La reaparición de Mauricio Macri: apoyo irrestricto de los “halcones” y reparos de los dialoguistas de Juntos por el Cambio

0
272
Mauricio Macri se reunió con Emmanuel Macron en Francia y hablaron sobre la "cuarentena equilibrada" de ese país

Por: Jaime Rosemberg

Apoyo irrestricto en los halcones, alguna reserva por el tono y el momento elegidos entre los “dialoguistas”. Así reaccionaron los distintos sectores que conforman Juntos por el Cambio a la columna del expresidente Mauricio Macri, publicada ayer en LA NACION y en la que el exmandatario alerta sobre un “ataque sistemático a la Constitución” por parte del gobierno de Alberto Fernández y su “indignante presión” sobre el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta a través de la quita del 1,18 de coparticipación de la ciudad, efectivizada el viernes.

Cerca del jefe de gobierno porteño acordaron con “la mayor parte” del texto, al tiempo que evitaron criticar al expresidente y afirmaron que “tiene derecho a opinar”. De todos modos, desde el edificio de Parque Patricios estimaron que “tal vez (Macri) no quiso quedar tan fuera de escena luego del protagonismo de Horacio” en su extendida pelea por los fondos de la ciudad con la Casa Rosada. “Macri es un referente muy importante de nuestra fuerza y su opinión es siempre relevante. Él llama a la reflexión sobre aspectos que hay que tener presentes”, dijo el jefe de gabinete porteño Felipe Miguel, a CNN radio.

Con menos diplomacia, desde ese mismo sector dialoguista cuestionaron la “oportunidad” del momento elegido. “Salió con todo, un volcán de párrafos que debería tener guardados”, lo cuestionaron desde el sector que encabeza Emilio Monzó, ya fuera del macrismo, desde donde vienen sosteniendo sobre la necesidad de una “renovación” en Juntos por el Cambio, sobre todo pensando en las próximas elecciones legislativas.

“Es una relación padre-hijo complicada: la emancipación (de Rodríguez Larreta) será compleja”, interpretaron desde el monzoísmo, aliados en la ciudad del jefe de gobierno porteño, que el viernes confirmó que seguirá en la Corte Suprema su reclamo para frenar la decisión del Gobierno. Desde el grupo moderado, que también integran Martín Lousteau y Rogelio Frigerio creen que “lo que dijo Macri es una réplica del discurso que alcanzó para ganar en 2015, pero que en 2019 terminó en derrota. Es un discurso que apunta al núcleo duro y no ayuda a ampliar y sumar para ganar en 2021 y 2023”, reflexionaron.

Apoyos sin reservas

“Lo que escribió es muy bueno. Alberto (Fernández) tiene que dar explicaciones”, retrucaron desde el sector del macrismo alineado con el exmandatario. “El Presidente dijo que iba a ser distinto, pero lo de esta semana fue bizarro, mintió, dinamitó puentes, perdió confianza”, agregó un dirigente que habló con Macri esta semana. Ambos agregaron que Macri -que recibió el jueves en su quinta Los Abrojos a los intendentes Martín Yeza (Pinamar), Emiliano Galli (Olavarría) y Francisco Ratto (San Antonio de Areco)- “no tiene nada pendiente con Horacio” ni aspiraciones electorales “al menos en lo inmediato”.

Según pudo saber LA NACION, el expresidente dejó trascender esta semana que la vicepresidenta Cristina Kirchner ve que “en los países en los que los proyectos populistas no dinamitaron los sistemas electorales perdieron y los metieron presos”. En ese sentido fue su referencia a un eventual “fraude electoral”, esbozado en su columna. También volvió a arremeter contra la “inocencia” de quienes, dentro del espacio, “creyeron que el kirchnerismo volvía distinto” como rezaba el eslogan electoral del Frente de Todos.

La lectura de los aliados

Los socios no macristas de Juntos por el Cambio también leyeron de manera cuidadosa la declaración escrita del expresidente. “Se paró sobre dos o tres temas en los que nadie le puede cuestionar: él le dio muchos fondos a las provincias, a veces demasiados”, ironizó un importante legislador radical. “La columna [de Macri] no me sorprendió nada, son cosas que él viene diciendo en privado desde hace mucho”, agregó el dirigente de la UCR. En el texto, Macri afirma que el oficialismo condiciona a los gobernadores y los extorsiona con el envío de los fondos”, antes de defender la postura de su exjefe de gabinete y sucesor en la ciudad.

Desde la CC-ARI de Elisa Carrió puntualizaron que “en Juntos por el Cambio hay distintos tipos de legitimidades y liderazgos”, para insistir: “Cada uno de nosotros debemos jugar un rol en la cancha”. Reiteraron que “las cosas que dijo (Macri) ya las repitió en las reuniones de Juntos por el Cambio” y solo se permitieron cuestionar “los tiempos” elegidos para la “ruptura del silencio”, como lo calificara el propio exmandatario en el texto.

En cambio, Alberto Asseff, socio de Miguel Ángel Pichetto en la pata peronista de Juntos por el Cambio, calificó de “muy bueno” el artículo y afirmó que “coincidía” con su contenido. “El líder es Macri”, afirmaron desde la rama bonaerense de UNIR, el partido de Asseff, y en tácita respuesta al “ala moderada”. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí