jueves, diciembre 3, 2020
3 C
Río Gallegos

RIO GALLEGOS, LA CIUDAD DEL RECLAMO

RIO GALLEGOS, LA CIUDAD DEL RECLAMO
Manifestación frente al Ministerio de Salud de la provincia –

Las calles de la capital de Santa Cruz en tiempos de pandemia, son el escenario elegido por cientos de vecinos para hacer visible las problemáticas que los atraviesan. Pese a la circulación comunitaria del virus que existe en Río Gallegos, única ciudad de la provincia con esta situación, las manifestaciones no cesan y la necesidad de respuesta, tampoco.

Día a día, semana a semana, se multiplican los reclamos y mayoritariamente, están vinculados a la falta de trabajo o a las perniciosas condiciones laborales actuales. 

Como si formara parte del paisaje urbano, hace tres semanas, un grupo autodenominado ‘Desocupados Unidos’ se instala cada mañana y hasta el mediodía a las puertas del Ministerio de Trabajo y Seguridad santacruceño, que tiene su sede central sobre la calle Rawson, entre avenida Kirchner y Alberdi, en el centro de esta capital.

Allí de manera fija se instalan alrededor de cincuenta personas que hacen sonar sus bombos, queman maderas para combatir el frío y pretenden una respuesta de las autoridades. Ellos indican en diálogo con OPI que hace meses están peticionando pero sin obtener soluciones. Pero también recuerdan que en su momento pertenecían a distintos gremios y sindicatos, engrosaron las listas de desocupados de esas organizaciones durante años, pero el puesto de trabajo no llegó. Cansados del destrato, se juntaron y armaron ‘Desocupados Unidos’. “Somos cerca de 50 personas que venimos todos los días hace tres semanas y en Trabajo nos presentamos y hablamos, así que ellos saben del tema. Somos muchos los que estamos así, a veces venimos más, otras menos, porque cuando sale alguna ‘changa’ la aprovechamos para mantener a nuestras familias porque no tenemos nada, ningún tipo de ayuda”, dijeron este viernes a OPI. 

Vale precisar a modo de ejemplo, que sólo en UOCRA en Río Gallegos, se indicaba hace algún tiempo que el listado de gente sin trabajo que tenían en la seccional rondaba las 1.500 personas. Ellos reciben un subsidio del Estado Provincial de $5.000 y de vez en cuando, un bolsón mínimo de alimentos.

Si se enumeran acciones de reclamo de esta semana pasada, el jueves, la concurrida caravana de los policías por “Un sueldo digno” copó las calles de Río Gallegos, tal lo publicó esta Agencia bajo el título: “El bocinazo policial se escuchó en varias localidades de Santa Cruz”. Allí, tal la consigna de la convocatoria, se reclamó por las condiciones laborales y por la necesidad de tener un mejor salario “para la Policía peor paga del país”, dicen los uniformados provinciales.

El miércoles, los propietarios y trabajadores de los transportes escolares de la ciudad se congregaron por la mañana en la zona de la Costanera local y luego, con sus balizas y bocinas encendidas, emprendieron un recorrido que no sólo hizo una parada por Casa de Gobierno, sino que también llegó al edificio donde funciona el área de Transportes Públicos de la Municipalidad, del que dependen. Sin poder brindar servicio desde que se suspendieron las clases, no han tenido ninguna alternativa laboral desde el inicio de la pandemia y aseguran “no dar más”.

En el inicio de la semana, agentes de la Agencia Santacruceña de Ingresos Públicos (ASIP), que vienen desarrollando una dura paritaria con el Gobierno Provincial, cortaron la calle Avellaneda y Sarmiento, donde se emplaza el edificio del ente recaudador provincial, por la falta de acuerdo y por la negativa de la patronal de mejorar la oferta salarial del 15%, ya rechazada varias veces por los trabajadores por insuficiente.

RIO GALLEGOS, LA CIUDAD DEL RECLAMO
Transportes escolares movilizados frente a la casa de gobierno

A pocas cuadras de allí, en la calle Alberdi al 600, donde se ubican los edificios de la estatal FOMICRUZ, también estuvo vedada al paso vehicular y copada por los trabajadores, que ubicaron tachos con maderas encendidas, cruzaron autos y levantaron sus banderas, en señal de reclamo y ‘aguante’ a los paritarios que negociaban con los representantes gubernamentales por un piso de un 20% que solicitan de incremento salarial.

Al momento, ni ASIP ni FOMICRUZ han solucionado los conflictos y ambas, están casi paralizadas.

Las caravanas de peluqueros, barberos, esteticistas, propietarios y trabajadores de gimnasios, se dieron cita en días previos y siguen a la espera de una respuesta, para poder reiniciar la labor en cada uno de estos rubros. 

En tanto, los agentes de la Municipalidad de Río Gallegos nucleados en el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), llevan adelante la mesa de negociación salarial con las autoridades de la gestión del intendente kirchnerista Pablo Grasso, paritaria que viene atrasada y sin acuerdo, ya que este viernes, el gremio informó que se rechazó por insuficiente lo ofertado por el Ejecutivo y se insiste en un piso de un 20%.

Con este panorama y teniendo en cuenta la historia de movilización de los municipales de la capital, no se descarta que marchen para acompañar a sus representantes el próximo martes 14, cuando se vuelva a juntar la mesa de negociación.

En algún momento de la convulsionada historia reciente, en muchos medios, se catalogó a Río Gallegos como la ‘capital nacional del piquete’. Hoy, pandemia por medio, las necesidades siguen, la falta de respuesta también y la movilización en esta situación ha transformado la forma pero no el fondo. Río Gallegos es la ciudad del reclamo. (Agencia OPI Santa Cruz)

3 Comentarios

  1. En Rio Gallegos, la Municipalidad que es quien administra la otorgación de las licencias de conducir, no solo no prorrogo los plazos de vencimientos a pesar de las medidas de aislamiento debido al disparo de la pandemia, sino que si el “contribuyente” tiene una deuda municipal NO PUEDE OBTENER LA RENOVACION DE SU DE LICENCIA NACIONAL, esto implica que todas las personas sean o no consideradas dentro de los grupos de riesgo, deban deambular de un lado hacia el otro por las dependencias de la macrocefala municipalidad de Grasso, las calles en tanto siguen rotas, los desperdicios de plástico siguen volando por toda la ciudad, los jóvenes siguen realizando picadas con autos tuneados por diferentes circuitos… nadie controla en las calles el cumplimiento de las normas sanitarias, Rio Gallegos es un barco al garete de enfrentando la gran tormenta… ninguna tasa ni impuesto regresa a los buenos contribuyentes, estan terminando con la poblacion que aporta desde siempre, años y años de malas administraciones y gestiones, sublimadas con las promesas de campaña de Grasso…

  2. cuando aprenderemos a votar…. hace 40 años que estan estos zanganos.. vivimos criticando y quejandonos , pero llegan las elecciones y siguen ganando.. no se entiende..

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Más Noticias