Cristina Kirchner prorroga las sesiones remotas en el Senado pero sin límite de temas vinculados a la pandemia

0
331
El Senado avaló decretos del Gobierno en la primera sesión virtual de su historia

Por: Gustavo Ybarra

Cristina Kirchner decidió prorrogar las sesiones remotas del Senado pero sin establecer un nuevo protocolo que contemple las limitaciones que implican el uso del sistema de la videoconferencia como consecuencia del aislamiento social preventivo y obligatorio que impone la pandemia de coronavirus.

De esta manera, el oficialismo se sacará de encima el corset que Juntos por el Cambio había logrado establecer en el protocolo anterior, que venció el pasado 12 de julio, el cual limitaba a temas relacionados con la emergencia sanitaria los proyectos que podían discutir la Cámara alta.

Según el decreto firmado por la vicepresidenta, el cual deberá ser refrendado en la próxima sesión por el pleno del cuerpo, las reuniones del Senado volverán a regirse por el reglamento de la Cámara, al menos en lo que se refiere a los temas que podrán ser abordados.

“Las sesiones virtuales o remotas tratarán los temas que se definirán en cada caso de acuerdo con lo establecido en el Reglamento de la Honorable Cámara de Senadores”, sostiene el tercer artículo del decreto.

Esto abre la puerta para que la Cámara alta pueda avanzar con la agenda de temas que pretende imponer el kirchnerismo, como la reforma judicial y el intento por desplazar de su cargo al procurador general interino, Eduardo Casal, que comenzó a desplegar en la comisión bicameral de seguimiento del Ministerio Público.

El único límite que encontrará ahora el oficialismo es el de las mayorías agravadas. Es el obstáculo que le impide iniciar el trámite de designación del juez federal Daniel Rafecas como nuevo procurador general. Si bien tiene mayoría en la comisión de Acuerdos para emitir dictamen, necesita de los dos tercios de los presentes para darle luz verde al pliego que envió el Poder Ejecutivo.

La nueva medida dictada por Cristina Kirchner mantiene la regulación del tiempo que durarán las sesiones y que tendrán los legisladores para hablar, ordenar el mantenimiento de las disposiciones establecidas en el protocolo vencido, el cual impone límites a la duración de las reuniones y cuotas de intervenciones en el recinto que se repartían según la cantidad de bancas de cada fuerza política.

La prueba de fuego del nuevo esquema será este jueves, a las 15, cuando se celebrará una nueva sesión en la Cámara alta.

El temario incluye una serie de decretos de necesidad y urgencia dictados por el Gobierno, como las sucesivas prórrogas de la cuarentena y las intervenciones a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y a los entes reguladores del gas y la electricidad.

La sesión también incluye el tratamiento de la regulación de las recetas electrónicas o digitales, el programa nacional de donación de plasma y una modificación al Código Penal para tipificar como delito la denominada “pornovenganza”, entre otros temas. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí