Gobernadores. Cuáles son los más complicados con la renegociación provincial de deudas

0
235
El presidente Alberto Fernández recibió a los gobernadores y al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

Por: Gabriela Origlia

“Es muy importante que a partir de ahora todas las provincias que tienen situación de endeudamiento en dólares continúen resolviendo sus problemas respetando los lineamientos de sostenibilidad que ha establecido el Gobierno nacional”, dijo ayer el ministro Martín Guzmán en la presentación oficial de la reestructuración soberana.

El acuerdo entre la Nación y los acreedores privados por la deuda emitida bajo ley extranjera aceleró los procesos en las provincias. Hoy, una docena de distritos está con procesos de discusión abiertos por un total de US$13.225 millones, cifra que abarca a 28 bonos. Las estrategias son heterogénea. Hay algunas más avanzadas, con ofertas ya presentadas, y otras que recién inician los contactos; también están las que deciden pagar mientras negocian y las que no lo hacen y se acogen a los períodos de gracia.

Un informe de la consultora Politikon Chaco revela cómo es el mapa de las deudas provinciales. Buenos Aires busca reestructurar U$S 7.201,9 millones de once bonos bajo legislación extranjera (en dólares y euros). El 23 de abril propuso a sus acreedores un canje de casi el 70% de su deuda bruta por nuevos bonos con un período de gracia de tres años, recorte del 55% en intereses y 7% de capital, y extensión de la vida promedio de los bonos a 13 años. El plazo de la oferta se extendió esta semana hasta el 11 de setiembre. El último pagos que hizo el gobernador Axel Kiciloff fue de US$57 millones en marzo pasado correspondiente al PBM24.

Córdoba reestructura U$S 1.710 millones de tres bonos bajo legislación extranjera y U$S 234,4 millones dólares de un título bajo legislación nacional. El último pago fue el 3 de agosto por U$S 16 millones de intereses del CO27D. En el caso del CO26 por U$S 234,4 millones (valor residual) emitido bajo ley argentina, pagó US$13,7 millones a fines de julio. El objetivo es reducir intereses y extender plazos.

Chaco tiene en juego U$S 250 millones de un bono emitido en dólares bajo ley Nueva York; el último servicio abonado fue en febrero por U$S 11,7 millones. Le restan nueve pagos de renta y la totalidad de la amortización. No hay una oferta formal.

La provincia de Chubut tiene U$S 678,6 millones en dos bonos emitidos en dólares bajo ley de Nueva York. De uno, el PUL26 por U$S 650 millones, pagó en julio U$S 12,6 millones; del otro, el PUY23 por U$S 28,6 millones, hay un vencimiento esta semana. La ley que autoriza al Ejecutivo a renegociar se aprobó hace una semana; el proceso podría extenderse unos 90 días.

El gobernador entrerriano Gustavo Bordet apunta a renegociar U$S 500 millones; pagó el 8 de febrero U$S 21,9 millones y el 8 de este mes venció el octavo servicio, pero la Provincia optó por acogerse al período de gracia para renegociar con tenedores.

Gerardo Morales, en Jujuy, reestructura U$S 210 millones; en marzo abonó U$S 9,1 millones. A mediados de julio, la legislatura provincial le aprobó la ley que necesitaba para negociar. La Rioja, por su lado, tiene U$S 300 millones de un bono emitido bajo legislación extranjera; no pagó en febrero acogiéndose al período de gracia, que ya venció.

Mendoza viene negociando U$S 590 millones; en noviembre pasado canceló U$S 24,7 millones. Las primeras ofertas fueron rechazadas por los acreedores, y la última logró 60% de aceptación pero necesita del 75%. Según la oferta, la primera cuota de amortización sería en noviembre del 2023, un año después de lo previsto originalmente. El plazo de aceptación vence el 28 de agosto y la provincia está en cesación de pagos.

Dos bonos por U$S 693 millones son los que tiene en juego Neuquén. Este mes pagó US$ 17,7 millones del NDT11. A comienzos de este mes abrió la ronda de propuesta que vence el 28 próximo. Es una “enmienda” de los actuales términos para “aliviar la carga de los servicios de la deuda, principalmente en los próximos 2 años; extender los vencimientos de capital; lograr una distribución de servicios de deuda (perfil) alineada a la sustentabilidad fiscal; considerando el nuevo escenario, lograr condiciones financieras de pagos que hagan que la deuda sea sostenible en el largo plazo”.

Río Negro busca reestructurar U$S 300 millones; en diciembre canceló U$S 11,6 millones y en junio anunció que usaría el período de gracia para iniciar negociaciones, el que ya venció. La oferta presentada propone que los próximos vencimientos de los cupones de interés sean en octubre de 2021 a una tasa del 0,750%, abril del 2022 a una tasa del 3,750%, 7 de octubre del 2022 al 5,500% y del 7 de abril al vencimiento en 2027 al 6,875%. Para la amortización apunta a que sean cinco pagos semestrales del 13% y un pago final por el 35% restante.

Gustavo Sáenz, en Salta, ya tiene la autorización legislativa para reestructurar U$S 388 millones; pagó en julio U$S 15,9 millones de uno de los bonos y US$9,8 millones, del otro. Tierra del Fuego tiene U$S 170 millones de deuda en un solo bono; la última cancelación fue el 17 de julio por U$S 8,9 millones; no ha hecho una oferta formal. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí