Coronavirus: las reacciones de la OMS y Gran Bretaña al anuncio de AstraZeneca

0
251
Vacuna contra el coronavirus: arrancó hoy en EE.UU. el mayor experimento con 30 mil voluntarios

La seguridad de una posible vacuna contra el Covid-19 es “lo primero y más importante”, dijo hoy el jefe científico de la Organización Mundial de la Salud (OMS), después que ayer el ensayo dela principal candidata de AstraZeneca se detuviera debido a las preocupaciones sobre los efectos secundarios.

En tanto, el ministro de Salud británico, Matt Hancock, dijo esta mañana que la suspensión del ensayo de la vacuna es “un proceso normal mientras se investiga el problema” y afirmó que esa “pausa no es necesariamente un contratiempo”.

El ensayo de la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford contra el Covid-19 se suspendió ayer debido a una posible reacción adversa en un participante en Gran Bretaña, por lo que se activó un proceso de revisión por parte de un comité independiente, según un comunicado de AstraZeneca.

“No presentaremos una vacuna a menos que sea seguro su uso”, afirmó Hancock en declaraciones a un medio radial local, y sostuvo que no es la primera vez que sucede esto con la vacuna Oxford al referirse a la suspensión del ensayo clínico.

El lanzamiento de una vacuna eficaz se considera un paso crucial para ayudar a las maltrechas economías a recuperarse de la pandemia de coronavirus. “Sólo porque hablemos de velocidad… no significa que empecemos a comprometer o a recortar lo que normalmente se evaluaría”, dijo la doctora Soumya Swaminathan en un evento celebrado a través de las redes sociales.

“El proceso todavía tiene que cumplir con las reglas de juego. En el caso de los medicamentos y las vacunas que se administran a las personas, hay que comprobar su seguridad, ante todo”, dijo.

La vacuna, que AstraZeneca está desarrollando con la Universidad de Oxford, ha sido descrita anteriormente por la OMS como probablemente la principal candidata del mundo y la más avanzada en términos de desarrollo.

La OMS se encuentra en medio de la búsqueda de apoyos para una coalición mundial, llamada ACT Accelerator, con la esperanza de distribuir equitativamente vacunas, tratamientos y diagnósticos para el nuevo coronavirus tanto a los países ricos como a los pobres.

Además de los 92 países de bajos ingresos que solicitan ayuda, unos 79 países más ricos han manifestado su interés, y el 18 de septiembre se ha fijado un plazo para los compromisos vinculantes. Sin embargo, algunos países que han llegado a sus propios acuerdos sobre vacunas, incluidos Estados Unidos, no se han sumado al esfuerzo de la OMS. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí