El kirchnerismo da un nuevo paso en su embestida contra el jefe de los fiscales

0
263
Sesión Remota en el recinto del Senado de la Nación, el 4 de Junio de 2020, en Buenos Aires, Argentina - Foto: Comunicación Senado

Por: Gustavo Ybarra

En un nuevo capítulo del enfrentamiento de Cristina Kirchner con el procurador general interino Eduardo Casal, la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado tratará mañana una cuestión de privilegio contra el funcionario por haber desobedecido una decisión de la Cámara alta.

La queja fue planteada la semana pasada por el kirchnerista Martín Doñate (Río Negro), quien consideró afectados sus fueros como senador ante la negativa de Casal a cumplir en el tiempo perentorio de 48 horas que el Senado había dispuesto para que le tomara juramento al nuevo representante del cuerpo ante el jury de enjuiciamiento del Ministerio Público Fiscal.

La comisión que presiden María de los Angeles Sacnun (Frente de Todos-Santa Fe), está convocada para las 15 y deberá decidir si acepta o rechaza el planteo del legislador. Todo indica que, tomando en cuenta la pésima relación del kirchnerismo con el funcionario y la mayoría que ostenta en Asuntos Constitucionales, tendrá luz verde para convertirse en un proyecto de resolución crítico hacia Casal.

Sacnun se mostró prudente y no quiso anticipar cuál será el resultado de la reunión ni el tenor del pronunciamiento, pero coincidió con la queja de su compañero de bancada. “Se está incumpliendo con una resolución de la Cámara”, afirmó sobre la conducta del procurador general interino.

De hecho, Sacnun y Doñate firmaron el martes de la semana pasada una nota reclamándole a Casal que cumpliera con la decisión del Senado, que el jueves anterior había revocado el mandato de Mario Laporta y nombrado en su lugar a César Grau para ocupar el sitial que la Cámara alta posee en el jury de enjuiciamiento de fiscales.

La respuesta del procurador interino, aduciendo que debía revisar los antecedentes de Grau y su suplente, Heliana Gualtieri antes de tomarle juramento, fue lo que motivó el enojo de Doñate, que se transformó en una cuestión de privilegio en la sesión del jueves último.

“Estamos ante una conducta de desprecio y de rebeldía”, afirmó Doñate en su intervención en el recinto de la Cámara alta, antes de agregar: “Es momento de llamar a las cosas por su nombre: lo que hace Eduardo Casal es alzarse contra este Senado de la Nación”.

Doñate preside la Comisión Bicameral de Control del Ministerio Público, que el kirchnerismo ha tomado como escenario para llevar adelante su embestida contra Casal, al que pretende desplazar del cargo y que pueda así quedar al frente de la Procuración General de la Nación, también como interino, un fiscal más proclive a su visión de la política judicial.

Tal como le ocurrió al macrismo con Inés Weinberg de Roca, el kirchnerismo sufre ante la imposibilidad de poder reunir la mayoría de dos tercios de los presentes en el Senado que exige la ley para poder designar a su candidato, el juez federal Daniel Rafecas, al frente de organismo extrapoder.

Por esa razón, y porque Cristina Kirchner acusa a Casal de haber protegido al fiscal Carlos Stornelli al no castigar su rebeldía en la causa por espionaje del falso abogado Marcelo D’Alessio, el oficialismo se decidió por desplazarlo del cargo.

Ante la dificultad de hacerlo mediante un juicio político, se necesitan los dos tercios en ambas cámaras, el camino elegido parece ser el jury de enjuiciamiento de los fiscales.

Así, el kirchnerismo empezó a preconstituir pruebas para acusarlo por mal desempeño. A la presunta protección a Stornelli le han sumado la supuesta persecución a la fiscal Gabriela Boquín, que frenó el acuerdo por el Correo con la familia Macri, y ahora la rebeldía a tomarle juramento a los representantes del Senado en el jury.

Como parte de la misma estrategia se inscribe el reemplazo de Laporta por Grau en el tribunal de disciplina de los fiscales y el nombramiento en el mismo organismo, por parte del Poder Ejecutivo, del exdiputado y abogado laboralista Héctor Recalde, que fue quien depositó la fianza que le permitió a Cristina Kirchner obtener los permisos para viajar a Cuba a visitar a su hija Florencia luego de que la vicepresidenta fuera procesada en varia causas por corrupción. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí