Piden indagar al secretario de Mauricio Macri, a Gustavo Arribas y Silvia Majdalani por presunto espionaje ilegal

0
313
Espionaje: el juez Federico Villena allanó la casa de un secretario privado de Mauricio Macri

Por: Hernán Cappiello

Los fiscales federales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide pidieron la indagatoria de Darío Nieto, el secretario privado del expresidente Mauricio Macri; y de los exjefes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, acusados de realizar tareas de inteligencia ilegal.

Los fiscales presentaron un escrito de 200 páginas ante el juez federal de Lomas de Zamora Juan Pablo Auge, donde solicitaron indagar también a una veintena de exespías y a la exempleada de la Dirección de Documentación Presidencial durante el gobierno de Cambiemos, Susana Martinengo.

La acusación liga a Nieto con el espionaje porque los exagentes Leandro Araque y Jorge Sáez se contactaron con el celular de Martinengo y mencionaron haber elevado informes a Nieto para que se los hiciera llegar, supuestamente, a Mauricio Macri.

Los fiscales vinculan a Nieto con Martinengo aunque esta negó expresamente haberle entregado informes al exfuncionario. Sin embargo, la fiscal señaló en su dictamen que “se ha probado, a pesar de que la nombrada lo ha negado en su indagatoria, que los informes remitidos por Sáez y Araque los envió a Darío Nieto”.

Para la fiscal, “Nieto, jefe de Martinengo, recibía de la nombrada estos informes, convirtiéndose así en un canal subsidiario, pero no por eso menos importante, de la transmisión de la información producida en violación de la ley de inteligencia por los imputados Sáez y Araque, principalmente”.

En esta causa se enumeraron en el dictamen fiscal las tareas de inteligencia efectuadas sobre la expresidenta Cristina Kirchner; el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; la exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal; el obispo diocesano de Lomas de Zamora Jorge Lugones; el periodista de LA NACION Hugo Alconada Mon, y Florencia Macri, hermana del expresidente, entre otras víctimas.

“Consideramos que los nombrados conformaron una organización criminal construida desde el propio aparato del Estado Central, en especial desde el Poder Ejecutivo Nacional y una de sus dependencias directas, la Agencia Federal de Inteligencia”, sostuvieron los fiscales.

“Con distintos roles, quienes componían la organización, se valieron de su calidad de funcionarios públicos y utilizaron la infraestructura del Estado Nacional para llevar a cabo actividades de inteligencia y/o espionaje en infracción a la ley 25.520, en distintos períodos y abarcando diversas jurisdicciones territoriales”, señalaron en el texto.

Una parte importante del material probatorio que obra en el expediente surgió de uno de los teléfonos celulares secuestrados a los espías investigados, donde se detectó que compartían parte de la información producida de forma ilegal en grupos de WhatsApp identificados como “Super Mario Bros”, “Grupo Pilar”, “Grupo Argentina”, “Grupo Las Tres” y “Grupo Cueva”. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí