El Gobierno abrió formalmente la negociación con el FMI

0
221
Menos crecimiento y más volatilidad a nivel global

Por: Francisco Jueguen y Rafael Mathus Ruiz

El Gobierno abrió formalmente las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en busca de un nuevo programa para refinanciar los vencimientos de deuda con el organismo a partir del año próximo, una discusión que, se prevé, se estirará hasta el año próximo en busca de un plan que logre estabilizar la economía, y sacarla de la crisis que comenzó en 2018, y que se agravó con la pandemia del coronavirus.

Luego de una charla telefónica del presidente Alberto Fernández con la directora gerente del Fondo, Kristalina Georgieva, los representantes del Gobierno ante el organismo multilateral, el ministro de Economía, Martín Guzmán; el representante del Cono Sur ante el FMI, Sergio Chodos; y el presidente del Banco Central (Miguel Pesce) dieron por iniciadas las consultas con una carta en la que cuestionaron el acuerdo cerrado entre el organismo y Mauricio Macri por el que se desembolsaron US$44.000 millones; destacaron el crecimiento del déficit fiscal en medio de la pandemia y las medidas para contenerla, y prometieron tomar “cualquier medida adicional” para lograr “estabilidad” macroeconómica y financiera.

“Esperamos profundizar nuestro diálogo sobre cómo podemos apoyar los esfuerzos del gobierno para enfrentar el impacto de la pandemia, impulsar el crecimiento y la creación de empleo, y reducir la pobreza y el desempleo al mismo tiempo que fortalecemos la estabilidad macroeconómica en beneficio de todos los argentinos”, dijo Georgieva en un comunicado.

“Como dije antes, estamos preparados para desempeñar nuestro papel, y trabajar de cerca con el ministro Guzmán, el presidente del BCRA, Miguel Pesce, y sus equipos para apoyar a la Argentina en estos tiempos desafiantes”, remarcó la jefa del organismo.

El objetivo de estabilizar la economía, calcado al que persiguió, sin éxito, el gobierno de Mauricio Macri, se da en momentos en que el Gobierno analiza posibles cambios en el dólar “ahorro” en medio de una creciente brecha entre el dólar “blue” y el oficial. El Palacio de Hacienda debate además una reforma tributaria para incrementar sus ingresos, y presentará el Presupuesto 2021, sin la presión de definir un ajuste, aún, con el Fondo.

Una de las cuestiones a desentrañar a futuro será qué plan económico define el Gobierno para presentar en Washington, en busca de un horizonte fiscal, monetario, cambiario y financiero para la Argentina en el mediano plazo. Básicamente, el Gobierno debe explicar cómo crecerá y cómo financiará la expansión del gasto público, que hasta ahora se hizo con emisión, una herramienta que puede complicar la lucha contra la inflación a futuro. Es el plan macroeconómico que reclaman los privados dentro del que podrán aparecer además algunas “reformas estructurales” que el organismo siempre recomendó para el país.

“Durante la conversación con Georgieva, el Presidente remarcó la necesidad de que el futuro programa entre Argentina y el FMI, respete los objetivos de la recuperación económica y resolver los problemas sociales más acuciantes”, informó un comunicado de Economía.

La conversación

“Esta mañana tuve una extensa charla con la titular del FMI, y coincidimos en que sin prisa, pero sin pausa, nos pondremos a trabajar para ordenar el desorden que heredamos del gobierno anterior y el Fondo”, dijo el Presidente en un lanzamiento de inversiones esta mañana en una planta de Newsan. “Para lograr certezas hay que poner en orden las cuentas. Las cuentas con los organismos internacionales las pondremos en orden. Mi conversación con Kristalina Giorgieva me alienta a pensar que lo haremos con una lógica común, la de no postergar a la Argentina y no hacer sufrir a los que mucho han sufrido”, agregó.

Tras el encuentro en Olivos, Guzmán y Chodos partieron hacia Hacienda para firmar, junto al Pesce, una carta dirigida a Georgieva para dar inicio formal a la negociación. Guzmán marcó el eje rector que tendrá la discusión con el staff del Fondo: “No hay estabilización posible sin recuperación económica”. Pesce sostuvo: “Es necesario que el próximo programa tenga presente la estabilidad como el crecimiento de la economía, del crédito y del mercado de capitales local”.

La carta del Gobierno al Fondo incluye una crítica directa al programa por U$ 57.000 millone que forjó en su momento el equipo de económico de Macri liderador por Nicolás Dujovne y Federico Sturzenegger, y que si bien comenzó a arrojar algunos resultados positivos a principios de 2018 -más tarde, y con menos vigor al previsto originalmente-, sucumbió luego de las primarias que marcaron el avance del Frente de Todos. El Gobierno de Fernández destacó la el “fructífero trabajo colaborativo” que ha tenido con el Fondo.

El Fondo fue un aliado clave del Gobierno -el país es uno de los principales deudores del organismo internacional- para lograr un alivio en la deuda con los acreedores privados.

Guzmán y Pesce admitieron que entre 2017 y 2019, el país redujo el déficit fiscal primario del 3,8% al 0,9% del producto interno bruto, mientras que el déficit de cuenta corriente cayó del 4,8% al 0,9% del producto interno bruto. Pero cuestionaron la fuerte recesión que provocó el plan de ajuste, y los malos resultados con la inflación. “La actividad económica se contrajo por un 2,6% y un 2,1% durante 2018 y 2019 respectivamente, y la inflación del índice de precios al consumidor marcó respectivamente un 47,6% y un 53,8% para 2018 y 2019; ello combinado con una contracción monetaria sin precedentes”, señalaron. El salto en la inflación de 2018 se dio luego de las primarias de agosto, cuando el dólar se disparó ante la huida de los inversores.

El ministro y el presidente del BCRA actualizaron la situación sobre el impacto social y económico del Covid-19 en la Argentina. “La producción se contrajo aproximadamente un 20% en el segundo trimestre de 2020”, estimaron y remarcaron las medidas de contención tomadas por el Gobierno. “El esfuerzo de éstas políticas y la reducción de la recaudación impositiva asociada a la pandemia del Covid-19 incrementaron el déficit fiscal primario, que alcanzó el 3,3% del producto interno bruto durante el primer semestre de 2020”, señalaron.

“Esperamos que las conversaciones y el nuevo Programa no repitan lo que la actual administración considera que fueron los defectuosos presupuestos del programa de 2018. A tal fin, es esencial que se realice una evaluación precisa de los desafíos de la Argentina, y esperemos intercambiar opiniones con su staff sobre estas cuestiones”, estimaron los funcionarios

El Gobierno dejó en claro que buscará refinanciar el repago de lo más de US$ 44.000 millones que tomó Macri del acuerdo caído. “Un nuevo acuerdo que incluya una reprogramación de los vencimientos de deuda con el FMI es un paso necesario para resolver la crisis económica a la que se condujo al país en los últimos años y así poder poner y mantener a la Argentina de pie”, afirmaron. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí