Carlos Muriete y el Dr Jonatan Masters presentaron un escrito en la causa llevada adelante por el Juez Carlos Narvarte, caratulada: “ZAETA FACUNDO, ZAETA AGUSTIN, GOMEZ FACUNDO, MONZON PEDRO NICOLAS S/ HOMICIDIO” EXPTE N° 18.482/20.

La extensa declaración de Zaeta a la que accedió esta Agencia y la cual se transcribe aquí en su mayor parte, se inicia asegurando que “tiene miedo”, pero indicando a continuación que está decidido a contar lo sucedido. Y a continuación ubica a los actores en relación a su persona, señalando que con Facundo Gómez se conocen desde hace años y no tenía contacto frecuente desde el año pasado, pero cuando Zaeta regresó de Buenos Aires, volvieron a encontrarse y allí nació esta unión que se formó para cometer el delito.

Con Fabián Gutiérrez, nos contactamos hace más de 4 meses antes del hecho. El me contacta por Whats App a los fines de conocerme con intenciones sexuales, porque me manifestó que le gustaban los “jovencitos”, chicos de mi edad o menos. Yo le sigo la corriente y pasamos a comunicarnos a través de TELEGRAM, que era más secreto y más íntimo y así nos empezamos a conocer telefónicamente, por nuestras inclinaciones y gustos sexuales”, comienza el primer párrafo de la declaración de Facundo Zaeta.

Dos meses antes del hecho, como era habitual – prosigue el declarante –  me junto con Facundo Gómez el cual me cita a una cabaña que él tenía para cultivar marihuana y vender droga, quiero aclarar que Facundo Gómez hace bastante está en el mundo de la venta de marihuana y se junta con gente pesada de Calafate; acá si no tenés buenos contactos, no vendés”, dijo como acotación a la necesidad de estar en el “selecto” grupo de vendedores de estupefacientes en la villa turística.

La idea del delito

A continuación destaca que Gómez, estando en la cabaña del aeropuerto viejo, ve que Zaeta tenía notificaciones de Fabián Gutierrez en el celular, comenzó a realizarle chistes y cargadas, echándole en cara que “ahora si, estaba de novio con un millonario”.

En esa oportunidad (Gómez) me comentó que en sus negocios de compraventa ya se había asociado con una persona muy importante que no podía nombrar, el cual le había dado el dinero para la venta grande en su agencia, señaló y a continuación” agregó “A los días nos volvemos a juntar (con Gómez) y me dice que tenía un negocio para mí, que si lo hacía podía darme muchísima plata, pero que le iba a tener que hacer un favor”, resalta Zaeta en su relato.

Me dice Facundo (Gómez) que me quedara tranquilo, que él conocía mucha gente y que me iba a cuidar después, que me iba a proteger, que nada me iba a suceder y que nadie me iba a tocar en el negocio que me iba a ofrecer”, indica el declarante.

En un breve paréntesis de la narración, Zaeta aclara que Facundo Gómez es una buena persona para mantener una charla y tiene un gran poder de convencimiento, al punto de creer que puede convencer a cualquiera de cualquier cosa, añadiendo “no te conviene decir NO, porque no está acostumbrado a eso. También me dijo que mi participación no iba a cambiar en nada, era solo hacerle un favor y después me abría.”

Luego relata que Gómez lo convenció de que si quería ser como él, tenía que entrar a su negocio “Cuando le pregunté qué tenía que hacer, me dijo que tenía que juntarme con Fabián Gutiérrez, seducirlo para concertar un encuentro sexual, luego reducirlo y taparle los ojos para robarle. Me dijo que si lo hacía iba a ser una persona muy rica y que nadie en Calafate me iba a hacer nada, porque Gutiérrez siempre andaba con mucha plata y tenía en su casa millones de dólares. Que si no llegaba a ayudarlo en este negocio, me podía traer problemas. Me dijo que en ese encuentro solo nos íbamos a quedar con el dinero, dijo que nadie iba a salir lastimado, que iba a llegar a la casa, le hacia una preguntas a  Gutiérrez, y se iría con el dinero en negro que tenía Gutiérrez de la corrupción”, consta en el texto declarativo ante el Juez Narvarte, al que OPI tuvo acceso.

El plan

Es en este punto donde Zaeta comienza a tener un puente entre el plan de Gómez y la desconfianza que siente el declarante, sobre su rol en la intervención en el robo “En esa conversación, le pregunté – dice Zaeta –  ¿Qué pasa después del robo? Fabián se me viene con todo encima. Y Gómez me respondió que me quedara tranquilo, que Fabián tenía que hacerse el boludo porque la plata que le íbamos a robar la tenía en negro, de la corrupción, no podía ir a denunciar el robo porque le iba a traer más quilombos, no tenía cómo justificar la plata que le robáramos

No obtuvo mi SI inmediatamente – prosigue el imputado –  pero días después me buscó repetidas veces hasta que me convenció. Me prometió que a Fabián y a mí no nos iba a pasar nada, pero que a él no lo podían ver, para poder cuidarme”, dijo y luego volvió a hacer un paréntesis en los relatos de los hechos, a fin de dibujar el perfil de Gómez, de acuerdo al conocimiento que de su cómplice tenía.

Facundo Gómez es una persona a la cual siempre admiré, porque a tan corta edad tenía su casa, autos, (uno preparado, carburador, llantas, etc), moto, y mucho efectivo. Nunca salía con menos de 5000 pesos en la billetera, o mostraba los regalos caros que le hacía a su novia” y continuó con el relato del plan “Gómez dijo que Gutiérrez tiene mucho dinero, en dólares y en pesos en su casa y que trate de seducirlo a partir de este enlace que ya teníamos a los fines de poder acceder a su casa o a él, para saber dónde tenía el dinero, para poder robarle, que yo tenía que llevarlo a una casa que sea propia o alquilada a Gutiérrez, y ahí reducirlo, vendarle los ojos para que no lo vea a Facundo Gómez, y que estando en ese lugar iba a buscar los dólares que tenía Gutiérrez, para robarlos”, dijo.

La droga y “el negocio”

Con la clara intención de comprometer con sus antecedentes a Gómez Facundo, Zaeta volvió a describir las actividades de su amigo:

Facundo Gómez se encargaba del tráfico de drogas en El Calafate y en una oportunidad, en la cabaña donde se encontraba el cuerpo de Gutiérrez, llegué a visualizar 500 gr de droga (Marihuana), como así también había alquilado la casa para colocar un invernadero en el cual tenía plantas de marihuana y se manejaba con personas pesadas, donde la casa era el centro de reunión de venta de drogas”, dijo aludiendo a la propiedad en la cual fue hallado el cuerpo de Fabián, semienterrado.

El largo relato de Facundo Zaeta continuó: “En el negocio que me estaba manifestando Facundo Gómez, yo le expresé mi miedo, qué iba a ser de mí luego de que Gutiérrez se recuperara del robo, ya que era la única persona que quedaba expuesta en el robo y me dijo que me quede tranquilo, que la plata que tenía Gutiérrez era en negro, que no iba a poder denunciarlo porque no podía justificarlo y que iba a comprometer otras personas. Que me quede tranquilo, que la gente de Facundo Gómez me iba a cuidar, que él tenía gente poderosa atrás que nos iba a cuidar a los dos, pero después del robo, se me iba a llenar la cama de dólares, me decía Gómez, de lo que le íbamos a sacar a Gutiérrez. Luego del robo me tenía que ir a Buenos Aires un tiempo, hasta que se calmara todo, pero me dijo que no me iba a pasar nada

Facundo Zaeta siguió declarando y reconoció que a partir de ese momento aceptó el plan de Gómez que consistía en robarle a Gutierrez  y que por eso mismo en los próximos dos meses él se encargó de estrechar los vínculos con Fabián, enviarle fotos de alto contenido sexual y comentarios que tenían como intención centrar la atención de Gutiérrez en el joven Zaeta.

Un día antes de reunirme con Fabián – continúa relatando Facundo Zaeta ante el juez –  me dice Gómez que tenía que encontrarme con él en la cabaña, la que le había alquilado a Giovani Brigando. Cuando nos encontramos me dice que iba a ir acompañado con Monzón, haciendo hincapié en que era gigante y que hacia judo profesionalmente y era de extrema confianza para él, que daría su vida por él. Entonces Gómez, ya tenía un equipo armado, éramos sus PEONES”, califica Zaeta aquellos vínculos donde, según sus dichos, él y Monzón eran utilizados por Gómez.

El asesinato

A partir de este punto, Facundo Zaeta ingresa a detallar (de acuerdo a su visión) cómo y de qué forma se constituyó el delito y cómo fue progresando el nivel de agresión hacia la víctima, aunque en todo momento él se pone a un costado de la responsabilidad de haberle dado muerte a Fabián: “Hasta que llegó el encuentro en su domicilio y siguiendo el plan que me había trazado Facundo Gómez, Gutiérrez me pasa a buscar e ingresamos a su casa. Una vez en su interior, inmediatamente le pegué (a Fabián Gutierrez) dos golpes en la mandíbula, porque practico boxeo y lo desmayé, golpeándose la cabeza cuando cae al piso por lo que comenzó a sangrar; en ese momento lo quise atar con precintos pero se rompían, asique opté por hacerlo con unas sogas con las manos en la espalda y comencé con una venda, que yo había llevado, a cubrirle los ojos, para que no vea nada, porque Facundo Gómez me había pedido que a él, no lo tenía que ver. Quería estar seguro que Fabián Gutiérrez no lo vea”, indicó.

Cuando lo tenía reducido – prosiguió –  los llamé para que ingresaran a la casa. Facundo me decía que no me creía que lo tenía reducido y entonces le dije que sí, que además ya tenía 90.000 pesos robados, que lo tenía vendado y que se apurara, para que así pudieran ingresar”.

El Juez Carlos Narvarte confirmó el hallazgo del cuerpo de Fabián Gutiérrez

Prosiguió con el relato de los hechos diciendo “Ingresan por el mosquitero Facundo Gómez  y Pedro Monzón  (que lo conocí en ese momento). Facundo Gómez se hace cargo de la situación, comienza a preguntar, distorsionando la voz (colocaba su mano en la boca), dónde estaba el dinero amenazando a Gutiérrez con matarlo y Gutiérrez respondía: “…no sé qué dinero me están hablando..”. Facundo Gómez le decía “…dale, que yo sé que la tenés, a mí no me vas a mentir, nos conocemos. Donde está la plata?”. Insistía Facundo Gómez, Gutiérrez seguía diciendo que no sabía de qué hablaba, que no tenía ningún dinero”.

Entonces Gómez le dice a Monzón que cuide a Gutiérrez, y me dice a mí que lo acompañe arriba a buscar el dinero – relata el joven Zaeta, ya adentrándose en el crimen propiamente dicho –  En ese momento le dije que me quería abrir, que ya estaba mi parte hecha y me dijo que lo banque a que encuentre la plata y nos vamos, en eso escuchamos un grito, en el cual Monzón decía que se le había escapado, regresamos a la planta baja y Gutiérrez efectivamente se había escapado y escondido en el baño, Facundo Gómez tira la puerta abajo y Gutiérrez cae al piso, logrando abrir la puerta, Monzón y Gómez lo golpearon varias veces en el cuerpo y lo redujeron nuevamente. Gómez me pide que siga buscando arriba, que revise todo. Cuando me voy a la parte alta a buscar el dinero, veo a Facundo Gómez que trae una piedra del patio de atrás de la casa, y se la da en la cabeza varias veces a Gutiérrez (una piedra de grandes dimensiones), casi hasta reventarle la cabeza, no tranquilo con eso, agarró la soga y se la pasa alrededor del cuello, ahorcándolo. Yo bajo corriendo y le recrimino, “… estás loco…que hiciste? ..Me dijiste que Fabián no iba a salir lastimado? …”Me asusté. Me asusté muchísimo. Mi único fin era sacarle el dinero, no dejarlo sin vida a Gutiérrez”, explica el declarante, describiendo prácticamente cómo y de qué manera murió Fabián.

El encubrimiento

En ese momento veo a Fabián sin vida – agrega el impuntado –  Entré en shock, no sabía cómo iba a terminar todo eso, no podía creer estar ahí en esa situación. Monzón también estaba en shock, creo que él no pensó que Facundo Gómez lo iba a matar. Entonces Gómez nos dice que envolvamos el cuerpo con una alfombra y lo subamos a la camioneta, que después él se iba a ocupar de todo y que sus contactos nos iban a limpiar. También nos dijo que nos lleváramos la tele y el equipo de música. (Ahí pensé…entonces, no era un simple robo? Que había detrás de todo lo que estaba pasando? Acababa de ver como Gómez mato a Gutiérrez, quería salir corriendo pero sabía que terminaba muerto.”

A partir de aquí, la declaración de Zaeta surfea de una manera bastante light en los detalles de las tareas para encubrir la muerte del ex secretario y vuelve a recalar en las órdenes que daba Gómez, siempre tratando de quedar al margen de los hechos y tratando de ponerlos a ellos (Zaeta y Monzón) como quienes debían hacerse cargo de encubrir el crimen y hacer desaparecer las pruebas.

Una vez que subimos a la camioneta de Gutiérrez – prosiguió Facundo Zaeta – (Gómez) nos dijo que lo dejemos donde estaba su auto, que a él no lo podían ver y nos dejó solos a Monzón y a mí con el cuerpo de Gutiérrez para que nos hagamos cargo de la limpieza de la casa y del cuerpo. Nos dio instrucciones y dijo que si hacíamos todo bien él nos hacía zafar, pero que nos apuremos porque ya estábamos hasta las manos”.

Más adelante dijo “Le pedimos a Facundo (Gómez) que no nos abandone, porque no sabíamos que hacer, nos respondió: “Yo me voy, háganse cargo. Si hacen las cosas bien, mañana mi gente los cuida, no les va a pasar nada”; y allí fuimos a dejar el cuerpo en la cabaña y regresamos a dejar la camioneta a lo de Gutiérrez. Cuando llegamos con el cuerpo a la cabaña, Monzón tomo su teléfono y lo llamo a Gómez para que venga a darnos directivas y hacerse cargo del cuerpo; porque todo esto lo había ideado él, y Gómez no quiso venir y lo mando a la mierda. Ahí dejamos el cuerpo y junto a él los $90.000”.

Después del crimen

Seguidamente prosiguió relatando lo que hicieron después de abandonar el cuerpo de Fabián Gutiérrez “Nos fuimos al quincho de mi casa con Monzón, me bañe y nos cambiamos de ropa, en ese momento le pido a Monzón que le envié unos mensajes de audio a mi novia para que sepa dónde estaba, ya que todas las noche dormía con ella. Luego de eso, nos retiramos del quincho y procedimos a tirar todos los elementos que habíamos utilizado para limpiar y la piedra que había utilizado Facundo Gómez para dar muerte a Gutiérrez”, relató. Y agregó “Luego, caminamos hasta la cancha de los Dos Pinos, Monzón iba a 100 o 200 metros delante mío, solicitamos un remis, me recoge primero a mí y lo alzamos a Monzón a una cuadra, para dirigirnos a las escalera del 50 viviendas, donde escondimos el celular y me fui a la casa de mi novia”.

Creo que Monzón le tenía miedo a Gómez – opinó el declarante –  por eso declaró lo que dijo y mintió. Quiso salvarlo a Gómez, echándome la culpa a mí. Creo que tanto yo como Monzón fuimos engañados por Facundo Gómez, con la idea de ir a robar y que Gutiérrez tenía millones de dólares. Pero entiendo que Gómez tenía otras intenciones por lo que hizo en ese momento, dando muerte a Gutiérrez de forma sorpresiva y atroz. También me llamó la atención en ese momento, que Facundo Gómez nos diga que nos llevemos la tele y el equipo de música”, dijo Zaeta, dejando entrever las segundas intenciones de Gómez, que más adelante se encargó de aclarar.

Hoy, estando detenido y después de darle muchas vueltas, estoy seguro que Facundo Gómez, fue derecho a matar a Gutiérrez y nos usó a Monzón y a mí para cumplir su objetivo, pensando nosotros que ingenuamente íbamos a robar y hacernos millonarios”, recapacitó en el teto de sus declaraciones.

“Al otro día del hecho – prosiguió Zaeta –  yo llamé por teléfono entre las 12hs. y las 13hs a Facundo Gómez y le digo: amigo respóndeme, nos juntemos, también contacto a Monzón y me pone…..estoy yendo a juntarme con Facu Gómez para “disimular”, ellos se juntaron solos y creo que prepararon la protección a Facundo Gómez, poniéndose de acuerdo” incluye en le texto como teoría de lo sucedido con sus cómplices.

Fui a la cabaña solo, esperando que llegue Gómez, porque nos reuniríamos ahí, posteriormente me llama Gómez para una reunión, que es para ir a fumar me dice; lejos del punto de encuentro, me dice de que vaya detrás del local Che Zoilo, junto al campo de doma, pero en ese momento me llama la policía para que vaya a la Comisaria. Me resultó extraña la invitación a ese lugar porque nunca íbamos ahí y me resistí a ir, y le dije que no podía. Yo creo que la citación que me hacía Facundo en ese lugar era para liquidarme, eso estimo”, reflexiona el declarante.

Gómez, el jefe

Ya en el último tramo de su declaración, Facundo Zaerta señala “Viendo todo lo que pasó, yo hago la siguiente especulación: Gómez nos utilizó a mí y a Pedro con la idea del robo y en el lugar decidió matar a Gutiérrez, (o capaz ya venía el con la idea de matarlo, había una historia entre ellos) porque lo que se comenta en el pueblo, es que todas las camionetas RAM que se vendieron en la agencia de Gómez eran de Gutiérrez, al igual que las Toyota SW4, es más, una camioneta RAM la tiene Gómez escondida en una casa frente al quincho de SOEM, es también de Gutiérrez, porque siempre Gómez decía que esas camionetas eran de su socio, conclusión que llego a sacar después de lo que paso y la conducta homicida de Gómez fuera de todo contexto, que de quitarle la vida a Gutiérrez sin ningún motivo y fuera de todo plan de robo”, concluye la teoría de Zaeta.

Finalmente su declaración expresa “Yo nunca tuve intenciones de lastimar o quitarle la vida a Fabián Gutiérrez, siempre fui con la idea que me había dado Facundo Gómez, que era robar los dólares que él tenía. Y eso lo puedo demostrar de la siguiente manera: toda mi relación con Gutiérrez, vía telefónica, se llevó a cabo por Telegram, si bien yo le había pedido que de lo nuestro no cuente nada ni comparta mis fotos porque lo iba a bloquear, yo sabía que mis comentarios, audios, y fotos los compartía con sus amigos gays, porque la aplicación Telegram te avisa a tu cuenta cuando tu contacto saca un screenshot (copia), por lo tanto, yo estaba enterado que el a sus amigos le enviaba mis fotos y nunca lo bloqueé; por eso yo nunca pensé en quitarle la vida porque sabía que muchas personas intimas de Fabián conocían mi relación con el por las distintas copias que enviaba. Que el único motivo fue el robo, con la seguridad de la protección posterior que me aseguraba Facundo Gómez”, dice al final Zaeta quien en el último párrafo pide protección dado que (dice) Gómez “es pesado” con contactos mafiosos y políticos y agrega “Si me llega a pasar algo quiero que sepan que el ideólogo de mi muerte fue él”. Y para cerrar su declaración alude a la falta de responsabilidad de su hermano Agustín Zaeta . “Mi hermano Agustín desconocía todo, no era amigo de Monzón ni de Gómez y nunca supo nada de lo que hacía Gutiérrez con los chicos”, concluye la declaración ante el juzgado que hizo ayer Facundo Zaeta. (Agencia OPI Santa Cruz)

8 Comentarios

  1. Supongo que Zaeta brindo todas las claves para que puedan acceder a su celular y ver todas las comunicaciones que dijo haber tenido.
    Lo mismo debio haber ocurrido con Monzon
    Llama la atencion que Gutierrez no supiera que Zaeta pasaba todas las noches con su novia
    Ahora falta saber cual es el movil de Gomez para asesinar a Gutierrez
    Por fortuna todos los habitantes de El Calafate no sabian nada

  2. Esto tiene sentido si cuando salta un poco de sangre Zaeta hubiese salido corriendo, pero esto no fue asi, se quedo hasta el final y vio hasta los títulos de la película que cuenta.

  3. Lo que tampoco cierra es la justificación de Telegram que hace en el último párrafo: “Yo nunca tuve intenciones de lastimar o quitarle la vida a Fabián Gutiérrez”
    Si todos sabian que tenian una relacion, el “Todos sabian es tanto valido para un asesinato o para un robo” y sin embargo siguió adelante con el robo.

  4. El pibe Gomez se fumò la guita de las ventas de las camionetas y le debìa una fortuna a Gutierrez, por lo tanto apenas volviò de Bs As, este reclamarìa su parte y por eso debìan boletearlo.

  5. Gomezito paso De Vender gol y Clio a vender autos y camionetas de alta gama y también droga? Era todo de gutierrez? No le devolvió un peso y tuvo que liquidarlo para no deberle, paquete completo de película. que olor a pescado podrido salen lo trapitos al sol

  6. Que lindos pibes!!!… con gente como esa levantamos el país en 6 meses!!!.. A ver si la generacion que los crió se hace cargo de algo!… Y al finadito también le gustaba la carne de lechon tierno… casi que le cabe la de corrupcion de menores…

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Noticias