Elisa Carrió denunciará ante un organismo internacional el despido de funcionarios de la UIF que investigaron la corrupción K

0
538

Es una reacción luego de que trascendiera que la conducción actual de la UIF había despedido a 15 empleados durante el mes de agosto.

Diputados nacionales de la Coalición Cívica ARI, que lidera Elisa Carrió, anunciaron que denunciarán al Gobierno de Alberto Fernández ante el Grupo de Acción Financiera Internacional por las “acciones de desmantelamiento que el Estado emprendió contra la Unidad de Información Financiera (UIF) para consagrar la impunidad en causas de corrupción”.

“La Unidad de Información Financiera a cargo de su ex titular Mariano Federici había logrado que nuestro país lidere las 165 UIF en el mundo por haber adecuado su funcionamiento a los estándares internacionales”, aseguraron los legisladores.

“Su actual conducción apunta a su desintegración, mediante la desvinculación al profesional técnico responsable de la eficaz tarea que había alcanzado y como represalia por su participación en las causas de corrupción que involucra a la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner y a todos quienes, con ella, quedaron procesados en delitos contra la administración pública”, advirtió la CC ARI.

“Por tal motivo, formalizaremos una denuncia internacional ante el Grupo de Acción Financiera Internacional como consecuencia de las acciones de desmantelamiento que el actual Gobierno emprendió contra la UIF cuyo único propósito es consagrar la impunidad en causas de corrupción en trámite y las recientemente radicadas”, agregaron los diputados de la Coalición Cívica.

Más temprano fue la propia Lilita Carrió quien en su página de Facebook adelantó sobre la denuncia por “la destrucción y desmantelamiento de la UIF (Unidad de Investigación Financiera) violando además el tratado anticorrupción”.

La ex diputada del espacio Coalición Cívica/ARI, que integra la oposición al gobierno nacional, reaccionó así luego de que trascendiera que la conducción actual de la UIF había despedido a 15 empleados durante el mes de agosto.

A raíz de eso, Carrió anunció que se presentará ante el GAFI, que es una institución intergubernamental que tiene el propósito de desarrollar políticas para combatir el lavado de dinero y la financiación del terrorismo.

La avanzada ocurrió en el último mes: primero fueron desplazados de sus cargos el director de Análisis, Lucas Reboursin; el coordinador de Colaboraciones Internacionales, Lucas Pandolfo; y el jefe de Prensa y Comunicación, Rafael Manzanares. Luego, fueron removidos tres abogados del Departamento de Litigios Penales, dos miembros del área de Internacionales y un experto del área de Análisis, entre otros trabajadores de la Administración y del área de Supervisión.

Según informó La Nación, los directivos jerárquicos podían haber sido vinculados de algún modo con la gestión del macrista Mariano Federici, pero otros trabajadores técnicos no tenían nada que ver con él e incluso reportaban en la UIF desde antes de su llegada. Eso sí: todos tuvieron algún grado de participación en expedientes por corrupción contra figuras del kirchnerismo. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí