En agosto, el déficit fiscal llegó a $ 218.000 millones

0
427
El ministro de Economía, Martín Guzmán - Foto: Telam

El vencimiento del impuesto a los Bienes Personales y la mayor recaudación por el impuesto a la compra de dólares evitaron un mayor desequilibrio.

Por: Ismael Bermúdez

Por la caída de los ingresos y el aumento de los gastos, en agosto el resultado primario de la Administración Pública Nacional fue deficitario en $ 161.701 millones. Al incluir el pago de los intereses de la deuda, el déficit financiero ascendió a $ 218.615 millones, de acuerdo al Informe de Ejecución Presupuestaria de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) que analiza los gastos de la  Administración Central, Organismos Descentralizados y Seguridad Social. La OPC informa según los datos devengados, mientras que el ministerio de Economía lo hace en lo que se llama “base caja”, por los pagos realizados.

Con estas cifras, entre enero y agosto, sin contar el $ 1,04 billón de transferencias de utilidades contables del Banco Central (BCRA), el déficit primario es de $ 1,21 billón y con los intereses, el desequilibrio financiero trepa a $ 1,64 billón.

El mes pasado, “los ingresos totales se contrajeron un 37,9% interanual en términos reales, debido principalmente a que en agosto de 2019 se recibieron utilidades desde el BCRA por $127.000 millones, algo que no ocurrió en agosto de este año. Si no se considerase esa transferencia al Tesoro, la caída de los ingresos se reduce a 12,4% interanual”, explica el Informe.

Los principales componentes de los recursos corrientes, los ingresos tributarios ($ 246.498 millones) y los recursos de la Seguridad Social ($ 107.903 millones), se contrajeron con relación a un año atrás poco más del 10%.

“Los recursos de la Seguridad Social totalizaron $107.903 millones, lo que significó una disminución de 10,8% interanual en términos reales, producto del deterioro de las condiciones del mercado de trabajo y de las medidas adoptadas por el gobierno nacional de reducción o postergación del pago de las contribuciones patronales para los sectores económicos afectados. Además, se registró una caída de la remuneración imponible y de la cantidad de aportantes al sistema, explicados por el atraso del salario real y la reducción del empleo”, dice el Informe.

El vencimiento del impuesto y del primer anticipo de bienes personales, por la postergación del vencimiento original de junio,  más el recargo del 30% a la compra de dólares ( PAIS) ayudaron a morigerar la caída de la recaudación total.

Por su parte, los gastos primarios registraron un incremento interanual de 24,1% por encima de la inflación, “por quinto mes consecutivo una suba de más de dos dígitos en términos reales. Las erogaciones ejecutadas en el marco del COVID-19 sumaron alrededor de $116.918 millones, sin los cuales el gasto primario hubiera caído 2,6% interanual. Los gastos totales (que incluyen el pago de los intereses de la deuda) registraron una suba real de 25,7% interanual”, dice el Informe.

En julio, los programas vinculados a la pandemia  implicaron un gasto  de $96.001 millones y en junio $449.739 millones

Al mes de agosto la ejecución presupuestaria de los gastos totales alcanzó el 57,7% del crédito vigente. “Esto se debe a que a finales del mes de agosto se distribuyeron los créditos de la Ley 27.561, elevando el presupuesto vigente en la suma de $1.859.583 millones, sobre el cual se compara el nivel devengado. Los gastos corrientes devengaron el 58,9% del presupuesto asignado, mientras que los gastos de capital alcanzaron el 38,2% , explica la OPC. Además el Presupuesto fue ampliado por un Decreto de Necesidad y Urgencia ($ 575.014 millones) y por 11 Decisiones Administrativas ($ 298.260 millones) . (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí