Corrupción en Ecuador: Rafael Correa perdió la ultima instancia en la Justicia y no podrá ser candidato a vice

0
385
Ecuador: Como Cristina Kirchner, Rafael Correa será candidato a vice presidente

El ex Jefe de Estado fue condenado en primera y segunda instancias a ocho años de prisión y de inhabilitación política tras haber sido declarado culpable del delito de cohecho.

El ex presidente de Ecuador Rafael Correa se enfrentó a la última instancia legal en su país, donde un tribunal de casación dio a conocer la sentencia definitiva en el llamado caso “Sobornos 2012-2016”, de la que dependen sus aspiraciones políticas.

Correa y Jorge Glas son autores de instigación para que se cometa el delito de cohecho en el caso Sobornos. Así lo ratificó la tarde el Tribunal de Casación de la Corte Nacional de Justicia de Ecuador, en última instancia judicial.

Al quedar en firme la sentencia los culpables pueden empezar una acción constitucional en la Corte Constitucional, pero esta puede demorarse en tratar el caso hasta varios meses, mientras los condenados ya deben cumplir con lo dispuesto por los tribunales. Incluso el sistema de justicia debe tratar de que quienes están en el exterior sean traídos al país con organizaciones como Interpol.

El abogado y constitucionalista, Ramiro Aguilar, dijo a The Associated Press que al quedar en firme la sentencia condenatoria “por el mismo tiempo de la condena se les inhabilita a desempeñar cargos públicos” a todos los sentenciados.

Ecuador enfrenta un proceso que terminará con la elección de presidente y asambleístas en unos comicios generales previstos para febrero de 2021.

Crítica de Correa

El expresidente Correa (2007-2017) escribió después en su cuenta de Twitter que “finalmente lo lograron. En tiempo récord sacan sentencia definitiva para inhabilitarme como candidato. No entienden que lo único que hacen es aumentar el apoyo popular”.

Medio centenar de sus simpatizantes se congregaron ante la Corte Nacional con banderas y pancartas. Correa vive en Bélgica desde mediados del 2017, cuando dejó el poder en manos de su compañero de partido y amigo Lenín Moreno, de quien se distanció casi enseguida en medio de una agria disputa pública.

El caso empezó a través de una investigación periodística en mayo del año pasado, misma que dio paso a un proceso judicial en el que fueron involucrados nueve altos funcionarios públicos y diez empresarios a los que exigieron cerca de ocho millones de dólares entre los años 2012 y 2016 a cambio de grandes obras de infraestructura pública. Tales fondos se destinaron a financiar campañas políticas del partido de gobierno Alianza País.

El docente de la Universidad Central, Fernando Borja, expresó a AP que luego de los formalismos “los condenados tendrán que ir a la cárcel y los que se encuentran en el exterior podrán ser extraditados”, al tiempo de precisar que el delito por el cual fueron juzgados no prescribe y mientras no cumplan la sentencia seguirá pendiente la condena.

La situación inhabilita a Correa a postularse a la vicepresidencia, como había anunciado el partido Centro Democrático, e incluso a ser candidato a asambleísta por los migrantes europeos.

De los diez exfuncionarios públicos enjuiciados, seis están prófugos, entre otros, Correa, el exsecretario de la Administración, Vinicio Alvarado; el exministro de Transporte, Wálter Solís y la exministra de Desarrollo Urbano y Vivienda, María de los Angeles Duarte, que está al interior de residencia del embajador argentino en Quito.

El caso

El caso “Sobornos” es sobre una supuesta red de corrupción mediante la cual se recibieron presuntamente “aportes indebidos” en el palacio presidencial de Carondelet para la financiación irregular del movimiento político oficialista Alianza País a cambio de la adjudicación de millonarios contratos del Estado a empresas, entre ellas Odebrecht.

Durante la audiencia de casación, la fiscal general del Estado, Diana Salazar, explicó que el recurso de casación es técnico, y hay prohibición de reexaminar los hechos del Tribunal y volver a valorar la prueba.

En la segunda y última jornada de esas audiencias intervino Correa, vía telemática desde Bélgica, donde reside desde que dejó el poder en 2017.

“Jamás he permitido un soborno, es una persecución política, están destruyendo familias por perseguirme a mí”, dijo el exgobernante, acusado como presunto autor del delito de cohecho.

El recurso de casación es la última instancia en Ecuador presentada por los 16 sentenciados que, además, definirá el futuro electoral de Correa, ya que tras este procedimiento legal las sentencias de primera y segunda instancias quedarían ejecutadas.

De ratificar el tribunal que no se produjeron irregularidades en el debido proceso, Correa no podrá participar en la vida política de su país, que se apresta a designar en 2021 al sucesor del gobernante Lenín Moreno, y a renovar la Asamblea Nacional.

En una transmisión telemática, en vivo, desde Bélgica Correa dijo la semana pasada aceptar su precandidatura a la Vicepresidencia, al mismo tiempo en que su hermana y representante legal intentaba registrar el proceso en las oficinas del CNE en Ecuador.

Récord de candidatos

Al cierre de la aceptación de las precandidaturas el CNE tenía registrados 16 precandidatos presidenciales y 15 vicepresidenciales pues, según una enmienda de 2012, debe hacerse de forma “personalísima”.

Si el Consejo llegara a aceptar su nominación, lo que parece improbable a estas alturas, Correa disfrutaría de inmunidad temporal, y dependería solo del dictamen de casación que se conocerá este lunes.

Correa y su movimiento político actual, la Revolución Ciudadana, acusan a la Justicia ecuatoriana de una supuesta “politización” y de actuar bajo el influjo del Gobierno liderado por Moreno, quien fue su vicepresidente y correligionario, pero que se convirtió en uno de sus acérrimos críticos.

El ex Jefe de Estado (2007-2017) tilda de “traidor” a Moreno y asegura que, a través de las elecciones presidenciales y legislativas del próximo 7 de febrero, lograrán “recuperar la Patria”.

“Es evidente que todo es para inhabilitarme. La realidad es que están inmerecidamente inmortalizándome. El dolor es por la gente decente -funcionarios públicos y empresarios- que destruyen por dañarme a mí. Tanta infamia no pasará el juicio de la historia”, escribió Correa este lunes en Twitter. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí