Conflicto en Mercado Libre: una suba salarial y un bono en dólares complican más el plan de entrada de los Moyano

0
1966
Camioneros bloquea tres centros de distribución de la empresa

El gremio de Carga y Descarga está cerca de cerrar un aumento del 10% para toda la actividad. Y la firma de comercio electrónico dio un bono de US$ 500 a su personal.

Por: Carlos Galván

Históricos rivales, Luis Barrionuevo y Hugo Moyano ​parecían haber abandonado las pulseadas políticas de otras épocas. Es más: el líder gastronómico había llamado a fines de junio al jefe camionero para darle su pésame por el fallecimiento de su madre.

Pero las tensiones se reavivaron la semana pasada, tras el bloqueo que Camioneros realizó a cinco centros de distribución que la empresa Mercado Libre tiene en la Ciudad y el Conurbano. La protesta del gremio de Moyano era por los 1.250 empleados que trabajan en un centro de almacenamiento de Mercado Libre que están afiliados al sindicato de Carga y Descarga y que Camioneros quiere anotar como propios.

Carga y Descarga está liderado por el sindicalista Daniel Vila, que integra la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo, un espacio que parecía desarticulado pero que cobró nervio tras la pulseada por el personal de Mercado Libre. Vila es un barrionuevista pura cepa.

Con Hugo Moyano confinado desde el inicio de la pandemia en su departamento de Barracas, el que tomó las riendas de Camioneros es su hijo mayor Pablo, en los hechos el número dos del sindicato. Fue él que el impulsó la protesta de la semana pasada.

En otras épocas Camioneros encontraba tierra fertil para sumar afiliados de otros gremios gracias a que los salarios de su convenio eran mejores que los de otras actividades. El caballito de batalla de Hugo Moyano era: “Nuestros reclamos surgen porque la gente nos pide que los representemos”.

​Pero en Mercado Libre encontró otra realidad. Ahora son los propios trabajadores afiliados a Carga y Descarga los que no quieren cambiar su encuadramiento sindical. La razón es simple. “Los salarios de ellos están por debajo de los nuestros”, afirmó a Clarín el jefe del gremio, Daniel Vila. “El básico nuestro está en unos $ 78.000, unos $ 20.000 por arriba del de Camioneros”, agregó.

El sindicato cerró además un acuerdo con Mercado Libre para que se le pague a los sus trabajadores una bonificación de US$ 500 por las tareas que debieron cumplir hasta ahora en la cuarentena.

Pero lo que asoma como el cierre total de las pretensiones de Camioneros de captar a los trabajadores de Mercado Libre es que Carga y Descarga está por cerrar un acuerdo de suba salarial del 10% a cuenta de la paritaria con las empresas del sector.

El gremio suma unos 9.000 trabajadores. Además de en la firma de comercio electrónico, tiene afiliados en depósitos fiscales, zonas francas y la industria papelera y azucarera.

La paritaria está vencida desde junio y eso 10% sería hasta que se pueda cerrar el acuerdo de incremento salarial anual. Este lunes a las 16 las partes se reúnen para tratar de firmar el acuerdo.

La paritaria de Camioneros también está vencida desde junio. Pero las negociaciones están completamente empantanadas con las tres cámaras que agrupan a la actividad. Pablo Moyano reclamó “un pago a cuenta, un porcentaje o un bono”, pero los empresarios argumentan que no tienen margen por la caída de la actividad durante la pandemia.

El escenario que se le presentó a los Moyano tras el reclamo en Mercado Libre es inédito. Hasta ahora venían acostumbrados -era un hábito prácticamente- a captar afiliados de otros gremios sin inconvenientes, lo que trajo en la última década fisuras internas dentro de la CGT.

En 2011 se calculaba que Camioneros le había sacado -“robado”, decían en el gremio mercantil- 26.000 trabajadores al sindicato de Comercio, más de 10.000 al Sindicato de Seguridad, 5.000 a FATAGA (Aguas Gaseosas) y alrededor de 2.000 a Carga y Descarga. En aquel momento, y de la mano de Carlos Tomada en el Ministerio de Trabajo, todo se resolvía a favor de lo que quería Moyano.

Lo que parece desvelar a los Moyano es que quedan afuera de una de las patas de un negocio que creció de manera exponencial en el último año y medio. En febrero de 2019, cuando Carga y Descarga cerró el acuerdo con Mercado Libre, en la planta del Mercado Central trabajaban 80 empleados. Hoy suma 1.250. Y la expectativa es que siga creciendo. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí